Si cenas fuera de casa, ten cuidado con los 5 errores que te hacen levantarte hinchada

Los expertos te ayudan a tomar las decisiones más 'healthy' cuando estás en un restaurante

Cualquiera que haya seguido alguna vez una dieta para perder peso sabe que la cena es el momento crítico del día pues los expertos aconsejan que la mayoría de las calorías se concentren en el desayuno y en la comida. De hecho, la ciencia ha demostrado que las personas que eligen opciones saludables a primera hora, suelen alimentarse mejor el resto del día y que este primer plato debería acumular el 25% de las calorías que consumes hasta que te acuestas. Sin embargo, las vacaciones siempre son una prueba de fuego para los hábitos más healthy y es que, las buenas costumbres se relajan (mucho) cuando surgen planes casi a diario para salir a tomar algo a última hora. Pero si bien es cierto que mantener una disciplina férrea en una terraza o restaurante parece una misión imposible, siempre puedes evitar los 5 errores más comunes que hacen que te levantes más hinchada. 

@gabriellecaunesilVER GALERÍA

- Cuánto tiempo tienes que ayunar si quieres perder peso

Este es el refrán que resume a la perfección la filosofía que deberías adoptar a la hora de plantearte tu dieta: "Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo". Pero para esos días en los que seguir este consejo no resulte realista, los nutricionistas revelan cuáles son los errores a la hora de elegir un plato de la carta con el que no solo vas a sentirte más hinchada al día siguiente, también dormirás peor. Apostar por alimentos integrales y olvidarse del pan hasta la hora del desayuno son solo los primeros trucos con los que aligerar tu cena. 

1. Tomar carbohidratos 'blancos'

Si no puedes resistirte a un plato de pasta o de arroz... apuesta por la versión integral. Paula Rosso, especialista en nutrición y medicina estética del Centro Médico Lajo Plaza, te explica la razón por la que este cambio a priori insignificante, ayuda a que te levantes más ligera: "La diferencia calórica no es demasiado significativa, pero comerás menos cantidad porque sacian más ya que su proceso digestivo es más lento". Eso sí, siempre que puedas elige proteínas y verduras y reserva los espaguetis o el risotto para la hora de la comida. 

thelsdVER GALERÍA

-Los alimentos que no pueden faltar en tu dieta cuando tomas el sol

2. La trampa de las guarniciones

Las patatas fritas - y cualquier hortaliza cocinada con este método de cocción - disparan las calorías de cualquier plato... y las tapas que te pides en las tardes de 'terraceo' también: "Si tomas algo fuera de casa, suplica al camarero que no te traiga patatas con la bebida. Una vez las veas en la mesa te será más difícil pedir que se las lleven. Haz lo mismo si vas a un restaurante. Pide expresamente que el filete venga solo o con verduras", aconseja la doctora Rosso.

Desde la Clínica Dray revelan la combinación perfecta para disfrutar de una cena ligera en casa o en un restaurante: "Es bien sabido que la cena ha de realizarse al menos dos horas antes de acostarnos. Ahora, ha de ser también una de las comidas más ligeras, optando por alimentos cocinados a la plancha o al vapor, con preferencia por pescados blancos y verduras"

3. El pan, mejor en el desayuno

"La mañana es el mejor momento para poder incorporar hidratos como el pan que nos aportan energía durante un tiempo prolongado, pero es fundamental eliminarlo en cualquier otro momento del día. Prescindir de él en la comida y en la cena nos permite ahorrar hasta 300 calorías", aseguran desde el Centro Médico Lajo Plaza. Y es que, un truco tan sencillo como olvidarse de este carbohidrato a la hora de cenar va a ayudarte a que te levantes con un vientre más plano. 

oliviaculpoVER GALERÍA

-No te vas a creer cuáles son los 5 ingredientes que reducen la 'tripita'

4. Comer rápido

No poner atención a lo que estás comiendo no solo provoca que no disfrutes de tu plato, también hace que engullas cada bocado en tiempo récord y que te cueste más tiempo llenar el estómago. Diana González, la experta del gastrobar Bendita Locura Coffee & Dreams, explica la importancia del mindful eating: "Come despacio, mastica bien y apoya los cubiertos entre bocado y bocado. Al cuerpo le lleva unos 20 minutos transmitir al cerebro la orden de que ya ha comido lo suficiente, por tanto cuanto más despacio comas, menos cantidad tendrás que ingerir para sentirte satisfecho". 

5. Subestimar los aderezos

¿Sabías que el aliño de una ensalada puede sumar hasta 500 calorías a un plato saludable? La razón es que algunas de estas salsas se elaboran con mayonesas o quesos que arruinan una opción que seguramente has pedido para cuidar la figura. ¿La solución? "Pide los aderezos aparte, no solo en las ensaladas, sino también en otros platos que lleven salsa, ya que suelen tener bastantes calorías. De esta manera podemos añadir la cantidad justa de aliño o incluso prescindir de él", concluyen desde Bendita Locura. 

Más sobre