Una perfumista de estirpe

Camille Goutal se ha convertido en la responsable de los aromas de la firma que creó su madre, la perfumista Annick Goutal

Annick Goutal ha sido una de las perfumistas más especiales de la segunda mitad del siglo XX. El recuerdo de esta prestigiosa 'nariz', fallecida muy joven, sigue vivo en sus perfumes y ahora, es su hija quien toma el relevo. Camille Goutal no sólo asumió la responsabilidad de llevar las riendas de la firma tras la muerte de su madre, sino que ahora acaba de demostrar que en el arte del buen perfumista, la genética sí tiene una pequeña influencia.

La joven ha creado la nueva fragancia femenina de la firma, Quel Amour!, un aroma floral cuya creación ha estado unida a una bonita historia: después de un largo viaje lejos de su novio, cuando Goutal regresó a casa se encontró que éste había rociado la escalera de peonías rosas, sus flores favoritas. Como no podía ser de otra manera, estas flores se convirtieron en la base del aroma.

Y una nota aún más nostálgica que convierte, si cabe, en más entrañable al aroma: Quel Amour era el apelativo cariñoso que Annick Goutal pronunciaba para referirse a su hija. El aroma estará a la venta en España a partir de mediados de septiembre. De lo que no hay duda es de que este perfume, que sigue la línea de los clásicos de esta maestra perfumista, garantiza la continuidad de una firma que nació con una filosofía muy clara, basada en el cuidado extremo en la realización de los productos, en la exigencia en los componentes, en los acabados a mano y en un universo sofisticado que rodea cada perfume.

Más sobre