El actor Mathieu Kassovitz, imagen del primer perfume masculino de Lancôme

El intérprete francés, protagonista del filme 'Amélie', es el rostro de 'Miracle Homme'

La relación de la firma Lancôme con el mundo del cine es cada día más estrecha. Tras usar durante mucho tiempo a la bella Isabella Rossellini como imagen de la marca, ampliaron su universo de modelos-portavoces con rostros como el de Inés Sastre (Trésor); Marie Gullian (Ô Ôui!); Juliette Binoche (Poême) o Uma Thurman para el perfume Miracle. En su primera incursión en el mundo de la cosmética masculina, el cine ha vuelto a servir de inspiración para dar a conocer su última fragancia, Miracle Homme.

El elegido ha sido un actor-director sin duda diferente a los modelos habituales: Mathieu Kassovitz, el protagonista de la película francesa Amélie, uno de los grandes éxitos de la cartelera actual. En palabras de los responsables de la firma, Mathieu fue elegido por encarnar "la libertad para inventar, crear y vivir en armonía consigo mismo, sin dejar de explorar las posibilidades hasta que se cumplen, lo que representa la expresión misma del milagro que da nombre a la fragancia".

Kassovitz es algo más que un hombre atractivo de mirada interesante. Es un director cinematográfico comprometido que, en 1995, y con su segundo largometraje, consiguió nada menos que la Palma al Mejor Director en Cannes por la durísima película El Odio, que trata con crudeza el tema de la inmigración, el racismo y la violencia extrema en los barrios marginales. Su carrera como director continúa con las películas Asesinos y Los Ríos Púrpura, ambas de enorme éxito en Francia.

Su excelente trayectoria como director no le ha impedido trabajar como actor en proyectos ajenos, como hiciera en la película Un Héroe Muy Discreto de Jacques Audiard, interpretación por la que obtuvo el César al Mejor Actor. En 1999, trabajó junto a Nicole Kidman en Birthday Girl, y actualmente se prepara para el próximo largometraje de Costa Gavras.

Más sobre