¿Sufren tus piernas los efectos del calor?

Puedes tener alguna molestia, sobre todo en el caso de que padezcas problemas circulatorios

'¡Cómo se me hinchan las piernas con el calor!'. Es ésta una de esas frases más que habituales en estas fechas. Y es que el verano no es la mejor época para las personas que tienen problemas en sus piernas, pues aumentan los problemas como la pesadez, el cansancio, los calambres, los hormigueos o la hinchazón. ¿La razón? El calor tiene un efecto vasodilatador sobre las venas, lo que puede generar alguna molestia sobre todo en el caso de que padezcas problemas circulatorios. Por ello, los doctores Carlos Lisbona y Xavier Puncernau de la Unidad de Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon de Barcelona nos ofrecen unos sencillos trucos que te permitirán disfrutar del verano ¡con unas piernas radiantes!

¡A cubierto! Lo más importante es no exponer las piernas al sol o a cualquier otro foco de calor durante tiempos prolongados. Por ello, los doctores aconsejan utilizar pareos, faldas largas de lino o tejidos frescos y ligeros que eviten que el sol incida directamente en las piernas.

En marcha. Se recomienda no permanecer de pie o sentada con las piernas bajas por tiempos prolongados. Así, estos especialistas proponen aprovechar e ir dando cortos paseos o buscando cualquier excusa para levantarse y estirar las piernas o cambiar de postura. 

Agua fría. Los días más calurosos del verano la mejor solución para activar la circulación son las duchas de agua fría. Conviene alternar los chorros de agua fría y de agua tibia (nunca caliente).

¡Date un masaje! Los masajes desde el pie hacia el muslo son muy aconsejables para la correcta salud vascular, refrescan, hidratan y calman las molestias. Los doctores recomiendan hacer un masaje de varios minutos un par de veces al día con gel de aloe vera, guardado previamente en la nevera para que este frío.

Piernas en alto. Es bueno descansar elevando las piernas, aprovechando el momento de estar estirado en la tumbona o en la misma cama, para realizar ejercicios con las piernas alzadas. 

Agua también por dentro. Beber dos litros de agua al día y una dieta rica en rica en fibras y verduras es otro de los secretos para evitar la retención de líquidos y facilitar la circulación. Además, intenta cocinar con poca sal y moderando los condimentos, especies, fritos o picantes.

Ejercicios en el agua. Una de las mejores formas de aprovechar los días de playa es pasear por la orilla con las piernas dentro del agua. Si además de caminar, vamos parando y ejercitando las piernas poniéndonos de puntillas repetidas veces y al contrario, apoyando los talones y elevando el antepié, ayudará mantener una correcta circulación.

Más sobre

Read more