'Napercise': ¿puede la siesta convertirse en tu aliada para ponerte en forma?

Basándose en la relación entre un buen descanso y la pérdida de peso, un gimnasio británico ha creado esta disciplina, que promueve un descanso diario de 45 minutos, combinado con estiramientos

Suena el despertador, pones el 'turbo' y comienza el ritmo imparable del día a día, en el que, con un poco de suerte, puedes introducir algún break para hacer ejercicio... con un poco de suerte. Vivimos en una época en la que, sobre todo en las ciudades, cuesta llegar a todo. Un estrés que repercute, y de qué manera, en nuestro descanso. Llega la hora de cerrar el día y no dormimos como deberíamos. ¿Has pensado que esto no solo hace que amanezcas con ojeras y cansada, sino que puede repercutir incluso en tu peso?

Por eso, dormir bien se convierte en un hábito que debería ser sagrado. Y la pausa de la siesta, ¡también! Nos ha sorprendido la iniciativa emprendida por unos centros de fitness de Inglaterra, que han incorporado a su oferta de clases una que consiste, básicamente, en echarse la siesta, basándose en los múltiples beneficios de este hábito. Es algo así como 'entrena durmiendo'. Hablamos del dentro David Lloyd Clubs, que ha creado una clase en grupo para remediar este problema, que ha bautizado como Napercise (una mezcla entre siesta y ejercicio en inglés). ¿Sus secretos? Esta actividad consiste en que los asistentes tienen que echarse una siesta de 45 minutos. Así de sencillo (¡o de complicado!)

Siesta combinada con estiramientos

La demanda existe, pues según su página web, la clase está completa. Las sesiones se llevan a cabo a media tarde y el gimnasio provee los materiales necesarios para realizarla: una cama individual, un antifaz contra la luz, música tranquila, una mantita y te apagará las luces cuando estés listo; además empieza y termina con algunos ejercicios de estiramiento para hacer que el cuerpo se prepare. Esta particular clase está pensada para revitalizar la mente, el cuerpo e incluso quemar calorías. Destinado en concreto a aquellos padres para los que dormir por la noche se ha convertido en un lujo, pero extensible a cualquiera que esté descansando mal, no sabemos si la idea acabará exportándose... y más en un país como España en el que la siesta, sobre todo en estos meses de calor que ya se asoman, es un auténtico placer.

Dormir más por la noche hace que se pierda más grasa

Esta iniciativa no es casual, y es que está comprobado que la falta de descanso puede interferir con tu peso. Tal y como nos cuentan en la start-up eve Sleep, un estudio de la Universidad de Chicago ha demostrado que mientras se hace una dieta, dormir 8,5 horas seguidas por la noche hace que se pierda más cantidad de grasa. Y es que un buen descanso influye en diversos factores que son clave para adelgazar. Así, si dormimos poco o mal hace que aumenten los niveles de grelina, una hormona que estimula el hambre, y disminuye los de leptina, que indica al cuerpo satisfacción al comer. Por lo tanto, la falta de un sueño adecuado lleva a desear comidas con más cantidad de grasa y carbohidratos. También aumenta el cansancio del día a día, por lo que además de acabar comiendo más y peor, a la vez que se tiende a hacer menos ejercicio. Sin embargo, cuanto más descansados nos sentimos, más dispuestos estamos a hacer ejercicio. Haber dormido bien ayuda a tener más energía, rendir mejor y a quemar más calorías. Muchos estudios demuestran que las personas con más problemas para dormir tienden a llevar una vida sedentaria. Practicar ejercicio y dormir bien genera un metabolismo más rápido a la hora de quemar grasas.

Dormir adecuadamente ayuda a sentirse saciado antes y durante más tiempo. Los expertos aseguran que un sueño de calidad incita a hacer mejores elecciones nutritivas: a la gente le suele apetecer más una pieza de fruta que un dulce cuando ha tenido un sueño reparador.

Por último, hay que tener en cuenta que mientras duerme, el cuerpo humano quema entre 50 y 100 calorías por hora, ya que durante el sueño profundo el cerebro puede estar incluso más activo que durante la vigilia, por lo que podríamos decir que durmiendo ¡se quema grasa sin hacer nada!

Es, quizá, un extremo el hecho de apuntarse a una 'clase de siesta', pero coincide con la idea que exponen muchos especialistas, que insisten en predicar los beneficios de la siesta a medio día, de 20 minutos, como remedio para para mejorar tu salud, tu productividad y hasta tu humor. Celebrities como Katy Perry, Gigi Hadid, Chrissy Teigen, las Kardashian o Izabel Goulart también coinciden en que tener una nap time es parte esencial de su rutina de belleza.
 

Más sobre