Puesta a punto para el verano: Zonas 'de alto riesgo'

Te proponemos los tratamientos a la última para mejorar la apariencia de brazos, piernas y vientre

Antes de que nos queramos dar cuenta, el verano estará aquí. Y estamos de lleno en la operación biquini, en ese 'preparados, listos, ¡ya!' para estar con la figura a punto de cara a esos meses de sol y playa -o piscina-. En esta particular 'batalla' hay algunas zonas especialmente sensibles, zonas complicadas que nos lo ponen más difícil: el vientre, las piernas y los brazos. Te damos tres soluciones para atajar algunos de sus problemas. ¡Toma nota!

Vientre plano ¡sí se puede!
Uno de los objetivos más buscados en todos los centros de estética es el de perder grasa en abdomen. Y lo es tanto para los hombres, que no consiguen hacer desaparecer el michelín del costado o esa apariencia abombada del estómago a pesar de las horas de deporte, como para las mujeres, que acumulan grasa bajo el ombligo, sobre todo después de los partos, y que han perdido la firmeza de la zona hace años, a menudo por cambios frecuentes de peso. El abdomen es un punto débil en la figura de todos y una zona difícil de mantener a raya a pesar del ejercicio.

En el Instituto Javier de Benito de Barcelona ofrecen un tratamiento que logra una mejora de su aspecto, sin inyecciones, sin máquinas, sin electroestimulación y sin cirugía. El tratamiento localizador de cabina Vientre Plano consta de tres fases:
-Aplicación de un sérum que activa la circulación y produce hiperemia, es decir, que logra la irrigación mediante el aumento de la temperatura.
-Masaje con un gel antiglicación formulado para evitar que la proteína que absorbe el azúcar se enganche al adipocito (cuya inflamación está en el origen de la celulitis).
-Terminado este trabajo el masaje continúa con la aplicación de una crema anticelulítica e hidratante
-Se cubre la zona con una gasa impregnada de mascarilla formulada a base de algas y se deja actuar 20 minutos. Esta mascarilla, que produce una importante subida de la temperatura, logra destruir adipocitos y por tanto, quemar grasa.
-Por último, y tras retirar la mascarilla, se aplica una crema hidratante.

Más información: Para lograr un resultado evidente y duradero, se recomiendan al menos 5 sesiones en cabina.
Duración 75m . Precio 85 €


¿Y las piernas?
El centro madrileño Serendipia propone su protocolo Summer Legs, un ritual exclusivo que drena líquidos, desincrusta celulitis y, además, ayuda a broncear las piernas. Las candidatas perfectas son las piernas hinchadas, con glúteos deformados o “caídos”, cartucheras, o rodillas regordetas, con celulitis, con retención de líquidos o problemas de mala circulación.

Lo primero es preparar la piel, y por eso el protocolo parte de una intensa exfoliación sin aceites, cremas ni ninguna sustancia, solo con la ayuda de un cepillo exfoliante de madera y cerdas naturales. El objetivo de esta friega es movilizar los depósitos de grasa, que posteriormente serán drenados, liberar toxinas y desestancar líquidos mediante movimientos ascendentes controlados. Continúa con una microexfoliación en frío. Este segundo paso aligera las piernas de inmediato, desencadena un proceso de vasoconstricción y promueve una mejor absorción de los activos que se aplican a continuación. Este paso ayuda a la eliminación de nódulos y líquidos gracias a la aplicación de productos con un masaje anticelulítico en cuatro pasos. El ritual finaliza con Photoshop Oil de Ami Iyök, un aceite corporal a base de Monoï de Tahí –rico en flor de Tiaré- que aporta una hidratación profunda a las piernas. Además, gracias a sus sutiles pigmentos, ayuda a disimular las imperfecciones y aporta un ligero bronceado.

Más información: el tratamiento puede ser de 60 minutos (una sesión, 80€) o de 90 minutos (una sesión, 110 €).

Brazos, ¿quién teme a la manga corta?
La flacidez en la cara interna de los brazos es un problema que conocen incluso las mujeres delgadas y en forma. La falta de tono muscular, la pérdida de colágeno y elastina de la piel y el aumento del compartimento graso, provocan la aparición de las temidas “alas de murciélago”.

En el Centro Médico Lajo Plaza se ha elaborado un novedoso protocolo dual basado en el uso de carboxiterapia médica de última generación más diatermocontracción, que reafirma, tonifica, aporta tono muscular y mejora notablemente la calidad de la piel.

El protocolo se inicia con la aplicación de carboxiterapia médica de última generación. Esta consiste en la infusión controlada de dióxido de carbono medicinal (CO2) por vía subcutánea. Al ser de última generación, el gas se infiltra a temperatura corporal y se puede controlar perfectamente la presión del mismo, lo que reduce las molestias que este tratamiento provocaba en sus inicios.

La segunda parte del tratamiento se basa en la diatermocontracción médica. Esta es una radiofrecuencia creada para la medicina de rehabilitación tan poderosa que puede llegar incluso a los huesos: esta capacidad de llegar a los planos más profundos hace que se puede trabajar hasta la musculatura más profunda, provocando una contracción amplia y potente. Al tiempo que se realiza la tonificación muscular, la diatermia - el aumento localizado de temperatura de la dermis- estimula la producción de colágeno dando a la piel más elasticidad y alisando la superficie corporal.

Más información: Se recomiendan 10 sesiones combinadas de ambos tratamientos. Precio por sesión: 80 € la sesión combinada de carboxiterapia + diatermocontracción.

¿Una revolución antigrasa?
Si quieres una alternativa para acabar con los problemas de la grasa localizada en varias de estas zonas, ¡la hay! El tratamiento Vanquish de Slow Life House logra llevar energía directamente al adipocito y destruirlo de forma definitiva sin dañar los tejidos circundantes mediante una radiofrecuencia selectiva que actúa únicamente sobre la grasa. Actúa sobre abdomen, cartucheras, flancos y brazos de forma no invasiva y eficaz. Es tan selectivo que, en caso de no haber grasa suficiente, ni siquiera se llega a poner en marcha. Por eso logra calentar la grasa – pero no afecta a los tejidos circundantes, como epidermis, dermis y músculo.

No hace falta tiempo de recuperación: durante el tratamiento, tan sólo se puede llegar a sentir una cierta sensación de calor, pero permite hacer vida normal de inmediato. No hace falta el uso de ninguna anestesia, ni siquiera tópica, para este tratamiento, que es totalmente indoloro. Para mejorar y potenciar la metabolización y arrastre de la grasa eliminada, se aconseja beber agua en abundancia antes y después del tratamiento, además de realizar algo de actividad física o acompañar el tratamiento con presoterapia para un mejor y más eficaz drenaje linfático.

Más información: Hacen falta de 3 a 4 sesiones para reducir la grasa de forma permanente, separadas por dos semanas entre sí. Precio por sesión: 195 €

Más sobre

Read more