¿Puede un jabón en pastilla ser el mejor limpiador para tu piel?

Los expertos nos dan su opinión sobre este producto que podrías estar utilizando de la manera incorrecta

Debido a los problemas que ha experimentado nuestra piel durante estos meses de confinamiento, somos muchas las que hemos decidido incluir algunos cambios en nuestra rutina de belleza para ver si así conseguimos evitar las irritaciones, rojeces y granitos que nos han salido. No maquillarnos, usar cremas más hidratantes y calmantes, brumas en spray o recurrir a cosméticos con ingredientes naturales son algunos de los más frecuentes, sin embargo, si hay algo que hemos modificado por completo es el protocolo de limpieza. Los expertos coinciden en que ahora, más que nunca, es fundamental utilizar productos que nos ayuden a mantener una buena higiene sin dañar nuestra piel, por eso, hay muchos que han recuperado un producto de toda la vida: los jabones en pastilla.

jabon-lovegraceeVER GALERÍA

VER: 9 jabones en pastilla que puedes usar como limpiador facial

Se trata de un producto que se utilizaba hace años para mantener la piel libre de impurezas, ahora bien, ¿sabes si lo estás utilizando de la manera correcta? Desde la Unidad de Dermatología Estética de Instituto Medico Ricart nos confirman que lo importante "no es la formam sino el fondo". Es decir, saber con qué activos o con qué componentes se ha formulado el producto que usamos. "Si luego esa fórmula se desarrolla en forma de pastilla de jabón, gel exfoliante, espuma limpiadora o agua micelar, ya es un tema secundario", apuntan. Los expertos aseguran que para la elaboración de los jabones en barra se requiere menos agua en su producción, por lo que los principios activos que se utilicen están menos diluidos y mantienen mejor todas sus propiedades. "Lo que debemos mirar es su formulación. Es clave es que su fórmula no incluya agentes irritantes, y que la concentración de activos sea adecuada para nuestra piel. Un buen producto es el que limpia y purifica la piel sin dañarla y el que la prepara para que los cosméticos que añadamos a continuación penetren adecuadamente nutriéndola, protegiéndola y tratándola", nos dicen desde el Instituto Medico Ricart, quienes también recuerdan la importancia de elegir cosméticos adaptados a nuestro tipo de piel.

- Cinco tratamientos faciales con efecto 'piel nueva' que querrás probar antes de vacaciones

 "No todo vale. Por ejemplo, una piel seca necesitará una fórmula rica en agentes emolientes (como los aceites vegetales de almendras, aguacate o jojoba, con efectos nutrientes para la piel, sin tensioactivos ni detergentes), mientras que una piel sensible o reactiva necesita una fórmula limpiadora que no contenga parabenos ni perfumes (que esté formulada para su piel, que respete el equilibrio de la dermis a nivel celular, que la nutra con aceites omega 3 y 6, y la hidrate en profundidad, por ejemplo con ácido hialurónico). En el caso de la piel grasa o con tendencia acneica, necesita una limpieza libre de siliconas y aceites que aporten más grasa a su piel. El poder astringente del extracto de iris y las propiedades antisépticas y seboreguladoras de la sal de zinc, han resultado ser realmente útiles en este tipo de pieles".

miinVER GALERÍA

A favor

"La pastilla de jabón es una magnífica opción no solo para limpiar tu piel, sino que con su uso estás ayudando, además, a reducir el consumo de plásticos. Es una buena opción de limpieza porque funciona muy bien como limpiador facial pero no como desmaquillante", defiende la maquilladora Cristina Lobató. En esa misma línea está la opinión de Eric Steinbauer, Co-Founder y Co-CEO de KRIIM, que resume los principales beneficios del jabón en pastilla en tres principios: 

- Sostenibilidad: "Las pastillas sólidas son una alternativa al consumo de productos convencionales que, por su propio estado líquido, requieren de envase de plástico y conservantes antifúngicos y antibacterianos. Con la cosmética sólida, es posible hacer un packaging totalmente plastic-free, reciclable y reutilizable".

- Formulación: "La composición de las pastillas líquidas es en su mayoría agua, mientras que en las pastillas sólidas la mayor concentración de la formulación se basa en aceites y mantecas, es decir, principio activo. Este hecho también implica que la versión sólida sea mucho más concentrada y dure más que la líquida.  Al no contener agua o contener una mínima cantidad, por lo general, son productos que no requieren de conservantes artificiales".

