kourtney-kardashian-celulitis

Hay un ingrediente que Kourtney Kardashian nunca toma por miedo a la celulitis

La hermana mayor del 'Klan' mantiene una piel tersa gracias al ejercicio y a una dieta muy saludable en la que evita un 'veneno blanco'

A través de su Instagram, Kourtney Kardashian muestra a sus 73,9 millones de seguidores que su vida es un verano continuo. La temperatura privilegiada de Calabasas, la ciudad de Los Ángeles donde vive todo el Klan, es la razón por la que la celebrity aparece en muchas de sus publicaciones en bikini. En todas las instantáneas se puede apreciar que la madre de tres, que en dos meses cumplirá 40 años, se encuentra en plena forma y también que la celulitis no es un problema para ella. Kourtney se esfuerza mucho para mantener un físico espectacular y, aparte del ejercicio que repite 100 veces nada más despertarse, también evita a toda costa un ingrediente que está presente en muchas comidas cotidianas.

El azúcar es el ingrediente prohibido en la lista de la compra de Kourtney Kardashian, además de cualquier alimento dulce: “No te ayuda cuando necesitas energía para un entrenamiento, por ejemplo. Me hace tener más antojos de postre y noto que me sale más celulitis”, asegura la celebrity en su app personal. En lugar de bollería, bebidas carbonatadas o snacks poco saludables, ella elige alimentos mínimamente procesados y siempre opta por opciones orgánicas si tiene la posibilidad.

Además, toma un suplemento de colágeno nada más levantarse, con el estómago vacío. Esta proteína está presente en el organismo de forma natural pero, con el paso del tiempo, los niveles descienden y la piel se vuelve menos elástica y menos flexible. Cuando esto pasa, una de las consecuencias es que se pierde firmeza en los tejidos. Además de su dosis diaria de colágeno, Kourtney también toma bone broth, un caldo a base de huesos de animales y de cartílagos que también es rico en esta proteína y al que son fieles muchas celebrities como Halle Berry o Sienna Miller.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) el

Pero su gusto por los caldos no solo incluye el bone broth: “Me encantan las sopas frescas preparadas con espárragos, batatas o remolacha”, declara Kourtney, quien a pesar de renegar del azúcar siempre trata de encontrar alternativas para terminar sus comidas con un detalle dulce. Su receta favorita es el pudin de semillas de chía y matcha, dos superalimentos conocidos por sus propiedades saciantes y por acelerar el metabolismo lo que consigue que se quemen más calorías. Unos hábitos de vida saludables gracias a los que Kardashian se mantiene perfecta los doce meses del año.

Más sobre