Regala deporte y salud con conocimiento

Por Estefanía Arnaldo

by hola.com

Se acercan los reyes, y uno de los regalos más recurrentes son los artículos deportivos.
Antes de pedir o regalar según qué artículos deportivos, te recomiendo que te leas estos consejos:


1-No fantasees, si vas a comprar algo, que sea para usarlo. El hecho de tener una cinta de correr en casa no significa que la vayas a usar. El procedimiento es exactamente el contrario, si usas mucho una cinta de correr, entonces empieza a plantearte si en casa te haría el mismo papel.

2- La calidad se paga. No tiene nada que ver cualquier producto de fitness que encuentres en tu gimnasio con lo que puedas comprar para tu casa. La etiqueta de “uso doméstico” implica que no tiene las mismas capacidades. Todos los aparatos de uso doméstico son mucho más frágiles y tienen una estabilidad y generalmente una calidad muy inferior a los profesionales. Antes de comprar prueba.

3-Segunda oportunidad. Internet está lleno de cintas, bicis, o elípticas que alguien compró en su día sin leerse este artículo y que ahora no saben qué hacer con ello. Ha pasado al menos un año desde que lo compraron y lo han usado como mucho 3 veces. Un consejo, están locos por sacarlo de casa, estos aparatos ocupan mucho espacio, puedes bajar mucho el precio en la negociación.

4- Si compras online, asegúrate de que tu pedido está completo y es correcto antes de firmar el resguardo del mensajero. Conozco más de un caso en que el material ha llegado en mal estado o sencillamente incompleto.
5- A la hora de regalar, asegúrate de que el vendedor permite cambiar el producto o la devolución del importe. Harás un favor muy grande al receptor de tu regalo.

6- Uno de los argumentos por los que la gente compra productos de fitness para casa es para ahorrarse el dinero del gimnasio. Yo te recomiendo que calcules el precio del aparato, pero también el de un par de metros cuadrados de tu vivienda. Si realmente te sobra el espacio adelante, pero si tu casa es reducida, piensa que estas máquinas se ven más pequeñas en un centro o en un gimnasio de lo que luego se van a ver en mitad de tu salón.

Dicho esto, nada mejor que regalar deporte a tus seres queridos, eso demuestra que te preocupas por ellos y que te gusta verles felices.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie