Esta Navidad, ¡no te olvides de entrenar!

Por Juan Rallo

by hola.com

La navidad ya está aquí, los anuncios de colonias y la iluminación en los grandes almacenes se encargan de recordártelo. Hay pocas cosas más rituales que la navidad, y otro clásico de estas fechas es que, cada española va a coger entre kilo y medio y dos kilos de peso.
En hola.com somos muy buena gente, así que no te vamos a pedir que dejes de comer estos días. Pero si te vamos a dar algún consejo, para que salgas indemne de estas fechas, o incluso, que las termines mejor de lo que has empezado.

Tratar de huir de las comilonas en navidad es algo casi imposible, por eso vamos a partir de la base de que durante estos días vas a comer más de lo habitual, sobre el papel esto significaría un ligero aumento energía disponible, que si no se usa acabará convirtiéndose en un amento de grasa corporal.
Otro de los peligros de la navidad es que viene justo en la etapa de mucho de frío, justo cuando empieza el invierno, así que tapadas todas, no se nota tanto el exceso como se notaría en biquini, lo que nos ayuda a tomarnos unas libertades que no nos favorecen para nada.
Pero, a cambio, las navidades tienen sus ventajas, entre ellas, es que dispones de algo más de tiempo libre, vamos a tratar de aprovechar ese tiempo y esa energía extra para mejorar algunas cualidades en el gimnasio.
Si aprovechas esa energía extra en entrenar un poco más y un poco más intensamente, conseguirás darle la vuelta a los efectos de la navidad, ya que conseguirás quemar ese extra de calorías y tonificar tu cuerpo y mejorar tus capacidades cardiovasculares.
Es verdad que en navidad da más pereza, incluso, que el resto del invierno salir al correr, al frío se le suma el ambiente festivo de las calles, y el hecho de que la gente esté de fiesta hace que te sientas rara corriendo por las calles. Pero debes tratar de darle la vuelta. Correr en estas fechas por las avenidas decoradas con el espíritu navideño, hace que el recorrido se haga más llevadero. Así que en lugar de ir a ver la iluminación de tu ciudad con afán consumista y parando en cada puesto de churros o castañas, cálzate las zapatillas y recorre tu ciudad aprovechando el tiempo y gastando más calorías y menos dinero.
Otra forma muy interesante de recorrer tu ciudad corriendo es apuntándote en la San Silvestre. Esta carrera te permite, entre otras cosas medirte año a año y ver si te estás haciendo mayor, o estas rejuveneciendo. Llévate el crono y crea un nuevo hábito en tu vida.
decides si prefieres terminar las vacaciones mejor de lo que las empezaste, o por el contrario enfrentarte a una cuesta de enero también en el terreno físico.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie