Todo lo que debes saber de la L-Carnitina

by hola.com

Con la llegada del verano, somos muchas las que empezamos la “operación biquini” con la intención de “lucir palmito” en la playa y en la piscina. Hacemos dieta, nos damos cremas anticelulíticas y en la mayor parte de los casos, tomamos algún producto que nos ayude a quitar esos quilos de más.

Yo soy una habitual de las cremas reductoras y por este motivo os voy a hablar de la L-carnitina ya que es un componente muy habitual de éstas.

La L- carnitina se sintetiza a partir de los aminoácidos lisina y metionina en el hígado y en los riñones. Tiene como función el transporte de la grasa a las mitocondrias para favorecer su combustión y obtener así energía. Si no hubiese L- carnitina los ácidos grasos quedarían en la sangre, almacenándose en forma de triglicéridos.

La L-carnitina está recomendada para personas con sobrepeso cuya finalidad es conseguir un peso adecuado con una dieta hipocalórica y ejercicio físico. Con esto lo que quiero decir, es que no sirve de nada tomarse la L- carnitina sino cuidamos otros aspectos.

Hay que tener especial atención en cómo tomamos la L-carnitina. Normalmente, viene combinada con otros componentes que también tienen efecto lipolítico. Por ejemplo, es muy frecuente encontrar preparados de L-carnitina y fucus. En este caso, personas con problemas de tiroides no podrían tomarla ya que el fucus es un estimulador de la glándula tiroidea.

¿Qué alimentos contienen L-Carnitina? Me gustaría destacar que podemos encontrar L-carnitina en la carne (principalmente roja), leche, levadura, coliflor y germen de trigo.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie