Los mejores trucos de maquillador para que el corrector de ojeras dure todo el día

Cómo elegirlo, cómo aplicarlo... Los expertos nos resumen todas las claves para sacar el máximo partido a este producto tan útil

Es tu mejor arma cuando has dormido poco una (o varias) noches. Las temidas ojeras aparecen y hay que buscar solución para acabar con esas antiestéticas marcas oscuras que se apoderan de nuestra mirada. Es el momento de recurrir al corrector. “Siempre quedan muchas dudas de cómo usarlo y aumentar su duración", nos cuenta la maquilladora Eva Escolano. Hemos hablado con varios expertos para que nos cuenten sus tips para conseguir, sobre todo, que este producto aguante el mayor tiempo posible. "Es importante a la hora de elegir el corrector no solo el tono, sino también la adaptabilidad y si es cubriente o no”, explica la maquilladora, quien añade un punto de partida: determinar si estamos realmente ante una ojera oscura o simplemente es apenas un tono apagado por nuestra forma de ojo. Si es el segundo caso, “seguramente con utilizar base de maquillaje podrás cubrirlo, y no hace falta aplicar más producto, pues con eso lo único que hacemos es sobrecargar esa piel tan fina de alrededor de los ojos”.

elie-saabVER GALERÍA

Shopping: Seleccionamos los correctores más duraderos

La hidratación de la zona, fundamental

En cualquier caso, hay que partir de los cuidados previos de una zona con una piel tan delicada como la del contorno de los ojos. “Lo primero de todo es tener la zona bien preparada. De hecho, si es muy seca, no dudes en aplicar unas gotas de Hydratouch Oil Primer. Una gota, caliéntala con la yema de los dedos y desliza con un suave masaje con movimientos circulares por el hueso orbital”, nos cuenta Silvia Pellissa, maquilladora de la firma NYX en España. Coincide en la importancia de la hidratación de esta zona el maquillador Gabriel Llano: “Una de las cosas más importantes es tratar bien la zona de la ojera, para que con la hidratación consigamos que no se nos llegue a cuartear el producto. Otra cosa importante es usar productos que sean bastante acuosos, porque si no, a la larga, es bastante probable que esto suceda. Es una zona en la que lo que buscamos siempre es naturalidad. En el momento en el que eso se empieza a cuartear, el maquillaje se echa a perder”. ¿Y cómo podemos conseguir ese plus de hidratación? “Recomiendo que por la noche utilices una crema de contorno muy hidratante y por la mañana esta misma crema, pero en menor cantidad para que el párpado no quede demasiado graso a la hora de maquillarlo”, añade Eva Escolano.

¿Antes o después de la base?

Otra de las preguntas del millón es si aplicarlo antes o después de la base. Y cada experto tiene su propia experiencia. “Yo no recomiendo nunca aplicar el corrector antes de la base de maquillaje porque, como ya he dicho, en muchos casos no sería necesario. Además si lo aplicamos antes, seguramente al ponernos el maquillaje 'arrastraremos' el producto y finalmente no quedará nada del corrector. Una vez compruebas que tu ojera no se cubre con el fondo, aplica el corrector encima”, recomienda Eva Escolano. “Por otra parte, si lo que tienes es una ojera morada, muy marrón o rojiza, sí te recomiendo que utilices un corrector cubriente, pero muy hidratante para que no quede marcado a medida que pasan las horas en tus arruguitas de expresión”, explica la maquilladora.

ojeras-correctorVER GALERÍA

Cómo elegir el tono adecuado

Es otro de los grandes dilemas. “Para elegir el tono es mejor un tono más bajo que el color de tu piel y no obsesionarse con los tonos verdes, azules, etcétera, que al final se ven demasiado artificiales”, opina Eva Escolano. Mientras, para las ojeras muy oscuras, Gabriel Llano recomienda “los correctores que tiran más a naranja, en la zona del lagrimal, pues suelen ser los más indicados. Y en las zonas salientes, en la zona de la iluminación, lo mejor es usar correctores un poco más claros”.

Así debes aplicarlo

A la hora de aplicarlo, “prueba con un contorno en crema un tono por debajo de tu piel y aplícalo de forma triangular, esto es desde debajo del párpado inferior en forma de triángulo invertido hasta casi llegar a tu moflete, extendiéndolo suavemente”, nos recomienda Eva Escolano. Silvia Pellissa sugiere optar siempre por un concealer de larga duración. “Aplica poca cantidad en la zona del surco de la ojera a pequeños toques y difumina con una brocha pequeña hacia el exterior”, nos cuenta. 

blanca-padillaVER GALERÍA

Polvos para fijarlo, ¿sí o no?

En opinión de Eva Escolano, depende del tono de piel. “Si tu piel es seca, te recomiendo que no apliques polvos encima para fijarlos porque esto lo único a que contribuye es a marcar más las arrugas. Presionas suavemente con una esponjita para hacerlo penetrar y listo.  Si por el contrario tu piel es grasa, aplica un poco de polvo compacto también en tono claro con una brocha pequeña, quitando el exceso y pasándolo por encima para no sobrecargar”, nos cuenta. Silvia Pellissa también recomienda sellarlo con un polvo suelto extra fino, como CSWS Setting Powder, que sellará pero no aportará cobertura.

“Existen correctores cubrientes y a la vez hidratantes que puedes retocar a lo largo del día sin que se cargue la piel. No apliques nunca mucho corrector si tienes unas patas de gallo muy pronunciadas, solo difumina el sobrante hacia esta zona y será suficiente. Y si lo único que tienes más oscuro es la parte del lagrimal, olvida poner todo el contorno para no sobrecargar”, concluye Eva Escolano.

Más sobre

Read more