Lo que las dietistas desayunan tras la cena de Nochebuena

Ayuno intermitente, zumos desintoxicantes y otros consejos de las profesionales para recuperarte tras una noche de excesos

Entre 3 y 5 kilos es la media que, según el Instituto Europeo de Obesidad, engordamos durante diciembre, mes de las fiestas (en torno a la mesa) por excelencia. Sin embargo, no es ese el único efecto de unos días de excesos: tras una cena copiosa (veánse Nochebuena o Nochevieja), hay consecuencias mucho más inmediatas que podemos englobar con los términos empacho resaca. Levantarse con sensación de malestar (general, pero sobre todo estomacal) es un clásico después de una noche en la que hemos comido en exceso (y sin cortarnos con los alimentos más grasos) y/o hemos bebido más alcohol del habitual. ¿Cómo acelerar la recuperación y volver a sentirnos ligeras? Varias dietistas nos han contado qué hacen, al día siguiente, para desintoxicar su cuerpo tras una cena así.

chiaraferragniVER GALERÍA

- ¿Una Navidad sin engordar? Los expertos nos dan sus mejores consejos

Ayunar, ¿sí o no?

No es nada raro que, tras una cena (muy) copiosa, nos planteemos hacer ayuno intermitente y saltarnos el desayuno. ¿Es una buena opción según las profesionales? La mayoría coinciden en que, siempre que no pertenezcamos a grupos con condiciones que lo contraindiquen (diabéticos, mujeres embarazadas o ancianos, por ejemplo), puede beneficiarnos. "Nos ayudará a sentirnos más ligeros y a darle un reposo digestivo a nuestro sistema que ha estado tan atareado con la cena de la noche anterior. Si el objetivo es mejorar la digestión, aconsejaría beber infusiones como té de jengibre, té con anís o té de manzanilla", recomienda Laura Parada, nutricionista de Slow Life House.

Beatriz Larrea, health coach y experta en belleza holística (@blarrea), aboga igualmente por esta postura: "Yo creo que después de cenas muy pesadas la mejor opción es darle al cuerpo en periodo de descanso, por lo que debemos de aplicar el ayuno intermitente. Piensa que después de cenar muchas calorías, tu cuerpo no necesita más comida; lo que necesita es un periodo de descanso para depurar, reparar y restaurar funciones metabólicas y digestivas", afirma.

Su consejo es conectar con el cuerpo y ser consciente, al levantarte, de si realmente tienes hambre o no. "Si cenaste hacia las 10 de la noche y terminaste a la 1 de la mañana es poco probable que tengas hambre real a las 9 del día siguiente. Recuerda que lo mínimo que debemos de hacer de ayuno son unas 12 horas y cuando cenas mucho, llegar a 16 horas es lo óptimo", aconseja. Si, al contrario, cenaste pronto y quieres comer algo al levantarte, la opción en la que Beatriz coincide con otras expertas es prepararte un zumo que ayude a desintoxicar el organismo.

smoothie-detoxVER GALERÍA

- Ayuno intermitente: cuántas horas tienes que hacerlo para adelgazar

El 'smoothie' détox perfecto

"Los smoothies, al ser líquidos, están pre-digeridos y no requieren un esfuerzo grande por parte del sistema digestivo. De esta forma continuas cierto tipo de ayuno. Además, al ser de frutas y verduras, contienen nutrientes y fitoquímicos que soportan las funciones depurativas del cuerpo", explica antes de revelar su receta ideal (y vegana): medio plátano, media manzana verde, un trocito de apio, un cuarto de pepino, una taza de espinacas, un poco de kale, dos nueces, semillas de lino, una cucharada de colágeno (puedes sustituirlo por semillas de cáñamo o proteína vegana), una cucharadita de canela, zumo de limón, bebida de almendra y, si lo deseas frío, hielo.

