Elsa Pataky, Eugenia Silva, Amaia Salamanca… ¿cómo recuperan su figura tras dar a luz?

No te pierdas los consejos de nuestro experto, el entrenador personal Juan Rallo

Dio a luz a sus mellizos hace apenas tres semanas, y Elsa Pataky ya ha recuperado prácticamente su silueta. Y lo más probable es que, más pronto que tarde, veamos a las recientes mamás Eugenia Silva o Carolina Cerezuela sin un kilo de más tras su embarazo. Parece que las famosas tuvieran una capacidad de recuperación ‘milagrosa’ tras ser mamás . Pero lo cierto es que no hay milagros detrás, sino, en la mayor parte de los casos, tenacidad y constancia para recuperar los buenos hábitos. Hemos hablado con nuestro experto, el entrenador personal y experto en fitness Juan Rallo, quien nos ha dado las claves para retomar esa rutina tras el parto.

Son muchas las famosas que acaban de convertirse en mamás. Siempre nos llama la atención lo rápido que se recuperan de sus embarazos… ¿hay alguna ‘receta mágica’ para conseguirlo? ¿La naturaleza también ayuda?
Es necesario decir que estos casos pueden valer como anécdotas, pero no como norma, porque no siempre se puede comenzar a realizar deporte con tanta premura después del parto.
Lo primero es tener el permiso del ginecólogo, y a partir de ahí, la necesidad de cada mamá y el tiempo que le pueda dedicar a su recuperación determinarán en buena medida la velocidad de su 'operación postparto'.

Las primeras semanas son complicadas para las mamás, que se ven desbordadas con la llegada del bebé, ¿qué les recomendaría para que se animaran a retomar su rutina de ejercicios?
Hay una corriente muy fuerte que consiste en hacer ejercicio con el propio bebé. Hay, de momento que yo haya visto, yoga con el bebé y pilates con el bebé, y en ambas modalidades se usan posturas en las que la mamá está en contacto permanente con el bebé, aprovechando el propio peso del niño para aumentar la intensidad del ejercicio. Por supuesto, son posturas y movimientos muy suaves y muy seguros, y es muy recomendable para las nuevas madres.
Otra opción que recomiendo es usar la red: en internet hay muy buenos vídeos y muy buenos entrenadores on line que permiten entrenar sin salir de casa, mientras el bebé descansa.

Una mamá que afronta su embarazo en forma, ¿lo tiene más fácil para recuperarse tras dar a luz?
Mucho más. En primer lugar porque el deterioro del cuerpo durante el embarazo y en el propio parto es menor, ya que las embarazadas que hacen ejercicio tienen menos problemas de circulación, de retención de líquidos y de acumulación de tejido adiposo, con lo que recuperar va a ser más rápido y más fácil.
Además, una musculatura trabajada va a tener mayor tono, es decir, más firmeza y, por tanto, va a recuperar antes la forma original.

¿Conviene hacer un plan de ejercicios personalizados, en función del tipo de parto y de las recomendaciones médicas?
Hay algunos ejercicios genéricos, que valen para todas las nuevas mamás, como por ejemplo un ejercicio cardiovascular como la natación o la elíptica, y hay otros que afectan a la zona del abdomen, para los que sería recomendable ponerse en manos de un profesional del entrenamiento que prepare en cada caso un plan a medida.

¿Cuáles son las zonas del cuerpo que sufren más los ‘efectos colaterales’ del embarazo?
En un embarazo activo, en el que se ha llevado el peso a raya, las tres zonas más castigadas son el abdomen, el pecho y el suelo pélvico, éste sobre todo en los casos de parto natural.
En los embarazos inactivos, además de las anteriores, las piernas por posibles problemas de circulación y un aumento de grasa generalizada.

¿En qué momento se recomienda volver a hacer ejercicio tras el parto?
Sin duda, el momento en el que el médico lo apruebe, que suele depender de los siguientes factores:
-Del tipo de parto, de su dureza, medicación etc.
-De la importancia de las cicatrices.
-Del nivel de actividad de la mamá durante el embarazo
-Y de factores genéticos
El momento lo marca un poco el propio cuerpo, que cuando lo va necesitando lo pide, van desapareciendo los dolores y se va recuperando la fuerza después del parto. Lo que sí es importante es empezar progresivamente, y dejando mayor tiempo de recuperación a las zonas de las que hemos hablando antes como las más afectadas.
En líneas generales, a las 2 semanas se puede estar haciendo ejercicio suave y terminada la cuarentena ya se puede empezar con intensidades importantes.

¿Qué ejercicios son los más recomendables para las mamás recién estrenadas?
Según los gustos de la mamá y, sobre todo, de la fase de recuperación en la que se encuentren pero, en general, ejercicio en los que no haya mucho movimiento ni mucho impacto, por ejemplo la natación es ideal. También los ejercicios que hemos mencionado con el propio bebé o paseos tranquilos.
En una fase un poco más avanzada, mi ejercicio secreto es subir escaleras, pues no tiene impactos y, sin embargo, recupera muy bien la zona de las piernas y los glúteos.

En los casos en los que, por prescripción médica, haya que esperar para ponerse en forma, ¿qué recomienda a esas mamás?
Contra la prescripción médica poco se puede hacer más allá de cuidar muy bien la alimentación y realizar el ejercicio que prescriba el doctor o doctora. A veces hay que saber esperar.

Son muchas las partes que hemos de tener en cuenta tras el parto, también el suelo pélvico. ¿Qué recomienda para prestar atención también a esta zona?
Recomendaría a todas las mujeres que realizasen ejercicios de suelo pélvico hayan sido o no mamás; pero a las que sí, especialmente. De esta manera, el cuerpo se recupera antes, mejorando aspectos como la sexualidad o la propia continencia.
Bien lo pueden hacer con los ejercicios de Kegel, que consisten en contracciones controladas del suelo pélvico, o con pesos: sí, hay pesas para trabajar el suelo pélvico, se introducen en la vagina y con la fuerza muscular hay que retenerlos.

El pecho es una de las zonas más ‘damnificadas’ tras la llegada de un bebé. ¿Cuáles son las claves para ponerlo en forma de nuevo?
Es la zona que viene más determinada por la genética, por supuesto intervienen factores como la duración del periodo de lactancia, pero la verdad es que poco se puede hacer con el ejercicio para recuperar la forma del pecho. Unos ejercicios pectorales van a tonificar la musculatura, pero no pueden actuar sobre las glándulas, que son las realmente implicadas en este proceso.

¿Hay algún ejercicio que conviene evitar en estos primeros meses?
Sobre todo los primeros días los ejercicios con impactos, saltos, carreras, etc, y también aquellos en los que la presión abdominal aumenta mucho, como por ejemplo los típicos abdominales.

¿Solo con ejercicio y dieta se puede recuperar la figura o hay que recurrir a tratamientos cosméticos?
No es lo mismo un primer embarazo en una mujer de 20 años que un cuarto embarazo en una mujer de 40. Seguramente la primera quedará prácticamente igual después del parto que antes, mientras que la segunda tendrá más problemas para recuperar su figura.
Otro factor determinante es la propia genética, por ejemplo, una piel más elástica puede volver a su lugar original sin estrías ni distensiones, mientras que hay pieles que son menos elásticas y sí necesitarán tratamientos para recuperar las formas originales.

Más sobre