Entrevista a Kayla Itsines, la gurú del 'fitness' en la que creen 8 millones de mujeres

En solo cinco años, esta australiana ha visto despegar su carrera como la entrenadora personal más influyente

Si te gusta estar al día sobre todo lo relacionado con el mundo del fitness, no hay duda de que conoces a Kayla Itsines. Con tan solo 26 años se ha convertido en una auténtica gurú para aquellos que quieren estar en forma. Los entrenamientos de esta australiana son legendarios y, ella misma confiesa, brutales. Ideó un método de 28 minutos, que recoge sencillos ejercicios de alta intensidad, para conseguir lo que ella llama bikini body con la mejor versión de uno mismo.

Y en parte lo ha conseguido aprovechando el poder de las redes sociales. Kayla ha conseguido más de 8 millones de seguidores en Instagram a lo largo de los últimos cinco años en los que ha compartido sus rutinas de entrenamiento, pero también ha publicado un ebook llamado The Bikini Body 28-Day Healthy Eating & Lifestyle Guide: 200 Recipes and Weekly Menus to Kick Start Your Journey, realiza giras mundiales en las que cuelga el cartel de sold out y ha lanzado una app de entrenamientos llamada Sweat. Su programa BBG (Bikini Body Guide) ha atraído a millones de fieles seguidores, y su fama no para de crecer. En esta entrevista publicada en HELLO! Middle East, siempre entusiasta, habla de sus comienzos, de la forma en la que se cuida y de su famoso programa de entrenamiento con el que ha transformado los hábitos y la vida de millones de mujeres en todo el mundo. 

 

 

Siempre has llevado un estilo de vida muy saludable, ¿verdad?

Solía jugar al baloncesto cuando era muy joven. Así que siempre me han interesado la salud y el fitness. No sabía lo que quería hacer en la escuela. Estaba muy estresada pensando en mi carrera y sentí mucha presión. Le dije a mi familia que quería hacer algo en el campo de deportes y estaba pensando en el entrenamiento personal. Dijeron: "¡Es una idea tonta!" (risas). "No puedes mantener eso. ¿Qué vas a hacer cuando tengas 60 años?" Decidí ir a la universidad y estudiar docencia -quería ser profesora de Educación Física porque así podría hacer deporte y pensé que conseguiría un certificado de entrenamiento personal aparte. Empecé a hacer algo de personal training y me encantó. Pensé que volvería a la universidad pero nunca lo hice. Nunca regresé. Nunca miré atrás.

 

¿Cómo fueron tus comienzos?

Al principio fue algo a pequeña escala, con las amigas de mi hermana que practicaban netball. Las entrené con mi propio estilo -realmente no conocía nada diferente- en un centro exclusivo para mujeres. Cuando la gente me miraba, comentaban sobre lo difícil que les parecía; yo no sabia qué era difícil y qué no lo era. Mis clientes decían: ¡Esto es ridiculamente difícil. Tienes que hacerlo más fácil'. Y yo les repondía: “No, así es como me entreno yo. Quiero que sientas que estás trabajando duro”. En el gimnasio, estaban acostumbradas a hacer ejercicios sencillos y yo las hice avanzar desde la primera sesión". 

 

 

Una publicación compartida de KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) el

¿Cómo empezó el 'culto' a Kayla?

Conseguí un grupo de seguidores en Adelaide, Australia, de dónde soy. Luego, mi prima de 12 años me dijo que tenía que bajar una app llamada Instagram. Me dijo que podía subir mis fotos favoritas - pero yo no sabía que la gente te podia seguir. Había publicado [fotos de] los cuerpos de mis clientes en mi cuenta… no pensaba en lo que estaba subiendo. Mi prima me preguntó si algún día iba a contestar a la gente que me había escrito. ¡Me sentí súper avergonzada! Tuve que pedir perdón a todos mis clientes, pero pero por suerte les pareció gracioso.

¿Cuál era el plan?

Creció de manera muy orgánica. No había plan. Lanzé un archivo en PDF de mi rutina ya que la gente seguía pidiéndomelo, y ese fue el ímpetu detrás del programa BBG. En el 2014 usé Paint para dibujar una caricatura de una mujer sujetando un dumbell diciendo: “Ebook disponible ahora”. Lo terminé borrando porque me daba vergüenza, pero ahora me arrepiento de haberlo hecho. Luego salió la app

 

 

¿Cuál ha sido el mayor inconveniente de la fama?

No es lo que tú pensarías. No creo que sea famosa... pero es difícil cuando crees que la gente es tu amiga y resulta no serlo. Cuando empecé a crecer, parte de mi familia dejó de hablarme. Con la primera cantidad de dinero que ganamos, pagué la casa de mis padres. Era mi sueño de niña, poder hacerlo. Pero un miembro de la familia -con el que ya no hablo- se me acercó y me dijo que debería haber pagado todas sus casas. Me enfadé mucho. Pensé: "Hemos trabajado tan duro y pensé que me felicitarías". Necesitas saber quiénes son tus amigos, quiénes están ahí para ti y quiénes te aman.

