Zumos que aceleran el metabolismo y cereales integrales: el desayuno sano de Paula Echevarría

La actriz ha compartido varias recetas con las que empieza el día y mantiene su tipazo

Para muchas, la cuarentena ha sido la oportunidad perfecta para cuidarse más que nunca: comida casera, más tiempo libre para practicar ejercicio y menos eventos sociales (con la consecuente reducción de bebidas y alimentos poco saludables) han sido los tres factores que han aprovechado para volver a la calle más fuertes, más sanas y con tipazo. Una las mujeres que se ha apuntado a este plan ha sido Paula Echevarría, que, aunque ya antes de la pandemia entrenaba de forma constante y seguía una dieta equilibrada, ha intensificado su rutina y ayer celebraba el entrenamiento número 99 en los dos meses que llevamos en casa. Además de seguir, desde su completísimo gimnasio, las rutinas preparadas por Iñaky García, la actriz ha prestado especial atención a una de las comidas fundamentales del día, el desayuno. Así hemos podido verlo a través de sus redes, donde esta semana compartía varias recetas muy completas, equilibradas y con dos efectos muy beneficiosos cuando queremos perder peso: aceleran el metabolismo y te mantienen saciada durante más tiempo.

pau-eche-holaVER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: Paula Echevarría luce cuerpazo en bikini

Aunque algunas tendencias actuales como el ayuno intermitente han restado parte del prestigio del que antes gozaba el desayuno, muchos expertos siguen apoyando que es una comida fundamental cuando queremos cuidarnos. De hecho, hay estudios que demuestran que si comenzamos el día con alimentos saludables, nos será más sencillo mantener la preferencia por las recetas sanas las horas posteriores. Paula Echevarría pone en práctica este principio, según podemos deducir de los desayunos que ha compartido últimamente con sus seguidores. Dos menús para empezar la jornada protagonizados por un zumo 'quemagrasas' y cereales integrales, una saludable opción para tomar hidratos de carbono.

Desayuno 1: zumo de manzana, fresas y apio con jengibre, y cereales integrales

No es la primera vez que Paula publica sus recetas de zumo con jengibre, un ingrediente que, gracias a su efecto termogénico, acelera el metabolismo y ayuda a quemar más grasas. En esta ocasión, ha añadido manzana, limón, fresas, cúrcuma y dos ingredientes de moda entre las chicas que más se cuidan: chía y apio. La primera, con grasas saludables Omega 3 entre otros muchos nutrientes, incrementa el efecto saciante del zumo porque es muy rica en fibra y porque, al entrar en contacto con un líquido, se hincha. El apio, por otro lado, es un potente depurativo: como nos contaban los profesionales, "aporta agua, es diurético y tiene un bajo valor calórico, lo que lo convierte en un gran aliado para combatir la celulitis".

Para acompañar el completísimo zumo, Paula toma un clásico de los desayunos: leche con cereales. Eso sí, elige la versión desnatada de la primera (reduciendo grasas y calorías, aunque también podría sustituirlo por una bebida vegetal que aportara más proteínas) y cereales integrales, los más adecuados para mantener los niveles de azúcar en sangre constantes y tener energía durante más horas, además de obtener más fibra y nutrientes.

pau-eche-desayunos-sanosVER GALERÍA

Desayuno 2: zumo verde con jengibre, tostada de aguacate y huevo a la plancha, y café con leche

También en este segundo menú Paula incluye un zumo con jengibre, chía y limón, aunque esta vez le añade "mezcla de plantas". Espinacas, kale o pepino -como toma Sara Carbonero en su zumo verde- son algunos de los ingredientes que puedes añadir si quieres copiar la receta. Completa el desayuno con un café con leche (de nuevo, desnatada, según indica) y una tostada que no solo es saludable y completa, sino también perfecta para antes o después de entrenar. Para empezar, cuenta con los tres macronutrientes imprescindibles en cualquier dieta sana: hidratos de carbono complejos (gracias al pan de cereales), grasas saludables (con el aguacate) y proteínas (del huevo). Pero es que el huevo, además, es rico en proteínas de alto valor biológico que mejoran la recuperación muscular. Y gracias técnicas como hervirlo o cocinarlo a la plancha, como Paula, evitas añadir tantas calorías como si estuviera frito, la menos recomendable de las opciones para tomar huevo.

Más sobre