A los 20, 30, 40 o 50: los tratamientos 'flash' que deberías probar antes de una fiesta de Navidad

Hay protocolos pensados para darle ese extra de luz y buen tono que necesita la piel de forma instantánea

Como sucedía en la mítica película Love actually, ya estamos en plena cuenta atrás para Navidad. Los días pasan volando, los compromisos se multiplican y las agendas echan, literalmente, humo. Y, como no podía ser de otra forma, quieres estar impecable en todas tus citas navideñas. Por eso, los cosméticos y tratamientos de efecto flash que te ofrecen los centros de belleza pueden convertirse en buenos aliados para conseguir darle un toque de luz y de vida a tu piel y afrontar estos días con la mejor cara posible. Hemos hecho una selección de algunos de esos protocolos, para que puedas elegir el que mejor se adapta a tu edad, en función de las necesidades de tu cutis. 

DE LOS 20 AÑOS A LOS 30

Tratamiento iluminador, en Instimed. En el caso de mujeres muy jóvenes, de entre 20 y 30 años, nos interesa conseguir mayor luminosidad en la piel, por lo que lo más indicado será realizarles un peeling, con el cual retiremos las células muertas y consigamos un aspecto saludable y sin brillos", explican desde las clínicas madrileñas Instimed. Su tratamiento no produce descamación posterior ni enrojecimiento, y permite usar maquillaje inmediatamente después. Para potenciar todavía más la luz en ciertos puntos del rostro, proponen combinarlo con una técnica de inyección de un producto hidratante sólo en aquellas zonas donde se coloca el iluminador del maquillaje. El resultado, una piel de efecto maquillada sin estarlo y durante dos meses. 

Radiant Skin, de Matriskin. Con este tratamiento conseguirás devolver la vida a tu piel, en una sola sesión y en tan sólo una hora. Incluye una limpieza con mousse, una exfoliación y oxigenación con un peeling químico, además de un masaje con piedra Jade que ayuda a calmar la piel. Después, se activa y repara el cutis aplicando un sérum de vitamina C y una crema hidratante, cuyos beneficios se intensifican gracias a la utilización de terapia de luz LED durante 20 minutos, lo que ayuda a la penetración de los activos. Por último se aplica una mascarilla que aporta nutrientes esenciales y antioxidantes naturales, para acabar con un extra de hidratación. Se consigue así redensificar los tejidos, depurar las células, aportar luminosidad y oxigenar la piel. (Precio: 75 euros por sesión de 60 minutos).

Luminosity, del doctor Leo Cerrud. Un tratamiento que mejora el aspecto de la cara a todos los niveles, infiltrando activos revitalizantes en rostro, cuello y escote. Combina la bioestimulación, a base de vitaminas, minerales y antioxidantes, con un peeling superficial para renovar la piel al completo (que además, evita el pelado) y una mascarilla personalizada. Antes de un evento especial, como ocurre en Navidad, aconseja la versión Luminosity Plus, que añade máscara LED para mejorar el tono y la aplicación de cosmética antioxidante precursora de la luminosidad. ¿Qué se consigue? Estimular la dermis, fabricar nuevo colágeno, iluminar, difuminar arrugas. (Sesiones: una antes de un evento o 4 para tratamiento completo. Precio: 150 euros por sesión).

A PARTIR DE 30 AÑOS

Le Secret + Indiba, de Le Petit Salon. Un protocolo personalizado para cada clienta, que se basa en un estudiado cóctel de alta cosmética que, combinado con masajes faciales, logra, en una sesión de 90 minutos, una piel radiante, con ese efecto buena cara tan deseado. Utiliza las bondades de los productos con la radiofrecuencia Indiba -uno de los tratamientos flash preferidos por las celebrities- para estimular el colágeno, oxigenar el tejido y eliminar toxinas. El tratamiento se concluye con la aplicación de liposomas junto con vitaminas esenciales. ¿Resultado? Una piel jugosa, con mucha luminosidad y arrugas atenuadas. Una recomendación: lo ideal es realizarse este tratamiento 24 horas antes del evento para que la tezl haya absorbido todo el principio activo y los resultados alcancen el nivel óptimo. (Precio: 95 euros por sesión de 90 minutos)

Luminosidad Exprés, de Lostao. Un protocolo exprés que ayuda a revivir el cutis apagado y proporciona una gran luminosidad, diseñado especialmente para las que tengan poco tiempo para ponerse a punto. Se realiza primero una limpieza de rostro, cuello y escote, seguida de un peeling especialmente exhaustivo en áreas más problemáticas, como pueden ser la nariz y la barbilla. Tiene un efecto revitalizante extremo, que ayuda a renovar la superficie cutánea y consigue, además, una luminosidad extrema. Después, se procede a aplicar un sérum rellenador de vitamina C pura ultra activa, incidiendo en las arrugas y líneas de expresión, lo que ayuda a estimular la producción de colágeno, atenúa las manchas y tiene un efecto microexfoliante, además de proporcionar luminosidad inmediata. El paso final es un masaje drenante en toda el área del esternón con aceite esencial de pomelo, de acción aromaterapéutica revitalizante y energizante. (Precio: 50 euros por sesión de 30 minutos)

