¿Te has pasado con los dulces? Repara tu piel (y tu dieta) con estos pequeños cambios

Estos son los consejos que deberías seguir esta semana si has sucumbido a la fiebre por la repostería

Si esta Semana Santa te has dejado llevar por la tendencia repostera que conquista las redes y has disfrutado de las torrijas y los dulces típicos de la época, lo que ahora necesitas es una cura détox 'efecto piel bonita'. Y es que, la piel es una de las grandes damnificadas tras los excesos. Efectivamente, si estos días notas que tienes más imperfecciones en el rostro, es más que probable que tu vena golosa sea la culpable: "Una dieta equilibrada mejora el acné, mientras que una ingesta elevada de azúcar, por ejemplo, puede empeorar las lesiones inflamatorias", explica la dermatóloga Sara Carrasco, directora de la clínica Dra. Sara Carrasco de Bilbao. Ahora que el daño está hecho, repáralo con estos 5 consejos de experto en tiempo récord. 

Daño piel dulcesVER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: Solo necesitas 1 minuto para relajarte de verdad... ¡y tener una piel mucho más bonita!

1. Una hidratación adecuada

Desde la marca de cosmética Bionike aseguran que una buena hidratación es clave tras unos días de excesos: "Incluir más frutas y verduras en la dieta y beber, como mínimo, dos litros de agua al día. Además, se aconseja cocinar los alimentos al horno o hervidos y olvidarse de las frituras durante unas semanas". La Dra. Paula Rosso, nutricionista del Centro médico Lajo Plaza, confirma la cantidad que hay que beber al día y la importancia de no quedarse corta... ni pasarse: "Aproximadamente entre 1,5 y 2 litros sería lo recomendado. Cuando se beben más de 5 litros al día se llama potomanía o compulsión por beber líquidos".

Aquellas que no consiguen tomar el agua que deberían, lo que necesitan es el truco de la doctora Rosso: "Lo pueden reemplazar por infusiónes, frutas o verduras, porque hay ciertos alimentos que aportan mucha cantidad de líquido". Entre ellos se encuentra el pepino, los cítricos, las peras o los melocotones, ingredientes que también puedes cortar e introducir en una jarra de agua para así infusionarla y beberla a lo largo del día.

2. Cambia tu forma de cocinar

Como aseguraban los expertos de Bionike, deberías olvidarte de los fritos durante unos días y optar por técnicas de cocina más saludables. "Di no a fritos, rebozados y al exceso de sal, por su aporte de grasa favorecen el sobrepeso, el aumento del colesterol y triglicéridos y el porcentaje de grasa corporal", añaden desde Matriskin sobre uno de los secretos para mantener la piel firme y combatir la retención de líquidos. En su lugar, apuesta por los platos cocinados al vapor, al horno, a la plancha, al papillote o crudos (si es posible), un cambio que no solo vas a notar en tu piel, también en tu cuerpo. 

Dulces Semana Santa VER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: ¿No te da el sol? Los 5 alimentos que necesita tu dieta para solucionarlo

3. Apuesta por los antioxidantes

Los antioxidantes son moléculas presentes en el organismo capaces de retrasar la degeneración de otras moléculas, es decir, grandes aliados contra el envejecimiento prematuro que puedes encontrar también en algunos alimentos. El resultado de incluirlos en tus platos es una piel más bonita como explican desde Bionike: "Son los encargados de neutralizar el efecto oxidante que los radicales libres generan en las células. Los antioxidantes son tres: la vitamina A, presente en verduras de color amarillo y naranja (zanahorias) y en hojas, como las espinacas; la vitamina C, presente en frutas cítricas; y la vitamina E, que se puede encontrar en los frutos secos o en aceites de origen vegetal".

Los polifenoles, compuestos de origen natural con gran poder antioxidante, también son los protagonistas de los platos de las personas con la piel bonita. El Dr. Timm Golueke, dermatólogo y creador de la marca cosmética Royal Fern, revela los alimentos que no faltan en su nevera: "Tengo productos frescos en mi menú que contienen una gran cantidad de polifenol que protege las células de los radicales libres: el edamame, los brotes y la ensalada siempre están en mi lista de la compra". 

Dulces Semana SantaVER GALERÍA

4. La vitamina antiojeras

¿Sabías que el azúcar o el exceso de sal también empeora el aspecto de las ojeras? Si después de la Semana Santa notas tu mirada más cansada que antes de los festivos, puede que necesites una cura de vitamina K para contrarrestar el problema: "Refuerza la pared vascular y mejora los mecanismos de coagulación de la sangre. Ya que el aspecto azulado de nuestras ojeras está relacionado con una mala microcirculación sanguínea, el consumo de la Vitamina K en nuestra dieta siempre ayuda", nos explicaba Inmaculada Vivó, Directora Técnica de Germaine de Capuccini. Si te preguntas cuáles son los alimentos ricos en esta sustancia 'efecto buena cara', búscala en vegetales de hoja verde como la lechuga, el brócoli o las endivias. "Si los combinamos con una buena hidratación y un adecuado descanso, nuestra mirada recuperará la luminosidad perdida en pocas semanas", aconseja Inmaculada. 

5. Adiós a los alimentos ultraprocesados

No es una despedida para siempre, disfrutar de los pequeños placeres de la vida de vez en cuando es la base para que los hábitos saludables sean sostenibles en el tiempo. Sin embargo, "resulta fundamental eliminar los alimentos ultraprocesados, no consumir azúcar ni grasas saturadas, así como aumentar el consumo de fibra de fuentes naturales, como frutas y verduras, que deben ocupar gran parte de nuestro plato. Evitar alcohol, beber mucha agua e incrementar el ejercicio físico son también parte de la estrategia para hacer un magnifico y económico plan 'détox'", explica Nela Berlanga de Kilos Out, especialista en nutrición y farmacéutica. También recomienda aumentar el consumo de productos con 'efecto drenante' después de cualquier época de excesos: "Alimentos como las alcachofas y el apio por su alto contenido en fibra. Los espárragos, los puerros, la cebolla, los berros o el hinojo por su efecto depurativo. Y la granada y la piña". 

Más sobre