Kim Kardashian lo confiesa: tardó 13 horas en conseguir su rubio soñado

La 'socialité' lamenta el duro y largo proceso de mantenimiento de su nuevo color de pelo

Si estás pensando en cambiar de forma radical el color de tu pelo, párate a pensarlo por unos minutos. O al menos tienes que saber lo que opina toda una experta en estos cambios, Kim Kardashian. Y es que no es solo cuestión de acostumbrarse al nuevo tono de rubio, sino saber que el proceso de mantenimiento del mismo lleva su tiempo... ¡mucho! 13 horas nada más y nada menos según la socialité

Dedicar horas para no dañar la melena

Según ha compartido la propia Kim en su cuenta de Twitter, ese es el tiempo que le dedica a su nueva melena platino: “Pasé los últimos días decolorando mis raíces (lo hacemos en varias etapas para que no se rompa). Dios mío, 13 horas y sigo. Este rubio necesita mucho mantenimiento”. Esta es la manera de evitar que el pelo sufra, por lo que la mayor del clan de las Kardashian no duda en darle tono a sus raíces -su melena es morena- de forma gradual y así consigue cuidarla al máximo.

Tal vez precisamente este duro proceso de mantenimiento sea el responsable de que incluso haya decidido apostar por el lob, dejando atrás su melena extra larga. Eso sí, al parecer, Kim no tiene claro si va a continuar por mucho tiempo con este tono y admitió que le cuesta asumir este 'sacrificio'. Así se lo hacía saber a su estilista, Chris Appleton: “Te amo, pero me estoy cansando de esto”, agregó en sus redes.
 

El cambio de look de Kim tuvo un proceso difícil desde el comienzo, pues para aclarar su pelo -el cual es negro oscuro por naturaleza-, la socialité pasó más de 17 horas. "Estaba asustada por si mi pelo se dañaba. La primera fase duró unas 12 horas. Definitivamente nos tomamos nuestro tiempo para que no se maltratara. Luego hicimos otra sesión de 5 horas. Al final, valió la pena", comentó la famosa a PeopleStyle tras estrenar su nuevo tono. 

Más sobre