Todavía queda para que lleguen los meses más fríos del año, sin embargo, es importante ser consciente de la necesidad de prepararnos para que no nos pille por sorpresa. Más tirante, con aspecto apagado, poco hidratada... "La combinación de temperaturas bajo cero, el fuerte viento y la calefacción se convierten en un cóctel explosivo que se traduce en una piel seca, descamada, opaca y con líneas de expresión más pronunciadas", nos explica Marta Gamarra, directora de Formación de Eve Lom en España.

Piel inviernoVER GALERÍA

"En esta época del año la piel se vuelve más seca y sensible. La aparición de rojeces también es habitual. El frío, los cambios bruscos de temperatura y la falta de humedad que se produce en invierno hacen aumentar la deshidratación, por lo que es importante aportar a nuestra piel una ración extra con los productos adecuados. Productos que hidraten, protejan y reparen la piel", afirma Eva Otero, Cosmetóloga de Laboratorios Alter. "Si la función barrera de la piel es la adecuada esta estará más protegida y tendrá mejor aspecto", añade.

"Las manos y la cara son las zonas más afectadas por el frío, ya que son las que quedan en contacto directo con el frío, el aire… Recomiendo utilizar guantes para evitar que la temperatura de las manos baje en exceso, así como utilizar crema hidratante y nutritiva ", declara el Dr. José Vicente Lajo Plaza, director del Centro Médico Estético Lajo Plaza.

InviernoVER GALERÍA

¡TOMA NOTA!

- No todas las pieles son iguales, las finas y secas son las más sensibles a estos cambios. También están más afectadas las zonas con piel más fina como las mejillas.

- Los labios son los principales damnificados cuando comienza el frío, por eso es importante elegir un buen producto con 'efecto película' que proteja la piel, pero que también transpire e hidrate.

- No debemos olvidar utilizar protección solar, ya que en invierno también estamos expuestos a la radiación UVA y UVB y debemos protegernos de sus efectos nocivos.

- Como en cualquier época del año es imprescindible realizar diariamente una buena limpieza, sobre todo antes de acostarte, para que la piel respire y se elimine la acumulación de sustancias que la puedan irritar.

- Utiliza productos con propiedades antioxidantes que hagan que la piel pueda defenderse, ya que su propia capacidad para protegerse dismiuye.

- ¡Haz ejercicio! Trabajar la musculatura que se encuentra bajo la piel estimula la circulación, proporciona más oxígeno y nutrientes a las células y ayuda a eliminar toxinas más rápidamente. Además, un cuerpo más firme y en forma también ayuda a que la piel esté en forma.

- Beber agua durante el día, ya que hay que rehidratar la piel desde dentro.

InviernoVER GALERÍA

Victoria Pilas, Naturópata y Terapeuta de Silicium Lab, destaca siete productos naturales imprescindibles para cuidar nuestra piel: Selenio, Zinc y Silicio son oligoelementos con una gran capacidad reparadora de los desastres causados por las inclemencias del tiempo y el abuso de las calefacciones, usados directamente sobre la piel actúan regenerando, nutriendo y favoreciendo la producción de colágeno. Además, hay otros grandes protectores que actúan formando una barrera frente a las agresiones climatológicas externas:

- El aceite de coco: es la mejor crema hidratante que podamos comprar, proporciona hidratación real y profunda.

- El aceite de Chia: regula los procesos metabólicos de la piel, promueve la actividad de las vitaminas A, evitando el desecamiento de la piel y actuando como barrera natural frente a factores exógenos.

- El aceite de rosa mosqueta: contiene gran cantidad de antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos esenciales, que regeneran y protegen la piel. Atenúa y disminuye las marcas y cicatrices.

- El Aloe Vera: es hidratante, regenera la piel, revitaliza y posee efecto anti-edad.

InviernoVER GALERÍA
FÍCHALOS:
1)
Nutrify&Protect Day Cream de Colbert MD. 2) Daily Protection SPF50 de Eve Lom.
3) Leche corporal nutritiva de Avène. 4) Crema Nutrición Celular Intensiva de Germinal. 5) Gel de ducha en aceite de Nievea. 6) Concentrado ultra-reparador de Yves Rocher. 7) Crerma de manos de Eucerin. 8) Aceite armonizante de Rosa Mosqueta de Weleda.

¿Y la alimentación? Si prestas un poco de atención a lo que comes e incluyes en tu dieta ciertas pautas, verás cómo ayudas a que tu piel esté sana y jugosa. De la mano de los expertos de la firma cosmética Mio, te proponemos unos tips muy sencillos para que el frío no te pille desprevenida.

- Come agua, ¡no sólo la bebas! ¿Es coincidencia que la grasa, el azúcar y los demás alimentos malos para la piel no contengan apenas agua? No busques tu hidratación sólo en forma líquida (pues se elimina rápidamente). Los alimentos ricos en agua, como la fruta y las verduras, no sólo son ricos en agua, sino también en nutrientes esenciales imprescindibles para una buena piel.

- Pescado azul: es una de las mejores fuentes de ácidos grasos esenciales (ácidos Omegas), que fortalecen y nutren la piel y mantienen la barrera epidérmica cohesionada.

- Verduras de hoja verde oscuro: son ricas en antioxidantes. Inclúyelas al menos cinco veces por semana en tu dieta.

- Aceite de semillas de cáñamo: tiene el mejor equilibrio de Omegas 3 y 6 que necesita tu piel. ¡Pruébalo
para saltear un poco tus verduras de hoja verde! Prueba también a tomar semillas de lino, de sésamo o del
mismo cáñamo que puedes espolvorear sobre tus verduras, ensaladas o yogures.

Más sobre

Read more