La ciencia revela qué mal hábito envejece mucho más de lo que crees

En tiempos de estrés, el insomnio se convierte en el peor enemigo 'antiaging'

Tomar el sol es el factor externo que más envejece: esta es una opinión que comparten todos los dermatólogos, quienes señalan al protector solar como el mejor remedio antiaging. Sin embargo, además de los cuidados de la piel, existen otros métodos que aseguran un cutis bonito y luminoso, por ejemplo, evitar el tabaco, comer de manera saludable o beber suficiente agua. Ahora, los expertos revelan un problema que muchas sufren en tiempos de pandemia y que podría ser una causa que acelera el envejecimiento: el insomnio. Resulta que un buen descanso no solo ayuda a mantener un peso ideal, también es sinónimo de un rostro con menos arrugas y existen algunos métodos con los que evitar las horas muertas en la cama sin poder pegar ojo. Descubre el motivo por el que te cuesta más dormir y las herramientas con las que solucionarlo para levantarte con buena cara todos los días. 

dormir-bien-envejecerVER GALERÍA

-¿Crees que tus cosméticos no hacen efecto? Este puede ser el problema

Estrés: la raíz del problema

Puede que te encuentres entre el grupo de personas a las que siempre les ha costado dormirse, pero, incluso si no es así, te interesará saber que los especialistas explican que el insomnio es un fenómeno que cada día cuenta con nuevos casos. La pandemia y el estrés que genera son los culpables a los que apuntan: "Nuestro cuerpo está biológicamente preparado para movilizar todos sus recursos ante situaciones de alarma. Sin embargo, cuando la amenaza es tan poco precisa es muy probable que no nos sintamos capaces de afrontar los pensamientos intrusivos y catastrofistas", revela Aída María Rubio, psicóloga de Therapychat. 

Aunque el problema mundial que vivimos es un factor fundamental para explicar el aumento de los casos de insomnio, el cambio de hora de otoño es otra de las razones que perjudica el descanso: "La luz es un factor esencial para nuestro ritmo circadiano, una especie de reloj interno que ayuda a nuestro organismo a funcionar bien. Nuestro cuerpo se sincroniza con la tierra, y es lo que hace que se duerma mejor por la noche, cuando no hay luz, y que estemos despiertos por el día. Al reducir las horas de luz, con el cambio de hora, puede producirse un desequilibrio que afecte a la conciliación del sueño, al hambre y al estado de ánimo", explica la farmacéutica Rocío Escalante. 

dormir-bien-insomnioVER GALERÍA

-El error que estás cometiendo si crees que tienes la piel sensible

Envejecimiento acelerado

Aparte de levantarte de peor humor y con más hambre, dormir mál también es sinónimo de envejecimiento como revelan las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto, de la Clínica Mira + Cueto: "Se sabe que el estrés crónico puede dar lugar a una disfunción del sistema inmune, estrés oxidativo y daño del ADN, factores vinculados con el envejecimiento de la piel", aseguran las especialistas, quienes añaden que "el estrés psicológico-crónico estimula el sistema nervioso autónomo, sistema renina-angiotensina, y el eje hipotalámico-pituitario-adrenal". Las consecuencias de estas alteraciones son que el sistema inmune deja de funcionar correctamente así como un "aumento de la producción de radicales libres y daño del ADN, que son contribuyentes conocidos al envejecimiento de la piel, aunque en los mecanismos aún no se han definido claramente", admiten las especialistas.

Como prueba, las doctoras se apoyan en las investigaciones que han descubierto cuál es el número de horas que se considera insuficiente para mantener los tejidos saludables: "Algunos estudios han demostrado que dormir menos de cinco horas por noche se vincula con la aparición de más signos de envejecimiento y una reducción de la función barrera de la epidermis". El resultado es una piel más seca, con tendencia a las irritaciones y también a la aparición de arrugas y líneas de expresión. 

dormir-envejecerVER GALERÍA

-Cremas superventas: ¿por qué estas fórmulas triunfan en todo el mundo?

Hábitos que fomentan el descanso

Para solucionar el problema, levantarte de mejor humor, mantener a raya el apetito voraz y, de paso, retrasar la aparición de los signos de envejecimiento, existen técnicas con las que propiciar un buen descanso. Olvidarte de la tecnología a partir de cierta hora de la noche es el primero: "Ponte una alarma para irte a dormir, hazle caso y no te quedes en la cama con el móvil o el iPad hasta altas horas de la madrugada. Además de dañar la piel, los aparatos electrónicos pueden provocar insomnio. Así que por mucha crema y retinol que te apliques antes de dormir, si no duermes, no te despertarás con buena cara", aseguran las expertas de Mira + Cueto. Coco Brac de la Perrière, experta en mindfulness, détox digital y colaboradora de la app de meditación Petit BamBou, coincide con las doctoras: "La luz azul produce insomnio, así que consulta tus dispositivos un buen rato antes e intenta apagarlos antes de entrar en el cuarto". 

dormir-bienVER GALERÍA

-Ampollas faciales, el formato monodosis que multiplica los efectos de tu ritual

Además, Brac de la Perrière añade: "Meditar y poner el foco en el momento presente nos permite calmar la ansiedad y la frustración, anclarnos y disfrutar más del ahora, sin juzgarnos. Y esto a la vez combate cualquier adicción", asegura la experta sobre el poder que la calma mental tiene en el bienestar general. Rocío Escalante también señala a la dieta como clave para un buen descanso y recomienda reducir el aporte calórico de los platos a última hora del día: "Cena de forma ligera y al menos dos horas antes de acostarte, no podemos irnos a la cama con el estómago vacío, pero tampoco conviene cenar mucho porque una digestión pesada también puede dificultar el sueño. Lo ideal es cenar de forma ligera y hacerlo al menos dos horas antes de acostarse". Como truco extra, la farmacética revela un error común del que muchas son culpables: "El deporte nos ayuda a estar más cansados y por lo tanto a dormir mejor, pero no se debe practicar justo antes de dormir, porque su efecto es el contrario". 

Más sobre