Por qué es importante mantener los horarios de tu dieta, aunque teletrabajes

El orden en las comidas es clave para que estos días en casa no pasen factura a tu cuerpo, a tu piel y a tu mente

Las redes se llenan cada día de nuevas recetas con las que comer mejor durante estos días en casa. Y es que, el confinamiento ha sacado el lado foodie de la mayoría y las semanas sin salir se han convertido en la mejor excusa para probar tu destreza ante los fogones. Otra de las consecuencias de este encierro es que la cocina se encuentra a tan solo unos pasos de tu mesa trabajo y por eso es muy importante que te conciencies de la importancia que tiene para tu salud el seguir un horario lógico de comidas. Descubre por qué a pesar de que practiques ejercicio a diario o hayas decidido que es el momento de probar los tratamientos reductores con los que mantenerte en forma mientras teletrabajas, también tienes que aprender a adaptar tu dieta a las nuevas circunstancias para que tus esfuerzos valgan la pena. Estas son las pautas a seguir para que tus horarios de comida jueguen a tu favor y no afectan a tu cuerpo, tu piel o tu bienestar.

jeannedamasVER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: Los errores que puedes estar cometiendo al entrenar en casa

Haz 5 comidas al día

Con la excusa de tener el frigorífico a mano a todas horas, los picoteos espontáneos pueden convertirse en una norma que estropea tu apetito. Desde la Clínica Dray aseguran que mantener un orden en la alimentación es fundamental para seguir una dieta saludable: "Haz 5 comidas con las que conseguirás mantener tu organismo activo durante todo el día. Establece un horario para desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Realiza un plan semanal con lo que vas a comer cada día y así seguir una alimentación mucho más equilibrada y variada". Gracias a este truco te ahorras los snacks por aburrimiento, la improvisación que da lugar a los atracones y mantienes la energía perfecta para realizar tus actividades diarias. 

Adapta tus platos a la nueva situación

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda dar unos 10.000 pasos al día, una caminata que se ha vuelto misión imposible para una vida que transcurre dentro de casa. Por eso, la carga energética que le pedías antes a tus platos para ir de un lado a otro, trabajar o acudir a reuniones no puede ser la misma que ingieres en esta nueva realidad. Esta es la razón por la que los carbohidratos deben pasar a un segundo plano: "Siempre que sea posible, recomendamos evitar las harinas refinadas. En el desayuno, puedes tomar una tostada integral o pan de cereales y a medio día si quieres tomar pasta, mejor integral, y siempre que sea posible sustituirlo por arroz o legumbres. Nunca en la cena y, en la comida, solo dos veces por semana", avisan los expertos de la Clínica Dray. 

Picoteos saludablesVER GALERÍA

Apuesta por los cítricos

Las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto, de la clínica Mira + Cueto, hablan del poder de la vitamina C para estos días dentro de casa: "Por su efecto de protector de mucosas e inmunomodulador. Los frutos cítricos como el limón, la
naranja y el kiwi son los más ricos"
, explican las expertas, "cuando necesites más Vitamina C consume al menos diariamente dos naranjas, cuatro mandarinas o dos kiwis". Eso sí, por muy saludable que sea, saber cuándo comer fruta es importante para que no resulte contraproducente: "Desde Clínica Dray recomiendan tomarla en el desayuno y a media mañana, evitándola en comidas y sobre todo a partir de las cinco de la tarde por su alto contenido en glucosa". 

¿Tengo hambre... o realmente no?

La Dra. Jessica Cording, autora del libro The little book of game-chagers, diferencia entre el intentional snacking (el picoteo intencionado) y snacking mindlessly (el picoteo que comienza sin que te des cuenta). Para la experta, los tentempiés del segundo tipo deben desaparecer de tu día a día porque ni los saboreas, ni sabes si te apetecen y son la razón de que muchas mujeres aumenten exponencialmente su consumo de calorías diario. Para controlar los atracones que recomienda evitar la doctora, las expertas de Mira + Cueto tienen un truco infalible con el que serás consciente de cuándo eliges la opción errónea: "No guardes alimentos muy calóricos al alcance. Chocolates, dulces, snacks... mejor no comprarlos y si los tenemos, por ejemplo porque hay más miembros en la familia, no dejarlos al alcance de la vista para evitar tentaciones".

Mientras más te cueste acceder a ellos, más consciente serás de que lo que vas a comer. En cambio, "son bienvenidos los caldos de verduras entre horas, sin sal, y los yogures desnatados que pueden meterse en cubiteras y tomarlos a modo de helado, al igual que la gelatina”, propone la doctora Mar Lázaro, experta en Nutrición y Medicina Estética. Los pepinillos, los crudités de verduras o una infusión caliente son otras ideas con las que matar el gusanillo entre horas. 

Picar entre horasVER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: La 'no dieta' de Elsa Pataky puede evitar que no engordes estos días

Cena pronto

Por último, esta regla en cuanto a las cenas es la que debes seguir haya o no haya encierro pues es sinónimo de una digestión más eficiente y de disfrutar de un descanso de calidad. "Es bien sabido que la cena ha de realizarse al menos dos horas antes de acostarnos. Ahora, ha de ser también una de las comidas más ligeras, optando por alimentos cocinados a la plancha o al vapor, con preferencia por pescados blancos y verdura", aconsejan los nutricionistas de la Clínica Dray. Desde Mira + Cueto coinciden y explican que "la cena ya sabemos que más ligera, por lo que podemos hacer un poco más abundante la merienda con respecto a la toma del mediodía, en ésta podríamos tomar cremas y sopas con proteína, tipo pescado y huevos dejando más la carne para la toma de mediodía". Un último consejo con el que mantener el orden en las comidas y superar el confinamiento de la manera más saludable.

Más sobre