Eva Mendes cuenta cuál es la dieta que le ha cambiado la vida

La actriz sigue una nueva versión del veganismo que sí recomienda el consumo de carne

Las nuevas tendencias de alimentación healthy animan a sus seguidores a interesarse por el tipo de nutrientes con los que preparan sus platos, sistemas entre los que el recién llegado batch cooking, por ejemplo, propone el confeccionar un menú semanal para cocinar todo en un solo día sin recurrir a ingredientes ultraprocesados. En cuanto a los enfoques tradicionales, continúan imbatibles, pues la mediterránea ocupa, año tras año, el primer puesto en el ránking de las dietas más recomendadas por nutricionistas. Y si hablamos de métodos modernos, son las celebrities las que presentan al mundo los regímenes a los que muchas se apuntarán en los meses posteriores y, mientras que el año pasado eran Elsa Pataky o Gisele Bündchen quienes culpaban de su tipazo al ayuno intermitente, ahora es Eva Mendes la que revela que el Pegan ha transformado su vida

eva-mendes-dietaVER GALERÍA

-El postre efecto vientre plano para golosas que adoran las 'celebrities'

La dieta del Dr. Mark Hyman

Ha sido a través de sus redes donde la actriz de Miami ha revelado que sigue la dieta Pegan: "Mirad, no quiero decir que el Dr. Hyman haya cambiado mi vida - reservo eso para mi hombre - pero el Dr. Hyman ha cambiado mi visión de todo lo que se refiere al bienestar", ha escrito la actriz, quien añade que "sus libros son siempre informativos pero nunca condescendientes y siempre son reveladores e inspiradores". ¿La última de las publicaciones del experto? La dieta Pegan, que Mendes recomienda "si quieres volverte healthy de manera sencilla". En la página web del doctor, apuntan que el objetivo del especialista en medicina funcional es claro: conseguir una salud vibrante enfocada en la felicidad, una meta que se consigue al comprender el poder sanador que esconde la comida. 

Veganismo, sí... pero con un giro

La dieta Pegan de la que habla el Dr. Hyman nace de la combinación de dos de los sistemas de alimentación más famosos de los últimos tiempos e irónicamente opuestos: el veganismo y la dieta Paleo. El primero prescinde de cualquier ingrediente de origen animal y desde la Clínica Pilar de Frutos nos contaban que "al haber menos ingesta de grasas y colesterol, y un mayor consumo de fibras y vitaminas como la C y E, la dieta vegana puede prevenir la obesidad, la diabetes y frenar problemas de hipertensión". Eso sí, para notar verdaderos beneficios, el control de grasas saturadas, sal y azúcares refinados resulta fundamental, además de suplir las carencias nutricionales de proteínas, calcio o vitamina B12 con alternativas vegetales. 

dieta-pecanVER GALERÍA

-Ayuno intermitente circadiano, la forma fácil de probar la 'no dieta' de moda

En cuanto a la dieta Paleo, propone unas normas contrarias a las del veganismo: se basa en la alimentación a base de las materias primas que se supone que consumían los humanos de la era Paleolítica, unos 10.000 años atrás. El menú es rico en pescado, carnes magras (no grasas), semillas, frutos secos, frutas y vegetales. Desde la Clínica Mayo señalan los dos motivos por los que elegir este método: perder peso o mejorar la planificación y equilibrio en las comidas. En la lista de ingredientes 'prohibidos', recomiendan que se eviten los cereales de trigo o cebada, los azúcares refinados, las lentejas, las judías pintas, las patatas, la sal, los lácteos y los ultraprocesados. 

Las claves del método 'Pegan'

En general, esta dieta destaca por ser menos restrictiva que la vegana o la Paleo y, si bien favorece el consumo de vegetales y fruta - deberían sumar el 75% de la ingesta diaria -, también recomienda la carne en pequeñas dosis. Además, algunos pescados, frutos secos (excepto cacahuetes), semillas y legumbres están permitidos si se controlan las cantidades. En cuanto al tipo de verduras y frutos más aconsejables, de las primeras mejor sin almidón, como la acelga, la berenjena, el apio, los brotes verdes, la coliflor, el pepino o las zanahorias, entre otros; y de los segundos, los de bajo índice glucémico que minimicen los niveles de azúcar en sangre, como las cerezas, las peras, el melocotón, el pomelo o las ciruelas pasas. 

eva-mendesVER GALERÍA

-Superalimentos détox que aceleran los resultados de tu dieta

Por último, la parte de la dieta que mayor confusión genera recae en el consumo de proteínas de origen animal, que abarcarán un 25% del menú diario. El Dr. Hyman señala que las carnes o huevos de granjas industriales deberían evitarse en la medida de lo posible, en cambio, los alimentos de procedencia ecológica son los que habría que elegir. Y como norma para escoger el pescado con el sello de aprobación Pegan, los más recomendables son los de bajo contenido en mercurio, como el salmón o las sardinas. 

Los beneficios de la dieta

Aunque "dieta" es la palabra con la que el doctor define a este sistema de alimentación, su objetivo es que, como dice Mendes, se convierta en un cambio de vida a largo plazo con el que mejorar la salud tanto física como mental. Como consejo que el experto ha ofrecido en sus redes a quien se apunte a su sistema, Hyman recomienda constancia: "Recuerda que la meta no consiste en ser perfectos sino en tener unas guías sencillas que puedan mantenernos sanos por muchos años. La dieta Pegan es una filosofía y enfoque de la salud. Trata sobre hacerlo lo mejor que puedas y despedirte del estrés y la ansiedad por la comida". 

Más sobre