Lavarse la cara hasta tres veces al día: ¿acierta Kendall Jenner con ritual anti-imperfecciones?

La modelo reconoce que sigue esta rutina de belleza a diario pero según los expertos hay que ser cuidadosas para no crear un 'efecto rebote'

Su piel es uno de sus caballos de batalla. No hay duda de que Kendall Jenner tiene que cuidar al máximo su cutis para conseguir vencer las molestas imperfecciones en forma de granitos y acné que en ocasiones la acompañan. Y, cosméticos al margen, podemos decir que en su rutina beauty, nunca se salta un paso, fundamental, y que se convierte en la base de una piel sana: la limpieza. La clave de Kendall es lavarse bien la piel del rostro, tal y como recoge la revista Byrdie.

“Soy muy práctica y algo perezosa con mi rutina de belleza. Pero sí que siempre he sido muy obsesiva con el tema de lavar mi cara, antes incluso de empezar en el mundo de la moda. Pero ahora más aún, porque tengo que usar mucho maquillaje todo el tiempo. Me lavo la cara al menos dos o tres veces al día”, ha explicado.

Lee también: Por si no lo sabías, te lo confirmamos: Kendall y Kylie Jenner también son humanas

Y aún tenemos algún dato más, según Allure, usa Clean, una limpiador natural formulada por su dermatóloga, Christie Kidd,  quien se encarga también del cuidado de la piel de su hermana Kylie. Y que coincide con la modelo en recomendar el menos es más: “Cuantos menos productos en tu baño, será mejor para tu piel”, ha declarado en alguna ocasión, recomendando un limpiador, protección solar e hidratante como básicos.

¿Se puede limpiar la piel en exceso?

Una medida sencilla, pero que hay que realizar con cuidado, porque un exceso de limpieza puede ser contraproducente, y es que puede causar irritación o piel seca, puede causarse un desequilibrio en el PH, y en el caso concreto de las pieles grasas, se puede producir incluso provocar un efecto rebote, causando la aparición de más granitos. Los dermatólogos de La Roche Posay explican que la piel siempre reacciona de la manera contraria a lo que queremos: cuanta más energía pongamos en la eliminación del sebo, más sebo va a producir la piel para reponerlo. Así que es importante el uso de productos formulados para este tipo de piel, y además recomiendan limpiar suavemente, sin irritarla, por la mañana y por la noche

Lee también: Los dos trucos exprés de Kendall Jenner para eliminar las ojeras

Una limpieza extra si haces deporte

Coincide con esa idea Leticia Carrera, directora del Centro Felicidad Carrera. “Nosotros sugerimos limpiar la piel dos veces al día, con eso es más que suficiente: por la noche para retirar contaminación, polvo, maquillaje, protectores solares y los productos aplicados durante el día y por el día para retirar los productos de noche y el sudor. La limpieza debe ser corta y sin frotar, con agua templada o, incluso, con limpiadores que no precisan aclarado. El exceso de agua daña el manto lipídico de la piel", nos dice, y añade un dato que tienes que tener en cuenta: "Solo habría que hacer otro lavado facial extra si hacemos deporte, yoga o cualquier actividad que altere el estado habitual de la piel; en ese caso, se haría otra rutina de lavado más hidratación, como la de la mañana y la noche”.

Y hay que elegir el producto adecuado, como nos cuenta Pedro Catalá, farmacéutico y creador de Twelve Beauty: "El proceso de limpieza en sí supone un estrés para la piel debido a su acción mecánica (fricción). La elección del producto de limpieza es clave para garantizar una piel saludable. Tiene que tener un pH alrededor de 5 y aceites clave idénticos a los lípidos de la piel para minimizar el efecto agresivo de este proceso. Entiendo que hay maquillajes más 'rebeldes' y que se necesita un producto especifico para determinadas zonas, como por ejemplo un máscara en los ojos o un pintalabios resistente al agua, pero nunca debemos de limpiar dos veces la misma zona", nos cuenta.

Más sobre