Perfumes para jugar

Una firma parisina ha creado un estuche de cinco perfumes que permite elegir el aroma adecuado para cada estado de ánimo

El humor es cambiante y a menudo se apodera de la mente e influye en la persona. ¿A quién no le gustaría poder desterrar las iras que amargan una jornada que podría ser perfecta, o bien prolongar la quietud conseguida en una tarde junto al mar? Todo esto se hace posible gracias a Sautes D’Humeur (Cambios de humor) nombre de la lúdica propuesta que presenta la firma L’Artisan Parfumeur, caracterizada por seguir utilizando en la fabricación de sus perfumes los mismos métodos artesanales que ya usara en sus inicios, allá por el siglo XVII.

El juego consiste en un cofre mágico que encierra cinco frascos diferentes de perfume, cada uno de ellos indicado para un estado de ánimo.
Si la cólera y el malhumor le invaden, nada mejor que recurrir al frasco rojo D`Humeur Massacrante, que disipa las iras a través de sus partículas de olor, y consigue que el día sea más llevadero.

Si por el contrario, la alegría y la felicidad son las notas dominantes de la jornada, usar el frasco color rosa D`Humeur à Rien consigue que el optimismo se contagie a los demás, como una carcajada sonora.

D`Humeur Jalouse es la esencia indicada para esos momentos en que los celos y las envidias se apoderan de la mente. Esta esencia plena de notas contradictorias, como un corazón celoso, lleno de odio y amor a la vez, ayuda a paliar el efecto venenoso de las pasiones, a través de su frasco color verde.

También hay días en los que la melancolía se apodera del espíritu, y sólo apetece escuchar una música decadente o mirar la lluvia caer a través de una ventana. Para esos días está indicado el color gris, que encierra la fragancia D’Humeur á Rien, la cuál potencia el misticismo y el deseo de encontrarse con uno mismo.

Por último, no hay que olvidar esas jornadas en las que la ensoñación y la pereza nos dominan, como si uno despertara de una dulce siesta estival... Nada más grato que poder prolongar la calma de estos instantes, y aunque sólo sea por una vez, dejar que la somnolencia invada el espíritu, eligiendo el frasco azul D’Humeur Rêvense, cuyo tierno aroma envuelve el ánimo en una nube de tranquilidad.

La propuesta de juego ya está hecha, ¿a qué color apostará hoy?

Más sobre