Los clásicos nunca mueren

Algunos perfumes sobreviven a lo largo de décadas y conservan en la actualidad el éxito de sus comienzos

Cada año se lanzan al mercado más de 100 nuevos perfumes, pero sólo unos cuantos resisten al paso del tiempo. Y es que ser un clásico no está al alcance de todos. El secreto para permanecer vigente en el mercado durante décadas es, hoy en día, desconocido.

Sólo cuando han transcurrido los años y, con júbilo, las compañías cosméticas comprueban la excelente salud de que siguen disfrutando algunas de sus fragancias, pueden asegurar que dieron en la diana. Sin embargo, y como es lógico, todos los perfumes nacen con la vocación de convertirse en un clásico, pero son muy pocos los que pueden presumir de conseguir este gran triunfo. Tal y como ocurre con la música, algunos perfumes son como una sinfonía de Tchaikovsky, una suite de Bach o un concierto de Haendel, auténticos mitos que han sabido imponerse a las modas y estilos.

Los grandes del perfume
El modisto Paul Poiret fue pionero en crear Les parfums de Rosine, su propio perfume como prolongación de su costura. Fue en 1921 cuando Coco Chanel presentó su célebre Nº5 y, a partir de ese momento, los grandes de la alta costura, Worth, Lanvin, Patou, Molyneux, Schiaparelli, Carven, Rochas y Balmain, crearon sus fragancias, comprendiendo la importancia -y las ganancias- que podía aportar un perfume a su carrera.

Cuando Christian Dior creó su casa de costura, también presentó Miss Dior, un perfume que, tal y como le ha ocurrido a la mayoría de los creados por los diseñadores, componen la galería de los grandes clásicos. Actualmente, salvo las fragancias bajo las marcas de Guerlain y Lancôme, los perfumes siguen muy ligados al mundo de la moda y han sido los modistas-perfumistas quienes han sabido crear la mayoría de los perfumes tradicionales, tanto femeninos como masculinos.

El mito del perfume clásico por excelencia sigue estando ligado a toda una leyenda en el mundo del aroma, Chanel No 5, la esencia estrella de la casa francesa que, con 80 años de vida (1921), es el que mejor se ha conservado, pues sigue siendo líder de ventas no solamente en España sino también en el mundo. Cuando a alguien le preguntan por un clásico, el perfume de Marilyn no falla.

Más sobre