La mayoría de los modistas, nacionales e internacionales, se ha lanzado al mundo de los perfumes, creando sus propias fragancias y dotando al frasco de una personalidad que refleja su particular universo creativo, presente en cada uno de sus diseños.

Muchos modistos ven en este mundo de las fragancias la faceta más comercial del mundo del diseño, y es que no hay diseñador que se precie sin su propio perfume. Tanto es así, que muchos creadores tienen varias fragancias en el mercado. Son aromas con nombre propio, con olor a moda. Le descubrimos algunos de ellos.

Más sobre