Cómo recuperan la figura las celebrities tras el embarazo

De Behati Prinsloo a Irina Shayk, todas cumplieron esta clave para recuperarse de sus embarazos

Tanto si fueron primerizas como si han tenido su segundo hijo, hay una disciplina que comparten y según los expertos es más importante que ponerse a dieta

Hace apenas unas semanas el ángel de Victoria's Secret, Behati Prinsloo, dio a luz a su segunda hija, Geo Grace, pero más que el parecido con su pareja Adam Levine, lo que realmente sorprendió fue su figura apenas transcurrido un mes del parto. A través de su cuenta de Instagram dejaba a todos sorprendidos por su pronta recuperación tras haber sido mamá a mediados de febrero. Como ella, Irina Shayk también posó en lencería tan solo tres meses después de dar a luz. Pero no solo las tops internacionales, también actrices como Elsa Pataky o la presentadora Pilar Rubio fueron noticia después de sus embarazos por volver con éxito y rapidez a su silueta. ¿Qué tuvieron todas en común? 

La importancia de la musculatura

No hay secretos. La clave reside principalmente en que ya estaban en forma antes de quedarse embarazadas y previamente habían desarrollado musculatura. En este sentido, Fernando Sartorious, el entrenador personal de Elsa Pataky (que también ha preparado a Salma Hayek, Tom Cruise, y algunas actrices de Los Vigilantes de la playa en su momento) lo tiene muy claro. Sartorius -que lanzó el año pasado su segundo libro, Desafío Max, en colaboración con ella- insiste siempre que le preguntan sobre este asunto en la importancia de ganar músculo y no tanto de ponerse a dieta ni perder peso.

"El objetivo debe ser convertirse en una mujer tonificada. Para tener un trasero firme es precisamente músculo lo que se necesita. El músculo sujeta todo y moldea la forma del cuerpo. Lo importante de tener un músculo bien construido es que éste va a servirte para quemar calorías extra en ausencia de movimiento. Es lo que llamamos el metabolismo basal. Ganar músculo es ganar poder de combustión" afirmaba Fernando Sartorious en una entrevista para HOLA.com.

El ejercicio durante el embarazo

Además de contar con una buena preparación previa al embarazo, seguir ejercitándose durante el mismo es también una de las claves que hacen que las celebrities recuperen su figura en escasas semanas. Y es que aunque Khloé Kardashian fue objeto de críticas por hacerlo, lo cierto es que los expertos nos han demostrado que no es perjudicial en absoluto. Caroline Correia, la fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y encargada de ejercitar a Eva González y Pilar Rubio durante esta etapa nos contaba hace algunas semanas que "mantenerse activa en el embarazo es fundamental tanto para el momento del parto como para la recuperación tras él. El ejercicio durante la gestación nos ayuda a prevenir la diabetes gestacional, favorece los partos más cortos y con menos lesión y previene las habituales molestias musculares”

En este punto, hay que destacar que no todos los ejercicios valen. De hecho, deben evitarse los de alta intensidad y en su lugar, el Método 5P y el Pilates son estupendas alternativas recomendadas por Caroline Correia. "Es importante buscar ejercicios que trabajen una integración de la musculatura del core (suelo pélvico, diafragma, transverso abdominal y el músculo multífido), pues cuando se trabajan estos músculos en armonía, la mujer podrá gozar de un embarazo más activo, libre de molestias y de una mejor recuperación post parto", nos contaba la experta. Una premisa que cumple el Pilates, pero también es recomendable el Método 5P. Una técnica diseñada por Chantal Fabre-Clergue, matrona y sexóloga francesa que según nos cuenta la fisioterapeuta Caroline Correia, "son ejercicios propioceptivos realizados sobre un tronco de madera, que tienen como objetivo la tonificación del suelo pélvico y de la zona abdominal, así como el equilibrio de las tensiones musculares, principalmente del diafragma”.

Eso sí, si no has hecho ejercicio nunca, Anna Santidrián, expert line coordinador de Holmes Place, recomienda que "no empieces hasta el segundo trimestre, ya que hay más riesgo de complicaciones en el feto. " Y si llevas toda la vida haciendo ejercicio, es bueno no dejar de hacerlo, pero sí deberás bajar la intensidad de tu entrenamiento ya que las pulsaciones aumentan el doble, hay más sangre para bombear, más temperatura corporal y más peso en tus articulaciones".

Más sobre