Este zumo contiene muchos ingredientes que otras profesionales de nutrición también aconsejan, especialmente si tu malestar se debe a un consumo excesivo de alcohol la noche previa. El plátano, por ejemplo, es rico en potasio, un nutriente que el alcohol reduce en el organismo. Además, si te has pasado con las copas, deberías tomar este tipo de zumos -e incluso un desayuno completo- a la mañana siguiente en vez de ayunar. "Si hemos bebido alcohol en la cena, el ayuno intermitente no es lo más recomendable, porque después de haber bebido alcohol, estar al día siguiente sin tomar ningún hidrato de carbono, proteínas o grasas para poder asentar esa cena, es someter al cuerpo a mucho estrés",  explica la doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza. 

La doctora Rosso también se decanta por un batido verde para la mañana siguiente. Su receta incluiría "jengibre, que tiene propiedades que mejoran la circulación y detoxifican mucho; pomelo, que tienen bajo aporte calórico y ayuda a la depuración del hígado; cúrcuma, que es muy antioxidante; piña, por su efecto diurético; y alguna verdura como kale o espinaca", enumera, además de citar las infusiones como opciones perfectas para rehidratar el cuerpo.

mathildegoehlerVER GALERÍA

El desayuno (completo) de las dietistas tras una cena copiosa

Sin embargo, también existen profesionales que prefieren un desayuno completo (aunque siempre détox) para devolver al organismo la normalidad. La doctora Juana Coronado, del equipo médico de la Clínica Mira+Cueto, pertenece a ese segundo grupo. "Lo ideal para empezar el día después de una cena de excesos de comida y alcohol es realizar un desayuno depurativo, antioxidante y ligero. También energético, porque solemos estar más cansados y tenemos que afrontar la actividad del resto del día". 

Su propuesta incluiría una infusión digestivas (manzanilla, menta, hinojo, salvia o té verde), cereales o pan (integrales en ambos casos, para evitar los picos de azúcar y sentirte más saciada gracias a la fibra) y fruta. "Las frutas ayudan a eliminar toxinas, contienen bastante líquido, son fáciles de digerir y poseen alto contenido de antioxidantes", explica la doctora Coronado, que recomienda la piña o la papaya, porque son "diuréticas y facilitan la digestión", y la manzana, "una de las frutas más depurativas y que contiene bastante fibra con acción absorbente ayudando a la eliminación de toxinas". Si el problema de tu malestar post-Nochebuena ha sido el alcohol, Juana Coronado aconseja beber abudante agua para rehidratar el cuerpo, optar por frutas ricas en potasio como el plátano y tomar miel porque "ayuda a metabolizar el alcohol más rápidamente".

Esa primera comida también puede incluir proteínas con bajo aporte calórico, como huevo, jamón de pavo o jamón serrano "quitándole la grasa", recomienda. Y es que incluso aunque no quieras saltarte el desayuno u otras comidas, sí es beneficioso reducir la ingesta calórica y de grasas poco saludables para compensar los excesos. "Se recomienda reajustar la ingesta calórica los días entre las fiestas, tanto en el desayuno como en el resto de las comidas del día", opina la doctora Coronado. Comer 4 o 5 veces al día para "estimular el metabolismo y evitar tener demasiada hambre", planificar los menús en busca del equilibrio y, por supuesto, realizar ejercicio son otros de sus consejos para no engordar y sentirte mejor durante esta época.

pernilleteisbaekVER GALERÍA

- Las peores dietas de 2020 y por qué no deberías seguirlas en 2021

Los alimentos que debes evitar

En lo que sí coinciden las cuatro expertas consultadas es en qué deberías evitar al día siguiente de una cena abundante. Todas ellas mencionan los alimentos altos en azúcares refinados y ultra procesados ("su composición alta en azúcares grasas y aditivos los convierte en alimentos que nos estimulan a comer más y más", explica Laura Parada), aquellos ricos en sal ("favorecen la retención de líquidos y nos harán sentirnos más hinchadas") y, por supuesto, bebidas con alcohol. "Favorecen a la deshidratación del cuerpo, son tóxicas y suman calorías vacías", concluye la nutricionista en línea con la opinión de sus colegas.

Más sobre