¿Tienes poco tiempo? 4 cuidados básicos de la piel aptos para perezosas

Un ritual exprés con el que llegar a septiembre con tu mejor cara

Ya son de sobra conocidas las rutinas de belleza de más de 10 pasos que las coreanas pusieron de moda hace años, rituales intensivos en los que la doble limpieza es el arrance de una serie de gestos con los que potencian la salud, luminosidad y textura de su piel. Sin embargo, pasar más de 15 minutos masajeando productos en rostro, cuello y escote no es un enfoque ni realista ni sostenible para la mayoría, y menos en verano, cuando los planes se multiplican y los neceseres de viaje reducen el espacio para llevar cosméticos a tu destino de vacaciones. Para apurar el momento de cuidarse al máximo, los expertos revelan cuáles son las fórmulas de las que no deberías prescindir en tu día a día, tratamientos imprescindibles con los que te aseguras de que tu cutis se mantiene hidratado y bonito sin necesidad de pasar más de un cuarto de hora frente al espejo. 

piel-verano-cuidadosVER GALERÍA

-5 tratamientos faciales con efecto 'piel nueva' que querrás probar antes de vacaciones

1. Limpieza diaria

No importa la estación, el lugar donde estés o el tiempo del que dispongas, los especialistas en piel te aconsejan que siempre arranques tu rutina de belleza con una buena limpieza. Un paso que cobra un peso sustancial en un momento como el que estamos viviendo: "Esta primera clave es la más importante para descongestionar la piel. Es un paso imprescindible para que el resto de productos sean eficaces", aseguran los facialistas de Germaine de Capuccini. Para conseguir que este gesto sea realmente efectivo, se debe adaptar el tipo de textura y fórmula del producto que utilices a tu tipo de piel, como un gel o leche ligera más frescos para las grasas y una crema o bálsamo limpiador para aquellas que necesiten un extra de hidratación. 

2. El poder de la crema hidratante

Otro cuidado básico que debe tener un lugar permanente en tu rutina es la hidratación: "Para quienes tengan la suerte de disfrutar este verano, agentes como la salinidad del agua marina o el cloro de las piscinas, además del calor y la sequedad ambiental de ciudades como Madrid o Sevilla, por ejemplo, pueden desequilibrar los niveles de hidratación de la piel", avisa Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8. Para combatir el problema, existe un ingrediente que debes buscar en tus cremas este verano: el ácido hialurónico. Como cuenta la dermatóloga Cristina Eguren, es un activo que te va a funcionar en todo momento durante tus vacaciones: "En ese sentido es muy versátil y puede aplicarse tanto de día como de noche. Dependerá también de las características de la fórmula final y para qué está diseñada". 

piel-vacaciones-cremasVER GALERÍA

-9 mascarillas 'after sun' que calman la piel al llegar de la playa

3. SPF desde primera hora

Como no podía ser de otra forma, el protector solar es el pilar fundamental de los rituales veraniegos, una época en la que el sol aumenta la intensidad y sus rayos infligen más daño sobre la piel. "La causa principal del envejecimiento prematuro de la piel es la sobreexposición al sol (UV). El sol es fundamental para fomentar la salud de nuestra piel, mejorar el estado de ánimo o inducir la síntesis de la vitamina D, sin embargo, la exposición solar prolongada fomenta, entre otras cosas, el envejecimiento prematuro de nuestra piel, las manchas oscuras y el cáncer cutáneo", advierten los expertos de la marca de cuidado de la piel Masderm. 

Desde Bionike, la firma de cosmética nº1 en Italia, explican la forma adecuada de utilizar tu crema protectora: "La aplicación de los productos protectores debe realizarse de forma regular en todo el cuerpo 30 minutos antes de la exposición al sol, 2 gramos por centímetro cuadrado y uniformemente. Es muy importante cerciorarse de que la crema no esté caducada", además, debes repetir el proceso cada dos horas en la playa o piscina y también cada vez que sales del agua. 

piel-veranoVER GALERÍA

4. El gesto que prolonga el bronceado

Por último, el after sun se convierte en el tu mejor seguro para conseguir que el moreno aguante bonito, luminoso y, lo más importante, saludable durante mucho más tiempo. Y si te preguntas por qué no utilizar la crema del segundo paso también en el cuarto, en realidad puedes, pero no conseguirás los mismos beneficios que con las fórmulas específicas para después del sol como nos contaba la experta Carmen Navarro: "A diferencia de las cremas hidratantes, los productos after sun incluyen activos calmantes y regenerantes que ayudan a que la piel se recupere cuanto antes de las agresiones solares”. Un cuidado a medida para las vaciones que pone el bronche de oro a los 4 gestos que tu piel te va a agradecer. 

Más sobre