Lo que Bella Hadid echa de menos de su físico a los 17 años es...

La modelo comparte una imagen de adolescente en la que recuerda su melena con mucha nostalgia

Antes del parón por la pandemia, Bella Hadid era una de las modelos con más éxito de su generación y, aunque continúa como una de las favoritas de diseñadores y fotógrafos, su ritmo de vida en el que viajaba de una punta del mundo a la contraria en cuestión de días ya no es el que era. Uno de los pros que habrá notado la top durante este paréntesis obligado es que su cabello ha descansado de las continuas sesiones de peluquería y de los cambios de look extremos, y es que, Bella ha confesado muchas veces que su pelo es muy fino y que esa es la razón por la que suele apostar por recogidos ultra pulidos en lugar de llevarlo suelto. Sin embargo, hubo un tiempo en el que no era así y su melena era mucho más fuerte que ahora. ¿La prueba? Una foto de adolescente que la californiana ha compartido con sus seguidores. 

bella-hadid-pelo-largoVER GALERÍA

-Por qué los zumos quemagrasas de las modelos también son buenos para la piel

Sobre esta instantánea en blanco y negro de sus comienzos como modelo a los 17 años, Bella ha escrito un nostálgico "My hair" (traducido como "Mi pelo") seguido por un emoticono de una cara triste. No es la primera vez que la celebrity habla de los problemas que tiene con sus mechones, de los que confiesa que son tan finos que cuando lo lleva al natural prefiere los recogidos pulidos con los que no se nota la falta de densidad. Como consecuencia, es toda una experta en trucos para tapar cualquier zona más despoblada del cuero cabelludo y uno de ellos consiste en difuminar una sombra de ojos lo más parecida posible al color del propio cabello sobre las raíces. 

Sin embargo, esta foto es la prueba de que antes de que su carrera alcanzara tal nivel de éxito, la benjamina de las Hadid tenía 'pelazo'. ¿Habrá sido el ritmo frenético de su vida antes de la pandemia el 'culpable' de la caída? "El estilo de vida y las rutinas de nuestro día a día afectan directamente a la salud capilar. Aunque el efluvio telógeno propio del otoño es algo natural y reversible, conviene que este año prestemos también atención a otros muchos factores, como es el estrés, la alimentación o unos malos hábitos de cuidado del pelo para evitar que su pérdida se acreciente", explica la Dr. María Sánchez, E-Health Medical Manager de Cigna España. 

bella-hadid-peloVER GALERÍA

-Haz esto antes de lavarte el pelo para tenerlo precioso (y sin encrespamiento)

Como consejos para frenar la caída, el equipo médico de Cigna apunta a uno de los más importantes para lograrlo: "La única forma de combatir el estrés y sus consecuencias en la caída incontrolada de cabello es aprender a gestionar las emociones. Para conseguirlo se pueden aplicar distintas pautas: procurar llevar una rutina más o menos planificada, evitar la sobresaturación informativa o tratar de mantener el contacto con familiares, amigos y compañeros, compartiendo con ellos nuestra situación emocional", revelan los expertos, quienes añaden que "también es muy útil poner en práctica algunas técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración controlada o diafragmática, la denominada 'visualización positiva' o las sesiones de relajación muscular progresiva".

¿Otra recomendación con la que reforzar la melena? Desde Cigna señalan al momento del lavado como fundamental para revitalizarla: "Para lograr un cabello sano y fuerte, es necesario elegir champús, acondicionadores o mascarillas adaptados al tipo de pelo -seco, graso, mixto, grueso, delgado, rizado, lacio, ondulado...-, con un PH neutro, propiedades fortificantes y sin parabenos, colorantes o parafinas, para evitar que el cabello se dañe. La clave es que el cuero cabelludo esté siempre convenientemente nutrido e hidratado", concluyen los especialistas. 

Más sobre