Puesta a punto: esta primavera ¡presume de piernas!

Toma nota de nuestros consejos para prepararlas de cara a los meses de calor

La primavera ha llegado con fuerza y hemos tenido que sacar ya del armario faldas, vestidos, shorts... Algunas se resisten a quitarse las medias, pero las más atrevidas ya lo han hecho aprovechando las altas temperaturas de estos días. Es entonces cuando las piernas recuperan protagonismo y el momento en el que más debemos preocuparnos por su aspecto, como hacen, no hay duda, las celebrities que han pasado estos días por el Festival de Coachella, donde hemos visto a un buen número de famosas luciendo piernas de cine.

'Tips' básicos
Tres son las claves para presumir de piernas ahora que llega el calor: poner a raya la celulitis, eliminar el vello y mantener su piel suave y sedosa gracias a la acción de las cremas hidratantes. Pero, además, precisamente con la subida de las temperaturas, hay que prestar especial atención a sus problemas de circulación. Toma nota de estos consejos si quieres mantenerlas saludables.

Di sí a...
-El ejercicio. Una vez más, te animamos a que te pongas en forma. Andar es la manera más fácil de poner el sistema circulatorio en marcha.
-Los complementos venotónicos. Tomar infusiones, comprimidos o pastillas de plantas que refuerzan las paredes venosas es importante cuando se tiene mala circulación. Son muchas las plantas que nos ayudan: vid roja, ruscus, centella asiática, castaño de Indias, arándano, ginkgo biloba, hammamelis… Son compuestos ricos en flavonoides que además se encuentran en las cremas para piernas pesadas.
-Las medias de compresión. En verano dan pereza, pero en invierno y antes de que los termómetros se disparen -ahora es buen momento-, son buenas aliadas de la buena circulación.
-Los masajes. Hay determinados tipos de masaje, como la presoterapia y el drenaje linfático, que le van muy bien a tus piernas. Son los más adecuados para atenuar los problemas de circulación, y muy recomendables en determinadas épocas como el embarazo.

Di no a...
-El sedentarismo. Si el movimiento era bueno para nuestras piernas, la falta del mismo les viene mal. Especial riesgo tienen quienes pasan mucho tiempo de pie en un mismo espacio, como los vendedores.
-La ropa ajustada. Aunque muchas se apuntan a los pantalones skinny, lo cierto es que todo aquello que entorpezca la circulación puede crear problemas.
-Los tacones. Si son demasiado altos impiden el correcto movimiento de los músculos de la pantorrilla y el pie, lo que no favorece ese famoso movimiento de “bombeo”.
-El sobrepeso. Los kilos de más pesan también sobre las piernas.
-Las malas posturas. Nada de cruzar las piernas si sentarse sobre ellas. Hay que dejar que la sangre fluya libremente.
-El tabaco. La nicotina no permite que se oxigene bien el cuerpo y que la sangre llegue empobrecida a las células.

Más sobre

Read more