Plazo sí, plazo no

Por Juan Rallo

by hola.com

Debes ser de otro planeta si no has oído frases del tipo “pierde hasta 4 cm en una semana” o “prepara una maratón en 4 meses”, presentadas en su infinidad de posibilidades.

Los plazos tienen una componente muy motivadora ya que te garantizan un tiempo máximo de esfuerzo y unos resultados. Yo soy un gran defensor de los plazos, y con mis clientes siempre los uso. Te ayudan a mantener el nivel de intensidad en el entrenamiento y con el comportamiento fuera del gimnasio durante un periodo de tiempo definido. No me gusta eternizarme con los clientes sin tener un objetivo definido, trabando por trabajar sin ir a ningún lado, ni es bueno para ello como clientes ni para mi como entrenador.

Por eso te aconsejo que cuando te propongas un objetivo, lo hagas también con plazos, ver la luz al final del túnel te ayudará a recorrerlo con mayor determinación. Para ello te aconsejo que te pongas en manos de un buen profesional que te ayude a planificar tus objetivos y tus plazos, bien sean adelgazar 10 kilos, correr 10 km o sencillamente lucir tu cuerpo 10. Pero si por el motivo que sea no puedes contar con la prescripción de un profesional, elige bien tus fuentes. Intenta que los planes vengan de escritores y medios de profesionalidad contrastada, y no de cualquier producto milagroso que te conceda tus deseos con el mero hecho de pagar.

Así, en lo que a mi respecta, claramente plazo sí, pero realistas.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie