Lo dice la ciencia: las arrugas causadas por estrés sí se pueden combatir

Gracias a los últimos avances en investigación y a la neurociencia, Shiseido ha desarrollado una línea antiedad pionera

El estrés es uno de los males del siglo XXI. Según un informe avalado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, 9 de cada 10 españoles aseguran haberse sentido así a lo largo del último año y 4 de cada 10 lo han hecho de forma frecuente. ¿Las consecuencias? Muchas. Problemas de sueño, de alimentación… y sí, también la aparición de arrugas. Sin embargo, estas líneas de expresión y signos de envejecimiento tienen solución. Shiseido lleva tiempo colaborando con el Cutaneous Biology Research Center (CBRC) del Massachussetts General Hospital, que forma parte de la escuela de Medicina de Harvard, para tratar de comprender las interacciones entre cerebro y piel. Y es que el laboratorio cosmético, siempre a la vanguardia en investigación, ha ampliado su línea de productos antiarrugas Benefiance Wrinkle Smoothing  con nuevos productos que combinan las últimas innovaciones antiedad con avances científicos.

shiseido-2zVER GALERÍA

Para combatir todos estos signos causados tanto por factores externos como por la edad, Shiseido desarrolló Benefiance Wrinkle Smoothing, el experto absoluto antiarrugas de Shiseido que acelera la regeneración de la piel gracias a la tecnología de segunda generación Reneura Technology ++TM. Ahora, la firma cosmética amplia su familia con tres nuevos productos que, además de favorecer este proceso, reparan las arrugas y las líneas de expresión y bloquean la formación de nuevas arrugas. Un serum, una emulsión y un contorno de ojos.

Uno de los productos más revolucionarios de Shiseido es Wrinkle Smoothing Eye Cream (81 euros) un tratamiento experto en mejorar el contorno de ojos. Además de proporcionar hidratación a la zona, su fórmula ayuda a mejorar de forma rápida y eficaz 6 tipos de arrugas, incluidas las provocadas por el estrés. Este cosmético incorpora Reneura Technology ++TM para mejorar la transmisión de información de la piel; Aqua Peptide, que hace la piel más resistente a los pliegues originados por las expresiones faciales; KOMBU-Bounce Complex, para estimular la producción de colágeno; extracto de pimpinela, que activa las células musculares; entre otros muchos ingredientes activos que mejoran visiblemente el aspecto de la mirada.

shiseido-1zVER GALERÍA

Wrinkle Smoothing Contour Serum (110 euros) es un serum antiarrugas que restaura la piel desde el interior y lo convierte en el experto antiarrugas absoluto de Shiseido. Su acción rápida, unida a la tecnología que incorpora esta línea y a los ingredientes elegidos para completar su fórmula, lo convierten en el mejor aliado para conseguir una piel más firme y elástica. Y es que Shiseido ha conseguido una tecnología tal, que permite estabilizar y encapsular el retinol para que llegue a las capas más profundas de la piel. Un avance que convierte este serum uno de los que tienen mayor concentración de retinol del mercado. Pero si lo que buscas es un cosmético que, además de rellenar las arrugas, hidrate intensamente la piel, la proteja frente a los rayos UV, la contaminación y el polen, es imprescindible hablar de Wrinkle Smoothing Day Emulsion SPF20 (100 euros). Una emulsión antiarrugas suave y sedosa que hace que la piel responda mejor a los beneficios antienvejecimiento del tratamiento consiguiendo un aspecto más joven y además protege la piel de los agresores diarios.

Y es que gracias a sus estudios, Shiseido ha descubierto que la conexión entre la piel y las emociones es compleja. Este órgano, el más grande del cuerpo humano, actúa como un gran detector de información, capaz de dar respuesta a todos los estímulos que recibe. Un trabajo que la relaciona directamente con el sistema nervioso, el sistema inmunológico y el sistema endocrino. Por eso es importante que haya un equilibrio entre todos estos elementos para que la piel siga estando sana y bonita. Sin embargo, factores como el estrés rompen esa armonía. Por no hablar del paso del tiempo. A partir de los 30 años, las conexiones se debilitan y las respuestas se vuelven más lentas y menos sensibles. El resultado es la aparición de arrugas, pérdida de luminosidad o descolgamiento.

Más sobre