Belleza al sol: Razones para usar ‘after sun’

Contribuyen a aliviar la sensación de quemazón, ayudan a hidratar, nutrir y calmar la piel sensible en profundidad

VER GALERÍA  

Tras disfrutar de un placentero día de sol y playa, es fundamental dedicarle un poco de tiempo a tu piel. Y es entonces cuando has de sacar de tu neceser de verano un producto básico en los meses de vacaciones, el after sun. Los efectos de estos productos específicos van mucho más allá de los de una crema hidratante: alivian la sensación de quemazón, ayudan a hidratar, nutrir y calmar la piel sensible en profundidad y regeneran las células dañadas, además de preparar la piel para nuevas exposiciones, volviéndola más resistente.

Todo son ventajas
Pero, además, el after sun es el aliado perfecto para prolongar el bronceado, y cuida en profundidad la piel, manteniéndola elástica y tonificada durante todo el verano. Sus compuestos incluyen ácidos grasos y vitaminas, aunque algunas marcas han desarrollado innovadoras fórmulas para multiplicar sus beneficios: lociones que incorporan anticelulíticos, geles reafirmantes, cremas antiedad... Y son presentados bajo múltiples texturas para facilitar su absorción: emulsiones, mousses, sprays... . Toda una inversión en belleza y salud, que te permitirá sacar partido de cada rayo de sol de forma saludable.

Pero, ¿cómo actúa en nuestra piel? Leonor Prieto, farmacéutica y directora científica de Laboratorios La Roche-Posay, nos lo explica: “Los after sun se componen fundamentalmente de elementos hidratantes, calmantes, aguas termales descongestionantes y antiinflamatorias, aceites vegetales, extractos de plantas con poder reparador y antioxidante… Reparan la barrera cutánea, hacen que la piel se regenere con mayor calidad y pueden combatir, en parte, el efecto de los radicales libres”. Pero la experta insiste en que, sobre todo, hay que prevenir. “Lo que debemos evitar es el daño, pensar que no desaparece totalmente y se acumula. Una vez que el daño solar se produce, queda marcado en la piel, ya que las células tienen memoria. Es como si recibimos una herencia: la podemos gastar en un día o que nos dure muchos años. El uso que hagamos de nuestro ‘capital solar’ será decisivo”, concluye.

Un truco. Dedicado especialmente a quienes adoran las cremas de efecto frío, especialmente tras un día de sol: nada como guardar el after sun en la nevera (pero nunca en el congelador, cuidado), para, al extenderlo, disfrutar de una caricia especialmente refrescante. Resulta especialmente agradable en las piernas, ya que, además, estimula la circulación.


after_sun_productos-VER GALERÍA  

1. 'Emulsión reparadora after sun' de Avène. 2. 'Posthelios Gel Fondant', de La Roche-Posay. 3. 'Ecran Aftersun'. 4. 'Leche para después del sol', de Galénic. 5. Hidratante After Sun de Lancaster.

Más sobre

Read more