A LOS 40 AÑOS

Bótox Flash-Efecto buena cara, de Mira + Cueto. Con esta técnica de las Dras. Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto se borran las huellas del cansancio y se ilumina el rostro, además de favorecer el tensionado de tejidos. Se recurre a la toxina botulínica en forma de micro-dosis, empleándose en una formulación más diluida de lo habitual y realizándose una infiltración, además, a un nivel más superficial. ¿Sus beneficios? Se emplea para tratar aquellas áreas en las que, sin requerirse disminuir la movilidad y la naturalidad de la propia expresión, se quiere lograr un efecto de expresión más relajada, fresca y descansada. El protocolo incluye también infiltraciones extra de ácido hialurónico y vitaminas antioxidantes, con lo que se consigue de esta forma potenciar el efecto buena cara inmediato. El resultado es un efecto flash de piel suavizada y tersa al producirse un ligero tensado de la piel y la atenuación de las pequeñas líneas de expresión. Desde el centro de las doctoras en Madrid nos cuentan que los resultados se perciben de forma inmediata, aunque el mejor momento se observa entre 24 y 48 horas, por lo que se recomienda realizar el tratamiento 2 o 3 días antes del evento. (Precio: 350 euros aprox. por sesión de 45 minutos como máximo).

Tratamiento Inhibit, de Caroli Health Club. Desde el centro nos proponen una alternativa a las microinyecciones para reducir las líneas de expresión y los signos de envejecimiento. Se realiza una higiene facial que dejará la piel preparada para la mejor asimilación del posterior tratamiento. El primer paso es el desmaquillado y limpieza, para continuar con un tónico que equilibre el pH cutáneo. Según el tipo de piel se adaptará una exfoliación por medio de un peeling químico de alta tolerancia, apta para todo tipo de cutis. La preparación de la piel para la extracción se realiza con la alternativa ideal al vapor, un producto que actúa ablandando y abriendo el poro para la posterior extracción de impurezas, que se realiza mediante una suave técnica que no deja ni rojeces ni marcas. Se tonifica de nuevo para restaurar su equilibrio y ya está la dermis preparada para recibir el tratamiento Inbibit, la alternativa cosmética que proporciona resultados favorecedores e inmediatos rejuveneciendo rostro cuello y escote con un espectacular efecto lifting (Precio: 120 euros por sesión de 90 minutos)

A PARTIR DE 50 AÑOS

Fresh Caviar, de Instituto de Benito. Un tratamiento wellnes para iluminar la piel, que aprovecha los beneficios del caviar, un potente regenerador cuyo efecto es inmediato, como un lifting. “En cabina trabajamos en tres planos diferentes, hidratar, nutrir y conseguir un efecto flash o lifting en la piel. Es considerado un producto antienvejecimiento, totalmente natural”, cuenta Eva Verdasco, directora de cabina del IDB. Tras limpiar y tonificar, se realiza una exfoliación enriquecida de coral y con concentración de alga roja, con propiedades detoxificantes e hidratantes, para después aplicar las perlas de caviar mientras se realiza un masaje relajante para su total penetración y efecto regenerador. Se combina el masaje con la crema lifting de este mismo ingrediente. El tratamiento finaliza con una mascarilla de caviar, que estimula la síntesis celular del colágeno por su alto contenido en fosfolípidos y aminoácidos, y que tiene un efecto lifting inmediato. (Precio: 110 euros por sesión de 50 minutos)

Lifting Ultra Flash, de Oxigen. En el centro barcelonés aprovechan las bondades de la luz infrarroja de onda corta para reafirmar la piel en una sola sesión. Tensa e ilumina el cutis en 60 minutos y sin efectos secundarios. Comienza limpiando y tonificando la tez que, una vez preparada, recibe la esa luz durante el tiempo que la terapeuta considere conveniente en cada caso para estimularla. A continuación se extiende un sérum de vitamina C concentrada que refuerza las defensas de la piel, y una vez absorbido, se aplica una mascarilla de ácido hialurónico que rehidrata en profundidad y que se deja actuar durante 15 minutos. Para terminar, se extiende una crema de vitamina C de acción antioxidante, regeneradora y energizante. El resultado se manifiesta en forma de una piel más firme, luminosa y rejuvenecida en general, mientras que la zona del contorno del óvalo se redefine de manera inmediata y la tez se redensifica. (Precio: 118 euros por sesión de 60 minutos)

Más sobre