Plan de choque: ¿cómo recuperarse tras el verano?

Maribel Yébenes nos da las claves para recuperar nuestra piel y nuestro cuerpo tras volver de vacaciones

Fin de las vacaciones para muchos y toca 'arreglar' los pequeños excesos del verano, que hacen mella en nuestra piel y también en nuestra silueta. Hemos contado con los consejos expertos de Maribel Yébenes, quien nos da las claves para una 'operación retorno' eficaz.

VER GALERÍA



¿Cuáles son los principales problemas de la piel a la vuelta del verano?
El exceso de radiación UV produce múltiples consecuencias negativas en la piel. Los más visibles e inmediatos son que está inflamada y su capa córnea engrosada, una forma de protección natural pero que delata la 'tortura' a la que se la ha sometido. Este engrosamiento hace que, junto con la deshidratación lógica y excesiva que sufre, la piel se muestre rugosa y ajada. Dependiendo del tiempo de exposición al que se la haya sometido, también puede mostrar manchas o atisbarse su aparición inminente. Esto sin contar con el daño que sufre el ADN celular, el cual guarda esta información de por vida, generando un largo etcétera de problemas que serán el desencadenante de las arrugas, manchas, discromías de la piel e incluso de cáncer.
También pueden producirse fotoalergias, que son una reacción excesiva en forma de erupción generada al contacto con un agente externo, alimento o medicación ingerida debida a la interacción de los rayos UV. Todos los síntomas son visibles cuando se regresa a casa, con nuestro clima habitual. Y los excesos serán palpables y más visibles en octubre.

¿Hay alguna receta mágica para intentar mantener el bronceado que tanto nos ha costado conseguir?
Principalmente hay que hidratar la piel con profusión. De este modo, los tejidos mantienen un nivel hídrico adecuado y la renovación no es tan traumática, evitando pelarnos y haciendo que el tono permanezca homogéneo y estable por más tiempo. También podemos recurrir a los autobronceadores para que el paso de bronceado a blanco no sea tan obvio y marcado.

Volvemos a casa y nos encontramos con un problema añadido, las manchas provocadas por el sol. ¿Qué recomienda en estos casos?
Lo ideal, además de procurarnos los cuidados cosméticos domiciliarios adecuados (limpieza suave, hidratación, nutrición), es acudir a un centro de belleza. Allí, los profesionales podrán evaluar el daño, y según este y el tipo de piel y los condicionantes de cada persona, ofrecer un plan de acción personalizado. Siempre deberá ser el menos agresivo, ya que la piel está sensibilizada.

Alessandra Ambrosio,VER GALERÍA



¿Cuál sería el ‘plan de choque’ adecuado para esa 'reentré' tras las vacaciones?
Es urgente acudir al instituto de belleza para restablecer el manto hidrolipídico, curarla de los daños solares y prepararla para el invierno. En octubre es cuando aparecen todos los daños solares del verano, cuando la piel ha perdido el bronceado, se ha “calmado”, entonces es cuando se hacen visibles las secuelas que el verano ha dejado en ella. Además, es importante prepararla para el invierno, el cual tiene sus características propias y atacan a la piel igualmente, aunque de manera distinta. Es muy recomendable. En principio sería aconsejable aumentar las dosis o porcentajes de los principios activos. Recurrir a fórmulas más enriquecidas que suavicen la capa córnea e infundan hidratación y nutrición intensa. También echar mano de las mascarillas hidratantes y aplicárselas diariamente durante al menos las primeras semanas e incluir en la rutina serums reparadores intensivos y antioxidantes.

Cenas, chiringuitos, aperitivos… Otro de los ‘daños colaterales’ del verano son los kilos de más… ¿qué recomienda para volver a la normalidad?
Evitar las comidas refinadas, las harinas, azúcares, embutidos, fritos y todo aquello que ofrezca al cuerpo un aporte excesivo de calorías vacías. Debemos beber en abundancia, tomar zumos naturales de fruta y verdura que nos ayuden a depurar y recuperar el organismo y repercutan igualmente en la salud de nuestra piel. Y sobre todo, volver a las pautas lógicas que deberíamos mantener todo el año.

Más sobre

Read more