Miranda-Kerr_t

Las infusiones de moda, a examen: ¿son realmente efectivas?

Té de kudzu, kombucha, limonada de jarabe de arce... pros y contras de algunas de las bebidas saludables más buscadas

Las bebidas healthy copan la red. Si te decides a darte una vuelta buscando opciones, seguro que encuentras decenas de infusiones, zumos o aguas, en muchas ocasiones prescritas por las propias celebrities e influencers en sus redes sociales, que no dudan en alabar las propiedades de las mismas. Pero nos hemos planteado con la ayuda de la farmacéutica y colaboradora de HOLA.com, Meritxell Martí, si son tan saludables y efectivas, cuáles son sus pros y sus contras y, además, si las puede tomar todo el mundo. ¡Toma nota!

Lee también: Adelgazantes, 'detox', relajantes... Un objetivo, una infusión

1. Propiedades 'detox' para perder peso

-Limonada de jarabe de arce. Estamos ante una de las bebidas más conocidas para perder peso y que más seguidores en la red tiene. Tanto, que es la base de un plan detox conocido como The master cleanse. Se trata de una bebida con: 2 cucharadas de zumo de limón o el zumo de medio limón, 2 cucharadas de sirope de arce, pimienta de cayena al gusto, una pizca de sal y un vaso de agua (para una toma). Si bien es una bebida que puede ayudarnos a adelgazar, también es muy restrictiva y carente totalmente de muchos de los nutrientes que necesitamos. “Solo la aconsejaría para un día de ayuno absoluto. No es recomendable estar solo a base de esta bebida”, explica Meritxell.

-Vinagre de manzana. Ayuda a reducir el azúcar sanguíneo y a mejorar la pérdida de peso. Esta bebida la suelen recomendar para perder peso, pero también ayuda a mejorar la circulación sanguínea.  Es una buena opción para mejorar la hidratación del organismo y disminuir la retención de líquidos. Lo más importante, según indican las personas que lo toman, es que ayuda a disminuir los niveles de azúcar sanguíneo, lo que además de ayudar a adelgazar va a prevenir la destrucción de las fibras de colágeno. Para prepararlo hay que mezclar un vaso de agua, añadir dos cucharadas de vinagre de manzana y beber antes de cada comida. Otra opción de preparación es la tisana de vinagre de manzana, en la que se añade a un vaso de agua hirviendo dos cucharadas de vinagre de manzana y una de miel, se deja enfriar y se bebe templado. ¿Qué puede tener de negativo? Estamos ante una bebida ácida, que puede provocar a la larga problemas digestivos si se toma durante largos periodos de tiempo. Además, hace disminuir los niveles de potasio, por lo que sería totalmente incompatible en las personas que sufren osteoporosis. Ten en cuenta, además, que el vinagre de manzana puede interactuar con fármacos como diuréticos, laxantes y alguna medicina para la hipertensión o diabetes. 

-Té de jengibre. Los componentes naturales del jengibre ayudan a mejorar la digestión, y una digestión rápida va a ayudar a disminuir la flatulencia del estómago y así la hinchazón. Ayuda a estimular el metabolismo y con ello el consumo de calorías. Su preparación es muy sencilla: se corta un trocito de jengibre fresco de 5 cm o bien se usan 2 cucharaditas de jengibre seco, un litro de agua, 2 cucharadas de zumo de limón y una cucharadita de miel o de stevia. Se puede tomar hasta tres veces al día o antes de las comidas para sentirse saciado. Eso sí, hay que tener cuidado de no tomarlo durante mucho tiempo, porque muchas veces a la larga puede irritar el sistema digestivo e incluso provocar acidez de estómago.

2. Un extra de energía

-Agua de coco. Es muy rica en electrolitos como el potasio, y es altamente hidratante. Tanto que las modelos la toman todo el año. Se aconseja después de hacer ejercicio, para recuperar la hidratación perdida. Su desventaja es que es un agua muy rica en calorías y carbohidratos, por lo que si la bebemos después de hacer deporte va a aportar azúcar extra y con ello energía extra que no necesitamos una vez terminado el ejercicio, sino antes.

