La dieta de las melenas larguísimas, ¿mito o realidad?

¿Puede aquello que comes hacer que tu pelo crezca más? Analizamos con una experta aquello que comen las mujeres con el pelo sano y, sorpresa, los 'Powe bowls' están en el número uno del ranking

Los datos son claros: sabemos que el cabello crece alrededor de 1,5 centímetros al mes aunque hay diferentes factores que pueden modificarlo o alterarlo. Y entre esos factores, la dieta juega un papel fundamental. "La alimentación es clave no solo en el estado del cabello sino en general en nuestro metabolismo. La piel, el cabello y las uñas son los signos externos que enseguida van a reflejar nuestro estado de salud y, aunque estemos sanos, van a mostrar si tenemos unos hábitos de vida saludables o no. Es por ello que si queremos tener el pelo sano y que crezca rápido y fuerte es muy importante que la dieta sea sana, equilibrada y rica en alimentos frescos. Por ejemplo, todos conocemos que la carencia de hierro ocasiona anemia, que provoca caída del cabello y con ello más lentitud en su crecimiento", nos cuenta la farmacéutica Meritxell Martí.

Zinc, hierro, vitaminas... los nutrientes que no deben faltar

Por eso, si nos preocupa la salud del cabello hemos de conocer qué sustancias (vitaminas, minerales, aminoácidos...) están implicadas en su metabolismo y en su crecimiento. Y esos serán los imprescindibles que debemos añadir en nuestra dieta, para garantizar estos nutrientes y que no se detenga el ciclo de crecimiento capilar. Además, la propietaria de Farmacia Meritxell en Andorra matiza que es importante, además de la alimentación, que nuestros hábitos de vida sean saludables para evitar los radicales libres que van a ser otra de las causas del envejecimiento cutáneo y de que el cabello crezca más débil. Deberíamos, por lo tanto, evitar el alcohol y el tabaco, así como el estrés y la falta de sueño.

En lo referente a la dieta, algunos de los esenciales que recomienda son el Zinc, azufre, hierro, vitaminas del grupo B como la biotina y el ácido pantoténico, así como vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina D y ácidos grasos esenciales como el Omega 3 y 6. Los alimentos ricos en estas sustancias son las que deberíamos incluir en nuestra alimentación. Así, si hacemos un listado de productos que nos pueden venir bien englobaríamos:

- Huevos: son ricos en zinc, en vitamina D y en selenio.
- Marisco: es rico en zinc, sobre todo las ostras.
- Semillas también son ricas en zinc, selenio, Omega 3 y vitaminas del grupo B.
- Guisantes: ricos en zinc.
- Frutos rojos: ricos en vitamina C.
- Espinacas: ricas en vitamina A y hierro.
- Salmón o sardinas: ricos en Omega 3, que ayudará a mejorar la densidad capilar, y en vitamina D.
- Aguacate rico en vitamina D y E, además de ácidos grasos.

La dieta de tu día a día

"Todos estos alimentos son los que aconsejamos tomar, pero si hablamos de la dieta diaria, ¿cómo debería ser si específicamente queremos que nos crezca más y más sano o denso el cabello?", se pregunta Meritxell Martí. Y nos explica que el desayuno debe ser bajo en azúcares refinados, ya que un alto contenido en azúcar va a destruir por glicación las fibras de colágeno. Por ello, es preferible tomar aquellos de mejor absorción, como pueden ser los naturales de las frutas. Además de las sustancias a las que hacía mención antes, no debemos olvidarnos de los carotenos, fuente de vitamina A. Un ejemplo de menú diario sería:
 

DESAYUNO
- Un zumo de zanahoria, limón o naranja y frutos rojos, a ser posible prensado en frío, para preservar la fibra de las frutas y no solo el azúcar de las mismas.
- Un vaso de leche de almendras, que aportará los nutrientes de los frutos secos, como puede ser la vitamina E, los ácidos grasos Omega 3, zinc, calcio, hierro y magnesio. Un vaso es suficiente y la podemos tomar sola sin necesidad de añadir nada más.
- Un huevo pochado o revuelto, que nos aportará la proteína a la vez que vuelve a ser una buena fuente de zinc.
- Una tostada de pan integral o una galleta de avena, que nos aportarán los nutrientes y la fibra de los cereales. La avena es rica en vitaminas del grupo B, E, hierro, calcio, zinc y fósforo.

COMIDA
- Una ensalada de espinacas, aderezada con frutos secos y semillas, será rica en hierro, ácidos grasos y vitamina A.
- Una ración de salmón.
- Una o dos piezas de fruta, como dos albaricoques, que son muy ricos en vitaminas C y A.

Para cenar, apúntate a los 'Poke Bowls'

Meritxell Martí también propone una idea rica en todos los elementos que estamos indicando: los famosos Poke Bowls, típicos de la comida hawaiana. De hecho, en la isla sus mujeres tienen el pelo largo y sano, en la que además de la genética es muy importante la dieta que están tomando. Son muy ricos en vitamina D, ácidos grasos y vitaminas del grupo A, C y B. "En esta dieta no pueden faltar ingredientes estrella como el salmón, el atún, ambos muy ricos en ácidos grasos. Así como aguacate, alubias de soja, semillas como la chía, hortalizas como el pepino, muy rico en vitamina C o espinacas", nos cuenta.

Pero lo importante es seguir esta dieta durante un tiempo razonable, ya que el cabello tiene un ciclo que dura de dos a siete años. "Es importante saber que si no se puede hacer una dieta apropiada para un cabello sano, sí se pueden tomar suplementos que van a garantizar estos nutrientes o incluso cuando necesitamos un push extra de los mismos", concluye.

Más sobre