- Practicidad y durabilidad: "Su propio estado y tamaño los hace perfectos para viajar y duran más que las alternativas líquidas, ya que utilizas solamente la cantidad de producto que necesitas".

Desde Miin Cosmetics nos recuerdan que los jabones tradicionales en pastilla siguen siendo la opción preferida de muchas personas para desmaquillar y limpiar su piel. "En Corea, la meca del skincare, los consideran una muy buena opción como segundo paso de su famosa doble limpieza, el del limpiador al agua: empiezan con un desmaquillante en aceite y terminan con un jabón. Allí triunfan los artesanales hechos a base de ingredientes naturales", afirman.  

pucci-jabonesVER GALERÍA

En contra

Para Mª José Tous, farmacéutica y fundadora de Laboratorios Kosei, los jabones 'de toda la vida' no son lo mejor para desmaquillar el rostro. ¿Por qué? "La piel tiene un pH ácido en torno a 5,5, mientras que los jabones tienen un pH alcalino (aproximadamente 10). Esto significa dejar durante un tiempo a la piel desprotegida de su manto ácido. En el caso de pieles normales, este tiempo puede ser de aproximadamente unas 2 horas, mientras que en el caso de pieles secas puede aumentar hasta 8-10 horas. Otra de las dificultades radica en la reacción del jabón con algunas sales presentes en el agua de la red que genera la formación de un film opaco e hidrófobo sobre la piel o el cabello, además de generar depósitos sobre la superficie del lavabo". La farmacéutica recuerda que, después de limpiar la piel con jabón "es muy típico sentir la piel tirante y la explicación está en que ha eliminado parte de su protección natural (el manto hidrolipídico) de una forma muy intensa". En su opinión, "es mejor desmaquillar con otras sustancias menos agresivas para la piel como son las leches limpiadoras, las aguas micelares, las espumas limpiadoras, los aceites de limpieza, los geles limpiadores... productos con tensioactivos más suaes y con aceites emolientes".

"Hoy día las pastillas de jabón vuelven a posicionarse como elementos clave en nuestra higiene diaria, pero ¿podemos utilizar una pastilla de jabón para la limpieza facial?", plantea Sara Vayreda, responsable de formación de la firma natural Boí Thermal, del grupo MartiDerm. "Si es una pastilla convencional, la respuesta es no, ya que suelen contener tensioactivos y surfactantes que nos encantan porque generan mucha espuma y nos procuran una sensación muy agradable en el uso, pero resecan muchísimo, además de tener un pH alcalino, demasiado irritante para la piel. Por lo tanto, deberíamos evitarlos mucho más si cabe en el rostro". En su lugar, debemos buscar aquellos productos diseñados especialmente para tal fin, "buscando cualidades no resecantes ni sensibilizantes y, a ser posible, que aporten suavidad y ayuden a cuidar el equilibrio de la microbiota de nuestra piel, que nos protege de las agresiones externas".

jabones pastillaVER GALERÍA
HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA VER TODOS LOS PRODUCTOS

Todo depende...

Eso es lo que opinan las beauty coach de Planet Skin. "Principalmente, depende de la formulación de la pastilla y el pH del jabón. Si utilizamos un jabón que no está pensado para utilizar en el rostro, podemos estar sometiendo a nuestra piel a un cambio brusco de su pH y alterando la barrera cutánea. Si lo usamos de manera continuada, esta alteración en nuestra piel nos generará sequedad, descamación e irritación; por eso es tan importante saber con qué jabón nos estamos limpiando", nos cuentan. Eso no quita para que existan jabones en pastilla creados para utilizarse específicamente en el rostro y que resulten más cómodos para llevarse de viaje gracias, por ejemplo, a su formato.

"Este tipo de jabones son una muy buena alternativa para realizar la limpieza facial. Aplícalo humedeciendo las manos y la cara, y luego frotando la barra de jabón durante unos segundos con las manos antes de usar la espuma para limpiar suavemente el rostro. Para evitar alteraciones en la piel, te recomendamos no usar este formato para desmaquillar. El maquillaje suele tener base grasa, por lo que la mejor manera de retirarlo sin irritar la piel es con un limpiador de base aceite. Es cierto que muchas pastillas de jabón están formuladas a base de aceites, pero por su forma de aplicación es más probable que sea necesario frotar para deshacer por completo el maquillaje, y, por tanto, hay más posibilidades de que se irrite la piel". En resumen, ¿podemos utilizar una pastilla de jabón como desmaquillante? "Sí, pero mejor usarla sólo si se trata de un apuro", aseguran.

Más sobre