Tras una cena pesada, Emily Ratajkowski siempre sigue este truco de dietista

La modelo no come hasta esta hora del día siguiente para contrarrestar los excesos de la noche anterior

Emily Ratajkowski ha asegurado muchas veces que las dietas no son lo suyo y que le gusta comer de todo. Aunque uno de sus platos favoritos sea el uni, una pasta hecha a base de vísceras de erizo de mar con muy pocas calorías, también le encanta disfrutar de una buena cena como demuestra en sus redes sociales. Pero parece que desde hace algún tiempo la modelo ha decidido empezar a cuidarse más, y si el año pasado reveló que había comenzado a ser constante con su ritual de belleza y a darle mucha importancia a las horas de sueño, recientemente ha compartido cuál es su secreto para neutralizar los efectos de las cenas pesadas: el intermittent fasting.

emily-ratajkowski-dietaVER GALERÍA

“Cené mucho ayer por la noche, así que esta mañana he hecho intermittent fasting y no he comido hasta las dos de la tarde. Pero algunas mañanas me levanto y tengo que comer en seguida”, ha explicado Emily a la edición norteamericana de InStyle. El intermittent fasting, o ayuno intermitente, es una práctica que cada vez gana más adeptas entre las que se encuentran Gisele Bündchen, Kourtney Kardashian, Elsa Pataky o Jennifer Lopez, y consiste en esperar un tiempo determinado (normalmente son unas doce horas), desde que se toma la última comida del día hasta el desayuno del día siguiente.

emily-ratajkowski-fastingVER GALERÍA

Cristina Romagosa, experta en nutrición de MediQuo, cuenta por qué imitar a las celebrities es más fácil de lo que pueda parecer: “Realmente, de forma natural realizamos lo que se denomina el ‘ayuno nocturno’, llegando a estar entre 10 y 12 horas sin comer, que rompemos con el desayuno (en inglés breakfast – romper el ayuno), y, sin darnos cuenta, ya gozamos de sus beneficios”. Eso sí, Romagosa también advierte de que para poner en práctica este método, se debe seguir una dieta “variada, rica en fruta y verdura, cereales integrales, legumbres, frutos secos y proteína de origen vegetal y animal. Pero, sobre todo, baja en azúcar añadido, alimentos procesados, determinados tipos de grasa y alimentos superfluos”.

Además de equilibrar su dieta, Emily también ha modificado el plan de fitness con el que complementa su nuevo enfoque de vida. Ratajkowski se declara fan de los pesos de tobillo y las bandas elásticas, accesorios con los que se intensifican los resultados de los ejercicios funcionales que suele practicar en el gimnasio, como patadas de glúteos, sentadillas y estiramientos: “Ahora no se trata de acelerar mi ritmo cardíaco, se trata de mantener mis músculos en movimiento”.

Más sobre