margot-robbie-getty

La dieta emocional de Margot Robbie o cómo lograr un vientre plano más fácil

La nutricionista de la actriz destierra mitos tan arraigados como que la alimentación restrictiva y el ejercicio son los principales factores que influyen en la pérdida de peso

¿Qué pasaría si llegara una experta en nutrición que creyera firmemente que comer pollo a la plancha y piña no es el secreto de un vientre plano? Pues que la atención de todas aquellas mujeres que han probado numerosas dietas restrictivas ya la ha ganado. Se llama Dana James, es la experta en la que confían Margot Robbie y muchas modelos de Victoria’s Secret y acaba de escribir un libro en el que explica su revolucionario método: ‘The Archetype Diet: Reclaim your self-worth and change the shape of your body’ ('La Dieta Arquetipo: Recupera tu autoestima y cambia la forma de tu cuerpo'), en el que relaciona cuatro tipos de mujeres con cuatro dietas diferentes en las que las emociones y la seguridad en una misma juegan un papel fundamental.

Lo primero que deja claro James al portal especializado Mbghealth es que sus doce años de experiencia pasando consulta le han servido para convencerse de que perder peso es una tarea en la que se deben tener en cuenta muchos más factores que la dieta y el ejercicio; las hormonas, la calidad del sueño, la flora intestinal o las emociones no expresadas son también decisivas en el éxito (o el fracaso) de un plan de alimentación. Una compleja ecuación que podría ser la solución para aquellas que lo han probado todo sin conseguir los resultados esperados.

 

Una publicación compartida de @margotrobbie el

Hormonas: más allá del tiroides
Dana explica que cuando se aumenta repentinamente de peso, se suele pensar que el problema se encuentra en el tiroides y las hormonas que segrega esta glándula. Sin embargo, existen muchas más hormonas que pueden interferir con un cuerpo de aspecto saludable, como los estrógenos (para regularlos recomienda tomar vegetales crucíferos a diario), la insulina (para la que los carbohidratos son el enemigo) o el cortisol (también conocido como hormona del estés y para el que unos minutos de meditación serán clave).

Emociones no expresadas
Una de las claves de este método es su estrecha relación con el estado emocional de cada persona. A veces, una pelea con la pareja, un trauma de la infancia o relaciones tensas con un algún miembro de la familia pueden desencadenar descontrol en la ingesta de alimentos. El consejo de la nutricionista es expresar cualquier emoción bloqueada y desterrar las palabras vergüenza y culpa del vocabulario para siempre.

Flora intestinal
Según un estudio del Instituto de Medicina de Estados Unidos, una flora intestinal irregular puede ralentizar la pérdida de peso, causar estreñimiento y alterar el apetito. Tratar el problema cuanto antes es otro de los consejos de James para equilibrar el sistema digestivo y evitar la sensación de hinchazón constante. La visita a un especialista es decisiva para decidir con qué método abarcar el problema. 

Por último, la falta de sueño, la inflamación del sistema digestivo y determinadas medicaciones también pueden provocar que el cuerpo no pierda (o mantenga) peso como debería. Toda su teoría se resume en cuatro arquetipos diferentes de mujeres. Las Wonder Woman serían aquellas que se definen por sus logros; las mujeres Etéreas, quienes valoran sobre todo la creatividad; las Femme Fatale, las que buscan resaltar su atractivo físico; y las Cuidadoras, quienes tienen como principal capacidad dar y amar. Cada tipo de mujer lo relaciona con un cuerpo y con una serie de alimentos que le sientan bien y a los que debería adaptar su dieta. Una forma de realizar un régimen a medida y de desterrar la creencia de que ingerir menos calorías es la única clave en la pérdida de peso.

Más sobre