 

¿Te resulta mucho más difícil ahora que estás viajando tanto para ser disciplinada?

Busco a gente que conoce bien los lugares y las áreas a las que voy, y así conocer dónde es bueno comer y hacer ejercicio. Obviamente el jet lag te mata y tu cuerpo esta out algunos días. Pero una vez que se vuelve un estilo de vida, te acostumbras. Aterrizas e inmediatamente piensas: “OK, necesito caminar. Necesito hacer ejercicio. Donde hay lugares buenos y sanos para comer?” Se vuelve parte de tu vida. 

 

 

¿Qué es lo primero que piensas cuando llegas a un nuevo lugar?

Necesito encontrar buena comida. Necesito encontrar el gimnasio. Necesito un buen baño y acostarme.

 

¿Haces ejercicio todos los días?

¿Imaginas hacer esto siete días a la semana? Me lastimaría. Lo hago tres días a la semana, tal vez cuatro. Lo que sí hago es caminar todos los días de la semana excepto uno. Ese día no hago nada.

Soy muy realista. La gente me ve a mí y a mi cuerpo y la forma en que trabajo y piensan que debe ser muy duro. Que debo hacer ejercicio a diario y seguir una dieta perpetua. ¡No! ¡Soy griega! Como pan, arroz, fruta... como de todo. Tengo una dieta equilibrada. Soy completamente 100% normal. Yo tampoco tengo chef ni nada de eso.

¿Crees en los 'cheat days'?

No. Cuando llegamos aquí, fuimos al hotel y al buffet. Tenían buenos postres, así que me llevé todo un plato y no me sentí nada mal. Estoy experimentando una nueva cultura y voy a probar su comida. Por lo general como de manera saludable, así que cuando tengo un pastel de frutas con mi abuela, pienso en que es un tiempo que paso con ella, no pienso: "Oh, tengo que caminar cuarenta minutos después de esto". No deberías pensar en la comida de esa manera. La comida es buena. ¡Hace que la gente se reúna!

 

 

¿Cuál es tu opinión sobre los suplementos?

No tomo suplementos. Ocasionalmente he puesto polvos de proteína en mis batidos si alguien me los ha dado pero no creo que sea necesario. Creo que puedes comer suficiente proteína como mujer y que no necesitas complementarla. Tampoco creo que necesites tomar suplementos antes del entrenamiento. Hay muchas cosas naturales que te darán un impulso. La buena comida es suficiente.

 

¿Tiene un grupo objetivo demográfico?

Cuando empezamos, yo era joven, sólo tenía 21 años. Era joven e ingenua. Pensábamos que nuestro mercado objetivo era de 16 a 30. No pensamos que a nadie por encima de esa edad le interesaría. Entonces las madres empezaron a involucrarse, y ahora es muy popular en la franja de 30 a 45 años. ¡Así que ahora es una franja que va de 16 a 50! También hay algunas mujeres incluso mayores -las llamamos 'BBG Grandmas'- como Suzy Faye, que es una conductora de autobús de 68 años que hace mis ejercicios. La edad es literalmente solo un número ahora.

 

 

Una publicación compartida de KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) el

 

¿Funcionaría el Bikini Body Workout como una sesión del HIIT para los hombres también? ¿Has pensado en ampliar hacia ellos?

No lo haré por los hombres porque no sabría cómo entrenar a un hombre. Para ser completamente honesto, lo encuentro intimidante. Uso mucho las manos cuando entreno a mis chicas, las corrijo y las coloco bien. En Australia, por ejemplo, tienes que preguntar cuando estás tocando a alguien para corregir su postura. Es incómodo para mí. Soy una mujer. Sé cómo piensan. Sé lo que piensan en secreto. Sé lo que comen y cómo comen y lo que dicen que comen. ¡Conozco a las mujeres!

 

¡Pero muchos hombres vienen a tus campamentos de entrenamiento!

Me encanta ver a los hombres llegar allí. Las esposas arrastran a sus maridos que están exhaustos y sudando al final. A menudo se acercan al final y dicen: "Siento mucho haberte subestimado", pero no voy a hacer personalmente una guía para hombres.

 

¿Qué sorprendería a la gente sobre ti?

Dirijo mis propias cuentas de Instagram para que la gente se pone como loca a menudo cuando hago comentarios o dejo un mensaje en sus comentaros.

 

¿Tuviste un momento cuando te diste cuenta de que lo habías conseguido?

Sí, lo tuve. Cuando hicimos nuestra primera gira mundial por Londres. Pensamos que la gente no iba a aparecer. Tuve que esperar detrás de unas puertas cerradas y podia escuchar las voces de las mujeres, pero no tenia ni idea de cuánta gente había llegado. Pensé que me iba a dar mucha pena y que solamente iba a haber 20 personas a pesar de tanta promoción. Las puertas abrieron y había 2.000 mujeres. Mi equipo empezó a llorar. Yo no podía respirar. La energía fue increíble. Yo lloraba como un bebé, ¡estaba tan abrumada!

Más sobre

Read more