Sevilla tiene un olor especial

Una firma lleva más de 10 años creando aromas inspirados en la ciudad hispalense

Su magia y su duende han conquistado almas y corazones a lo largo de los siglos. Y su aroma... Cuando uno regresa de Sevilla se trae en la memoria sus preciosas callejuelas, sus patios repletos de flores, sus coches de caballos y, sobre todo, ese olor dulce y envolvente que desprende cada calle, cada plaza cuando llega la primavera. Azahar, naranjo, jazmín, lavanda. Toda una fuente de inspiración para los más grandes perfumistas: el propio maestro Jean Paul Guerlain creó Flora Nerolia, un perfume basado en el azahar, que le recuerda a la ciudad hispalense.

Con la capital andaluza como fuente de inspiración nació Agua de Sevilla, una empresa fundada en 1987 y que tiene en la cosmética uno de sus ejes fundamentales (además de dedicarse a los sectores de las joyas, los complementos, la hostelería, el hogar y la moda). Poco a poco sus productos se van convirtiendo en un clásico de la ciudad, lo que en gran medida se debe a sus singulares rasgos. Los productos de la firma se reparten a diario en coches de caballos por la ciudad andaluza, lo que se corresponde con una filosofía de empresa muy ligada a lo andaluz y al mundo ecuestre.

Y aún va más allá: cada acontecimiento extraordinario que sucede en la ciudad hispalense tiene su reflejo. De hecho, el nacimiento de su perfume más característico, Agua de Sevilla, estuvo muy vinculado a la celebración de la Exposición Universal de Sevilla en 1992. Esta fragancia tiene también su equivalente para hombre, Noir, un aroma oriental y amaderado. Otra de las creaciones de la firma es Agua Real, una línea que nació en la primavera de 1995 con motivo de un importante acto: el enlace de la Infanta Elena en Sevilla. Completan la oferta Bulería, Agua de Naranjos de Sevilla y Agua de Lavanda de Sevilla.

La firma, que se encuentra en pleno proceso de expansión y prevé sumar a sus tiendas en Sevilla una nueva en Madrid, acaba de fichar a Patricia Medina Abascal como nueva imagen de la firma. La joven, de 28 años, es sobrina de Nati Abascal, y siempre ha estado muy vinculada a Andalucía. Refleja a la perfección la mezcla entre las raíces y la vocación cosmopolita de la firma, que pretende demostrar que el aroma de Sevilla es especial.

Más sobre