'Ginger hair': Andrea Duro estrena nuevo color en su melena

La actriz ha sorprendido a sus seguidores cambiando de look y apostando por uno de los tonos tendencia del otoño

El otoño es un buen momento para renovar nuestro look. Son muchas las celebrities que han aprovechado para darle un nuevo aire a su cabello aprovechando esta nueva temporada. Y la última ha sido Andrea Duro, quien no ha dudado en poner una nota de color -dicho sea de paso, muy otoñal- en su pelo. Así, la actriz sorprendía con el nuevo tono de su cabello, tal y como hemos podido comprobar en una imagen compartida por el salón de peluquería responsable de dicho cambio de look. "La actriz de cine Andrea Duro aterriza en nuestro salón ¡para hacer un cambio de look! Ginger hair será el nuevo color de su melena para este invierno", explicaban los expertos de Anara by Ana Lérida junto con una imagen de la nueva melena de la artista, que se suma así a las tonalidades cobrizas que tanto se llevan. 

Andrea Duro cambio de lookVER GALERÍA

Lee también: Averigua cuál es la técnica de coloración que mejor resalta tu tono de pelo

En la imagen, podemos ver a la intérprete madrileña con su melena larga y suelta, con mucho movimiento de medios a puntas y flequillo abierto en cortina -otro de los cortes que son tendencia esta temporada-, estrenando su nueva tonalidad, dejando atrás su melena castaña oscura y optando por los matices rojizos tan favorecedores. Sus fans no han tardado en reaccionar y parecen estar encantados con el cambio. "Woow. Brutal, ¡qué color! Me encanta el cambio", "Vaya cambio más impresionante, ¡estás guapísima!", "Qué maravilla" o "Qué color tan bonito" son algunos de los comentarios que ha podido leer de sus seguidores. La estilista Ana Lérida le realizó a la actriz en su salón barcelonés la técnica balayage ginger, y unos reflejos cobre con unas mechas barridas, para conseguir este look tan favorecedor.

Andrea Duro cambio de lookVER GALERÍA

Se suma así a uno de los tonos estrella del otoño, el ginger, una “tonalidad multidimensional que añade luz y calidez al rostro”, explica Eduardo Sánchez. “Se trata de un tono caoba con matices cobrizos y no tan dorados como los que se han llevado hasta ahora. Un color con efecto 3D que proporciona movimiento y ligereza”, nos cuenta el director de Maison Eduardo Sánchez. Eso sí, es un tono exigente en su mantenimiento, pues se pierde con facilidad y hay que retocarlo como máximo cada cuatro semanas en opinión de los expertos. 

Más sobre