El helado que potencia el bronceado y otras recetas para un tono de piel más bonito

La clave de una piel dorada también está en el consumo de determinados alimentos

Como sucede en muchas ocasiones, la salud y la belleza de tu piel pueden obtener grandes beneficios de tu despensa, también en lo referente al bronceado. Con una dieta rica en alimentos que estimulen la producción de melanina, gracias a la vitamina C y los betacarotenos, se puede potenciar. En opinión de Elisa Blázquez, nutricionista de la Clínica IQtra, "los mejores aliados de una piel dorada son, sin duda, estos últimos (que se comportan como Pro-vitamina A)", pues activan la melanina de la piel y, además, absorben los rayos UV para proteger la piel de los eritemas solares y disminuyen la fotosensibilidad (aunque esto no significa, ni mucho menos, que puedas saltarte el protector solar). ¿Dónde podemos encontrarlos? "Esta sustancia abunda en la calabaza, las zanahorias, los melocotones, albaricoques, la papaya, los pimientos, las espinacas, el té matcha y la espirulina", nos cuenta la experta. Pero no son estos los únicos alimentos que recomiendan los expertos para un bronceado más bonito y duradero. 

Según nos cuenta Elisa Blázquez nos cuenta que para preparar la piel para el sol es fundamental que consumamos una gran cantidad de antioxidantes. "Previenen el fotoenvejecimiento, neutralizando los radicales libres", nos explica, y nos resume los alimentos estrella en esta temporada son: 

- Los aguacates, ricos en vitamina E, un potente antioxidante, clave para la salud de nuestra piel.

- Los frutos rojos (bayas, frambuesas, moras) y las coles (brócoli, repollo, kale), ricos en vitamina C, potasio y betacarotenos. Además de proteger nuestra piel, favorecen la detoxificación de toxinas y mejoran la celulitis.

- Las espinacas y verduras de hoja verde, así como las algas. Son ricos en clorofila, un pigmento con propiedades depurativas potentes y un buen activador de la melanina.

- Los tomates, los reyes del verano en nuestro valorado gazpacho, el plato más completo del verano. Son ricos en licopeno, un betacaroteno esencial en esta época del año. El zumo de tomate es, por ejemplo, un buen refresco veraniego, sano, ligero, refrescante y muy rico en este nutriente. 

- Las grasas Omega 3 también son esenciales. Protegen la piel, mejoran la hidratación, la nutrición y la elasticidad de la piel, repercutiendo en un bronceado mucho más duradero. Se encuentra principalmente en el pescado azul, que también contiene vitamina D, otra vitamina fundamental para proteger la piel. También lo contienen la chía, el lino, las algas y el cáñamo. 

Elisa Blázquez nos resume cuatro recetas muy veraniegas que favorecen tu piel dorada. Toma nota

1. Smoothie rico en betacarotenos. Ingredientes:  2 zanahorias, 60 gr de papaya, 100gr de melón sorolla (naranja), 1 cucharadita de té matcha, 1 cucharadita de chía y 100 ml de bebida de coco. Preparación: Pelar la zanahoria, el melón y la papaya. Batir todo junto al té matcha, la chía y la bebida de coco.

2. Helado de mango y papaya. Ingredientes: 1 mango, 1 papaya y 1 yogurt de coco. Preparación: Pelar la fruta, quitarle el hueso  y triturarla con una batidora hasta crear una crema fina. Luego incorporar el yogurt de coco y batir de nuevo hasta mezclar todo bien. Incorporar esta mezcla en heladeras de palo y meter en el congelador hasta que congelen.

3. Ensalada probronceado. Mezcla en un bol los ingredientes: 2 zanahorias ralladas (betacarotenos), 60 gr de kale muy picadito (Vitamina C), ½ aguacate (Vitamina E), 1 cucharada de semillas de cáñamo (Omega 3), 5 tomatitos cherry (Betacarotenos), 3 sardinillas o caballa (Omega 3), zumo de 1 limón (Vitamina C), aceite de oliva virgen extra y cilantro fresco.

4. Gazpacho de sandía. Ingredientes: medio kilo de sandía, medio kilo de tomates de ensalada maduros, 1 pimiento verde, 1 diente de ajo, 1 pepino, ½ cebolleta, 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, medio litro de agua helada y sal marina. Guarnición: sandía, pimiento y tomate, todo en cuadraditos. Preparación: troceamos la sandía sin la piel ni pepitas, los tomates lavados, el pimiento verde lavado, la cebolleta, el pepino pelado y el diente de ajo, y dejamos macerando en la nevera una hora. Una vez frías y maceradas, las juntamos con el aceite de oliva, la sal y el agua y trituramos con la batidora. A continuación lo pasamos por el colador chino.  Rectificamos de sal y servimos muy frío, poniendo la guarnición en una pequeña brocheta.

Por su parte, Marta Vallejo, Nutricionista y Dietista de Clínica opción Médica, nos resume otros ejemplos de comidas ricas, sanas y que, además, nos ayudan a mejorar nuestro bronceado, como una ensalada de espinacas baby con pimiento rojo, nectarinas troceadas y atún al natural; una ensalada de tomate, zanahoria rayada, fresas y queso fresco; una ensalada templada de brócoli, cebola y gambitas, o, por úlitmo, calabaza asada con requesón, cúrcuma y pimienta. 

Más sobre

Read more