Si vas a comprar una crema antiedad, busca estos 4 ingredientes

No sólo el ácido hialurónico es básico en este tipo de fórmulas, en invierno debes tener en cuenta otros activos

Mientras que en primavera y verano la piel pide texturas ligeras y refrescantes con las que hacerle frente al calor, ahora ocurre justo lo contrario, son las fórmulas ultra nutritivas que más abrigan el rostro las que queremos en nuestro neceser durante el invierno. Si has decidido que es hora de adaptar tu ritual de belleza a las bajas temperaturas, existen 4 superingredientes antiaging que recomiendan los expertos cuando hace mucho frío. Eso sí, a la hora de evaluar sus resultados, evita caer en la bautizada como 'impaciencia cosmética', dale tiempo a estos activos a que hagan su trabajo y sé constante con una rutina diseñada para plantarle cara al viento, las heladas y los cambios extremos de temperatura. 

cremas-inviernoVER GALERÍA

- Ampollas faciales, el cosmético monodosis que rescata tu piel

Las consecuencias de un frío histórico

Además de las capas de abrigo con las que protegerte del frío, la piel también necesita un escudo igual de potente para superar con éxito la prueba a la que se somete durante esta estación: "En invierno nuestra piel está expuesta al viento, el frío, la baja humedad ambiental - normalmente por la calefacción -, y los contrastes de temperatura. No en vano, aumenta el número de consultas por sequedad excesiva, tirantez, descamación, rojeces en las mejillas, sensibilidad y pérdida de luminosidad", revela Laia Puig, responsable de cosmética de LPG. Además, la farmacéutica Rocío Escalante avisa de que si bien "todas las pieles pueden sufrir deshidratación, incluso las grasas o mixtas, las más sensibles son las pieles secas, las pieles que sufren alguna patología dermatológica como rosácea o dermatitis, las pieles hipersensibles y las pieles maduras".

Como problema extra, irónicamente este frío que ha alcanzado cotas históricas puede quemar la piel: "Por ese motivo se vuelve reseca, sensible, aparecen rojeces y en algunos casos asperezas.  Además, el frío continuado actúa en capas más profundas generando una sensación de alarma continua y obligando a la piel a generar, en algunos casos, anticuerpos para protegerla del ataque externo", avisa Paola Gugliotta, fundadora de Sepai y APoEM, quien recomienda texturas ricas y calmantes como el aceite Calm Rose Hip Oil de APoEM. Una vez conoces todos los riesgos que entraña el invierno y te has convencido de que necesitas una crema antiaging a la altura de las circunstancias, fíjate en que incluya alguno de estos 4 ingredientes. 

cremas-invierno-activosVER GALERÍA

- Nuevos fichajes de belleza que aún no conoces ¡pero deberías!

Los 4 fantásticos del invierno

1. Ácido hialurónico:  "Es capaz de contener hasta 1.000 veces su peso en agua, por lo que es el principal responsable de la turgencia, elasticidad e hidratación cutáneas", recuerda la experta de LPG de un activo que también vive su momento de gloria en verano por la deshidratación que sufre la piel a causa de las temperaturas extremas. Eso sí, la especialista señala que el tamaño importa mucho a la hora de incorporarlos en una rutina de belleza: "Los fragmentos de alto y muy alto peso molecular - poco hidrolizados -, se quedan en el estrato córneo de la piel y protegen superficialmente. Los de mediano peso molecular penetran hasta epidermis media y tienen actividad renovadora y cicatrizante. Y los de bajo peso molecular penetran hasta epidermis profunda y tienen actividad cohesionadora e hidratante". 

2. Ceramidas: Lara Puig describe a estas "moléculas lípidas (grasas) que se encuentran de manera natural en nuestra piel, cabello y uñas" como una especie de pegamento. El resultado al aplicarlo de forma tópica sobre el rostro es un 'efecto relleno' pues "su función es la de sellar y conservar la hidratación de la piel y mantener la función barrera cutánea frente a todos los agentes externos e infecciones bacterianas". 

reissVER GALERÍA

- Descubre AQUÍ los cosméticos que mejor cuidan tu piel cuando hace frío

3. Péptidos: La ventaja de este tipo de activos entre los que se cuentan el Palmitoyl, el Haloxyl o el Matrixyl es su tamaño, lo suficientemente pequeño para que penetren con facilidad en la piel. "Dependiendo del número de aminoácidos unidos, hay tetrapéptidos que son muy útiles para mejorar las bolsas de los ojos o las patas de gallo. También pentapéptidos que estimulan la reparación de los tejidos y su cicatrización, además de contribuir a sintetizar nuevo colágeno y ácido hialurónico. E incluso hexapéptidos que actúan sobre las arrugas dinámicas, relajando la musculatura", aclara la responsable de cosmética de LPG.

4. Antioxidantes: Por último, los responsables de combatir el daño que los radicales libres infligen a los tejidos, entre los que se encuentra el envejecimiento prematuro, están especialmente presentes en las vitaminas C y E. El ser humano cuenta con este tipo de sustancias de forma natural en el organismo, sin embargo, conforme pasan los años su cantidad disminuye, por lo que es necesario administrarlos de manera externa a través de la nutricosmética o las fórmulas cosméticas, por poner dos ejemplos. 

Más sobre