Los errores más comunes cuando pruebas el ayuno intermitente

Una nutricionista y 'youtuber' explica cuáles son los 10 malos fallos más comunes al empezar este tipo de alimentación

Aunque la dieta mediterránea siga ocupando el primer puesto en el tipo de alimentación más saludable según los expertos, el ayuno intermitente también ostenta otro récord: es la forma de comer que está más de moda desde hace un par de años. Muchas celebrities aseguran que esta combinación de periodos de ayuno con otros de alimentación es el secreto de que se mantengan en un peso ideal. Elsa Pataky es una de las actrices que sigue este método con éxito y Gisele Bündchen también ha revelado que hace tiempo que espera 12 horas o más desde que cena hasta el desayuno del día siguiente. Aunque uno de los mayores atractivos de este método es que no restringe alimentos durante la franja en la que sí puedes comer, existen algunos errores muy comunes que interfieren con tu objetivo de perder peso. Una youtuber experta en nutrición explica cuáles son en un vídeo que ya supera el millón de visualizaciones. 

@elaisaya2VER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: Los 2 alimentos prohibidos en el ayuno intermitente de Elsa Pataky

"Me encanta el ayuno intermitente. Me ha ayudado tanto a mí como a mis clientes a alcanzar nuestras metas, pero definitivamente hay muchas maneras de hacerlo mal". Autumn Bates es una nutricionista que acumula cientos de suscriptores en su plataforma online. Además de hablar sobre las mejores recetas para reducir la grasa abdominal, también ha enumerado cuáles son los errores que pueden hacer que el método se vuelva contraproducente. Si hace un mes te avisábamos de que los carbohidratos y los azúcares refinados deberían reducirse si te animas con el intermmitent fasting, ahora vas a descubrir otras precauciones que debes tener en cuenta antes de comenzar. Como adelanto, Bates coincide en que los hidratos de carbono deben consumirse con cabeza. 

@giambattistavalliVER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: El reto de los 21 días: cambios que puedes hacer ahora y que transformarán tu vida para siempre

1. No beber suficiente agua: "Es crucial porque cuando estás en tu periodo de ayuno no estás comiendo nada y parte de nuestro aporte de agua viene de la comida", explica Autumn. Para combatir este estado de deshidratación, la experta aconseja beber desde que te despiertas y avisa de que el café no funciona como sustituto del líquido, al contrario, potencia el problema. 
2. Empezar demasiado rápido: Si nunca has seguido un método como este, comes cada dos horas y vienes de un plan de alimentación no demasiado saludable, es importante que realices la transición poco a poco. "Es perfecto que lo hagas un día sí y uno no e ir aumentando el tiempo de ayuno a un ritmo lento".  
3. No ingerir electrolitos: El sodio, el potasio o el calcio son algunas de estas sustancias que están presentes de manera natural en el cuerpo, pero que también se obtienen a través de la comida y bebida. Bates aconseja que al igual que hay que beber agua por la mañana, también debes asegurarte de que recibes electrolitos que te mantienen saludable y ayudan a tu organismo a seguir hidratado. 
4. Comer poco: "Si no te alimentas lo suficiente, nunca serás capaz de apagar la hormona que provoca la sensación de hambre (grelina) y vas a estar hambrienta durante todo el día". Esta actitud restrictiva no solo no ayuda ni a quemar grasas ni a perder peso, dificulta mucho el periodo de ayuno. 
5. Seguir una dieta alta en carbohidratos: "Incluso si es de una fuente de hidratos integral, vas a tener unos niveles más altos de insulina". Esto interfiere con algunos de los propósitos del ayuno intermitente: que el cuerpo optimice su mecanismo de quema de grasas y que el metabolismo se reequilibre. 

Ayuno intermitenteVER GALERÍA

6. Desayunar poco: Es de sobra conocido que las chicas 'fit' se preparan platos ricos en nutrientes nada más despertarse, un hábito que Autumn Bates quiere que introduzcas en tu vida. No dar comida a tu cuerpo después de las horas de ayuno provoca que este piense que está en estado de inanición y quiera almacenar grasas. En el caso del ayuno intermitente, pasar hambre no aconsejable. 
7. Tomar suplementos de colágeno con el café: Este tipo de sustancia es un aminoácido y puede digerirse como azúcar, un proceso llamado glucogenogénesis. El resultado es un pico de insulina con el que se puede estimular la hormona del hambre. Autumn avisa de que no hay ningún problema en tomarlo con agua o con un smoothie un poco más adelante. 
8. Ser inflexible: "La clave de cualquier estilo de vida es precisamente que encaje con tu estilo de vida", explica la nutricionista. Ser intransigente con las horas que tienes que permanecer en ayuno no solo no es realista, tampoco sostenible en el tiempo. Por eso, es importante mover la franja de ayuno si lo necesitas sin sentirte culpable ni pensar que lo estás haciendo mal. 
9. Beber alcohol durante el ayuno: Que sea un líquido no significa que no rompa el ayuno, además, según el tipo puede aportar una gran cantidad de calorías vacías y ningún nutriente interesante para el organismo. 
10. Dormir poco: "Cuando no descansas lo suficiente tu cuerpo no tiene tiempo de recuperarse del día anterior. Esto se traduce en un aumento de tus niveles de cortisol (hormona del estrés) y tus niveles de grelina al día siguiente". ¿El resultado? Tu 'yo' exhausto va a tratar de compensar esa falta de energía a través de la comida y te será más difícil realizar elecciones saludables. 

Más sobre