Si sigues teletrabajando, esta es la tendencia 'healthy' con la que no engordar en casa

Se llama 'batchcooking' y ayuda a evitar picoteos entre horas

Elegir platos saludables en el desayuno, comida y cena es la solución más obvia para perder peso (o no engordar) si sigues teletrabajando. Como ideas, comienza el día con las tortitas de avena sin gluten con semillas de chía que Eugenia Silva elige para romper el ayuno nada más levantarse, benefíciate de la energía que aportan los carbohidratos a mediodía y, a última hora, copia las sopas de verduras que las celebrities toman para mantenerse en forma. Sin embargo, ¿qué pasa con esos aperitivos improvisados entre horas que disparan el aporte de calorías diario? Para no caer en la tentación de visitar el frigorífico entre videollamada y videollamada, o de prepararte un almuerzo deprisa y corriendo sin pensar en los ingredientes que utilizas, los expertos revelan la nueva tendencia con la que eliminar el descontrol de tu menú semanal.

comer-sanoVER GALERÍA

-Si comes fuera de casa este finde, apunta los 6 trucos con los que no engordar

Por qué el teletrabajo engorda

Aunque si se sigue una dieta equilibrada y se realiza ejercicio físico durante 45 minutos tres o cuatro veces por semana, los kilos de más no deberían preocuparte, los expertos de Germaine de Capuccini de Goya explican cuándo el teletrabajo sí puede ser sinónimo de engordar: "Un estilo de vida rápido y un gran número de horas invertidas en el trabajo pueden provocar que las personas consuman una mayor cantidad de alimentos prefabricados, sufran ansiedad o duerman menos horas; si a esto, unimos el sedentarismo del teletrabajo, tenemos un caldo de cultivo para la obesidad, la diabetes y el síndrome metabólico, entre otros", revelan desde el centro de estética que la marca tiene en la madrileña calle Goya. 

'Batchcooking' o cómo ordenar tu semana

Para romper con este hábito de prepararte platos en pocos minutos ricos en calorías y pobres en nutrientes, los especialistas señalan una tendencia con la que erradicar el problema desde el domingo por la tarde: "Cada vez en más hogares se utiliza la técnica del Batchcooking. Consiste en cocinar las comidas durante el fin de semana y guardarlas en la nevera. Se conservarán sin problemas y solo tendrás que calentarlas en la pausa para comer", aseguran desde el centro. "Lo ideal es preparar al inicio de cada semana un menú. A veces cuesta conseguir que sea 100% saludable; hay que combinar platos de forma equilibrada, con recetas elaboradas a partir de ingredientes naturales, priorizando frutas y verduras, carnes magras, pescados… y técnicas de cocina limpias como a la plancha, al vapor, al horno…", continúan. 

dieta-teletrabajoVER GALERÍA

-El aperitivo saludable de Irina Shayk con el que picarás entre horas sin engordar

Separar los espacios

A principios de marzo, especialistas y psicólogos ya señalaban la importancia de dormir en una habitación diferente a la del ordenador, de esta forma se descansa mejor y se separa el trabajo de la vida personal. Este consejo también se traslada a la dieta, como explican desde Germaine de Capuccini: "Antes de empezar la jornada, es bueno preparar el almuerzo y dejarlo en una estancia de la casa diferente a la de trabajo. En la pausa para el almuerzo lo disfrutarás y así evitarás el picoteo innecesario. Organiza al inicio del día en qué momento harás estas pausas". 

El truco de la botella

Existe la leyenda de que beber agua antes de sentarte a la mesa ayuda a comer menos, una costumbre que los especialistas apoyan: "Una buena manera de sentarnos a la mesa con una menor sensación de hambre es beber un vaso de agua 20 minutos antes de comer. Además beber durante la comida nos ayudará a tener la sensación de estar saciados antes", asegura Diana González, del gastrobar Bendita Locura. Y este es un hábito que también recomiendan desde Germaine de Capuccini: "Hay que tener una botella de agua en la mesa de trabajo; de esta forma, controlaremos el apetito y diferenciaremos el hambre real del emocional provocado, en muchas ocasiones, por la ansiedad. Además, nos aseguraremos de beber la dosis de agua recomendada para mantener el organismo hidratado". 

  dietaVER GALERÍA

-La dieta inversa o cómo adelgazar de forma definitiva y sin 'efecto yoyó'

El poder de los descansos

Por último, al igual que en el colegio tenías recreos a mitad de la mañana y te tomabas una hora para comer, cuando teletrabajas también es importante desconectar a ratos a lo largo del día para estirarte e incluso hacer un poco de ejercicio: "Es muy importante echar mano de estrategias para mantenernos activos incluso cuando se trabaja en casa, como hacer descansos periódicos y levantarnos, cuantificar los pasos que damos al día con ayuda de wearables (como relojes digitales) y pulseras de medición, hacer ejercicio con el mobiliario de casa en los descansos, hacer estiramientos para evitar malas posturas, evitar el ascensor y subir por las escaleras, salir a caminar todos los días…", concluyen los profesionales del centro de estética sobre esta lista de soluciones para no engordar con el teletrabajo. 

Más sobre