La 'playlist' con la que Michelle Obama quiere ayudarte a ponerte en forma

Beyoncé, Dua Lipa o Cardi B forman parte de sus recomendaciones musicales para entrenar

Igual que la música que escuchas mientras comes puede ayudarte a seguir una dieta más sana o, por el contrario, arruinar tus propósitos healthy, la lista de reproducción que te acompaña en una sesión de entrenamiento también puede potenciar sus beneficios y, sobre todo, tu motivación. Michelle Obama, quien ha confesado que a veces no le apetece ir al gimnasio pero siempre se siente contenta después, ha decidido inspirar a sus millones de seguidores para cuidarse y mantenerse firmes en sus propósitos de puesta en forma. Para ello, ha compartido las canciones que siempre le dan "un impulso extra para superar los entrenamientos más difíciles", una playlist que incluye desde Beyoncé y Jennifer Lopez hasta Cardi B, Dua Lipa y Calvin Harris.

"Es por esta época cuando las metas y resoluciones de Año Nuevo son un poco más difíciles de cumplir", comienza Michelle Obama su publicación, haciendo referencia a un hecho que las encuestan confirman: el tercer lunes de enero, llamado Blue Mondayla gran mayoría ya ha abandonado sus buenos propósitos. "Para ofrecer un poco de inspiración, quiero compartir mi #WorkoutPlaylist de 2020 con todos ustedes. Estas canciones siempre parecen darme un impulso extra para superar mis entrenamientos más difíciles". Entre los 36 temas elegidos por la ex primera dama de Estados Unidos, que hoy está más en forma que nunca, hay todo tipo de géneros musicales: pop, música electrónica, rap, R&B... Canciones muy dinámicas que, según los estudios, pueden incrementar tu rendimiento hasta un 15%, especialmente cuando realizas ejercicios cardiovasculares como running.

Para terminar la sesión, Michelle indica algunas canciones más tranquilas con las que enfriar y estirar. Y lanza una pregunta a sus seguidores: "¿Qué hay en tu lista de reproducción?". Y es que, a pesar de que algunos ritmos y géneros musicales (por ejemplo, el pop y el rock) sean más recomendables al hacer ejercicio, lo realmente importante es que la música que escuchas mientras entrenas te guste. Así lo afirman otras investigaciones, como una llevada a cabo por la Universidad de Maryland que comprobó que el riego sanguíneo aumenta un 28% al escuchar tu música favorita.

Más sobre