-Zumo de remolacha. Tiene alto contenido en nitratos y es altamente energética. Estos nitratos se convierten en óxido nítrico, actuando como vasodilatadores y mejorando el aporte de oxígeno a las células y, con ello, aportándonos más energía. Además, nos proporciona gran cantidad de nutrientes como vitaminas y minerales, tales como el magnesio, sodio, potasio y un importante contenido en vitamina C. Eso sí, ten en cuenta que beber mucho contenido de zumo de remolacha puede provocar piedras renales. 

3. Buenas para tus defensas

-Té kombucha. Se trata de un te negro fermentado gracias a la acción de las levaduras y la presencia de azúcar. Es un buena bebida para mejorar el sistema inmunitario gracias a su alto contenido en probióticos. Mejora la digestión, tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B, e igualmente tiene efectos detox. Sin embargo, un exceso de esta bebida puede provocar un aumento de ácido láctico, lo cual puede afectar a la musculatura, y también al sistema digestivo en forma de acidez.

-Agua de pepino. Esta bebida diurética ayuda a hidratar la piel, gracias al alto contenido de minerales como el magnesio y el potasio. Es agua de Ph alcalino, lo que ayuda a mejorar las defensas y disminuir la inflamación, y evitar infecciones como las urinarias. Este efecto en la diuresis puede ser peligroso sobre todo en embarazadas.

4. Infusiones de belleza

-Té verde. "Es la 'reina' de las bebidas antioxidantes, la que mas búsquedas provoca en internet y una de las que todo el mundo habla", nos cuenta Meritxell Martí. Tiene un alto contenido en catequinas, un tipo de flavonoides que ayudan a proteger la piel de los rayos UV y de las quemaduras solares. Y gracias al poder antioxidante, ayuda a captar radicales libres que van a provocar la destrucción de las fibras de colágeno, y además disminuye la inflamación y la rojez cutánea provocada por el sol. Un truco: si al té verde le añadimos col rizada (el famoso kale), es mucho más efectivo, ya que ésta tiene un alto contenido de vitamina A, que ayuda a mejorar la renovación celular. Además destaca su contenido en vitamina C y cobre. Una de sus pegas es que el té verde suele llevar cafeína, por lo que puede causar nerviosismo. Puede provocar también excesiva acidez de estómago y estreñimiento. Tomar exceso de té verde puede interferir en la absorción del hierro y el acido fólico, e igualmente puede provocar la pérdida de calcio.

-Té de kudzu. Se trata de la bebida del extracto de las raíces de la Pueraria Lobata, una planta originaria de Asia, de la que principalmente se utilizan las raíces. Uno de sus principales usos es el de mitigar los efectos negativos del alcohol en el organismo (en pocas palabras, la conocida resaca), al neutralizar los aldehídos de las bebidas alcohólicas. También es rico en antioxidantes y ayuda a combatir los síntomas de la menopausia, como pueden ser los sofocos. Para preparar el agua de kudzu simplemente se debe añadir dos cucharaditas del almidón de la raíz a agua caliente, se puede añadir igualmente a otros tipos de té. Eso sí, debemos tener en cuenta que puede interferir en la efectividad de la píldora anticonceptiva debido a su alto contenido en fitoestrógenos y en la coagulación de la sangre si se toma en demasiada cantidad.

-Zumo de zanahorias. Son ricas en carotenos, precursor de la vitamina A, y a la vez ayudan a estimular la melanina para protegernos del sol. Todo esto lo convierte en un zumo antioxidante y el mejor para dar glow a la piel, un tono bronceado de forma natural. Además, la vitamina C y A estimulan la producción de colágeno. Se pueden hacer variedades, por ejemplo añadiendo zumo de limón y jengibre o limón y manzana verde, que además aportará fibra. Ten en cuenta que la zanahoria en mucha cantidad es algo astringente, por lo que en algunos casos puede provocar estreñimiento.

Más sobre

Read more