Julia Roberts vuelve al pelirrojo que la convirtió en icono

La actriz de 'Pretty Woman' nos sorprende dejando atrás su melena rubia

Vuelta a los orígenes. Julia Roberts regresa al color de pelo con el que la recordamos: su melena pelirroja. Tras una temporada en la que la actriz de Pretty Woman se había decantado por matices de una base en tono rubio, ahora ha dado un giro a su imagen y vuelve a su tono de matiz cobrizo intenso.

Lee también: El inesperado truco casero de Julia Roberts para mantener su piel hidratada a los 50

La importancia de los retoques

Pudimos ver su nuevo color de pelo en unas imágenes durante una jornada en Westchester, con motivo del rodaje de su nuevo proyecto Ben is Back. Un tono que marca el contraste perfecto con su piel y con mucha personalidad, que condiciona el resto de la imagen. "Para mí es primordial tener una piel clara y ser muy estricta en los retoques, una pelirroja con raíz no es nada glamuroso, si no vas a ir a retocar tu color cada 3-4 semanas es mejor elegir otra coloración”, nos explica María Baras, directora creativa de Cheska, que añade: “Si quieres ese cobrizo intenso, brillante y maravilloso como el de las actrices exige constancia, pero si no vas a ser contante también hacemos pelirrojos mas suaves en degrade, que no sea tinte o baño de color sino reflejos, velos y babylights, otra coloración que queda más natural y es menos sacrificada”. En esta ocasión, la actriz, eso sí, no lleva los rizos marcados de su icónico peinado en la película de 1990.

 

No hay duda de que la actriz es una de las más camaleónicas de Hollywood, y la hemos visto lucir su melena con una amplísima variedad de tonalidades. Lo que no tenemos claro es si se trata de un cambio temporal, que se deba tan solo a exigencias del guion o si le convencerá su nuevo tono y lo mantendrá. ¡El tiempo dirá!

Más sobre