Caminar en la arena de la playa, cura de relax ¡y de belleza!

Los paseos en el mar son una buena alternativa para tus piernas en los meses de verano

caminar playaVER GALERÍA  

Los largos días de sol y playa nos ofrecen, además de disfrutar de los baños en el agua marina, otra relajante alternativa: caminar descalzo sobre la arena de la playa es, ¡no hay duda!, una auténtico placer. Pero es que, además de aprovechar para relajarte mientras escuchas el sonido del mar, disfrutas de un buen número de beneficios para tu salud y también para tu belleza. Entre ellos, podemos destacar que se mejora la circulación sanguínea -por lo que resulta especialmente recomendable, por ejemplo, para las personas con varices-, se activa la circulación linfática, tonifica los músculos… Y, además, ¡peeling gratis! Como te decíamos, también hay beneficios desde el punto de vista de la belleza, pues el roce de la arena es el mejor exfoliante natural. Basta con andar descalza sobre ella para disfrutar de pies más suaves en poco tiempo gracias a este peeling casero. Y, un extra más: andar por la orilla aporta además las virtudes del agua marina: contiene minerales (yodo y sodio) que previenen el envejecimiento y el movimiento de las olas tonifica los músculos. ¡Es muy relajante! Caminar descalza sobre la arena es una de las mejores alternativas para cuidarte en verano.

¿Qué es mejor, dentro del agua o en la arena?
Lo normal es hacerlo sobre la arena mojada, pero caminar dentro del agua o sobre la arena seca también tiene sus trucos. Quienes decidan aplicarse a fondo pueden caminar dentro del mar con el agua a la altura de los muslos, procurando levantar bien las piernas en cada zancada. Se trata de un ejercicio cansado que, sin embargo, fortalece de forma espectacular la musculatura de las piernas y los glúteos.
Además, ten en cuenta que existe diferencia entre la arena mojada y la seca, en la que es más difícil caminar, pues hay que hacer más esfuerzo. Conviene empezar por la mojada en la que, además, al romper las olas en la orilla, el agua masajea los tobillos, con lo que el ejercicio es todavía más completo. A medida que se mejore la forma, continuar por la arena seca, que es menos estable y moverse por ella implica mayor esfuerzo, por lo que hay que tener en cuenta que existe más riesgo de lesiones, principalmente en los ligamentos del tobillo.

Ten en cuenta...
-Algunos paseos son de puro relax, pero hay muchas personas que se lo toman muy en serio y convierten esos paseos matutinos o vespertinos -es importante aprovechar la primera hora de la mañana o el atardecer- en una buena alternativa para mantenerse en forma. 
-¿Tus compañeros indispensables? Y como siempre que estés en la playa ‘sola ante el sol’, no olvides aplicarte protector solar, llevar una botellita de agua y cubrirte con una gorra o sombrero.
-Mueve las manos al caminar, para evitar que se hinchen.
- Siempre es más agradable disfrutar de esta placentera costumbre en compañía. Además, ir acompañada te 'obligará' a vencer la posible pereza.

Más sobre

Read more