Su colorista confiesa: Selena Gomez tardó 9 horas en convertirse en rubia

Si eres morena y quieres pasarte al 'Nirvana Blonde' vas a necesitar mucha paciencia

Las celebrities lo hacen a menudo: cambian el color de su melena, pasando del moreno al rubio de un día para otro. La última ha sido Selena Gomez. Como te contábamos, la modelo ha decidido darle un giro al tono de su cabello y ha sido, como casi siempre, un trabajo de coloración laborioso, tal y como ha contado la propia colorista Riawna Capri, artífice del cambio.

Trabajó en el cambio de tono con el que la cantante nos sorprendió en la alfombra roja de los AMA junto con Nikki Lee. Y lo hizo siendo consciente de que no van a ser pocas las clientas que decidan pasar por los salones de peluquería, el suyo incluido, para solicitar ese tono al que ella misma ha bautizado como Nirvana Blonde, un rubio cálido que deja las raíces vistas. Por eso ha publicado una curiosa imagen en su cuenta de Instagram dirigida precisamente a los coloristas, consciente de que el nuevo rubio de Selena será uno de los más demandados. Y es que ¿quién no ha acudido con una foto de una celebrity a una peluquería con el objetivo de conseguir su corte o su color? Así, cuenta que el cambio supuso una inversión de tiempo de 9 horas, cerca de 300 hojas de plata, 8 boles de blanqueador y dos estilistas trabajando simultáneamente. 

 

Un cambio que requiere paciencia

La peluquera cuenta también que fue un proceso largo y paciente, pero hecho en una sola sesión. "Cualquier cosa es posible en un día, sólo requiere tiempo, no hay otros clientes y es importante tener paciencia para mantener la integridad del cabello. Y a todos los clientes que lo deseen, espero que les expliquen el proceso un poco mejor para que ahora puedan ser MUY pacientes con su estilista", concluye la estilista.

Un color que requiere cuidados especiales

“Han trabajado un platino con matices fríos pero manteniendo alrededor de un centímetro de sus raíces oscuras naturales, incluyendo los baby hairs de la frente”, explica Natalie Iglesias, colorista de la Maison Eduardo Sánchez. “Se consigue un aire muy rockero y muy joven”, añade, corroborando que es un minucioso trabajo de color: "Debe ser un proceso lento para mantener el pelo lo más sano posible". Además, Natalie apunta que "dejar la raíz más oscura, incluyendo los diminutos pelillos de la frente y sienes (los llamados “baby hair”) aporta profundidad y un aire muy chic al cabello"

“Como es un tono que requiere dejar el cabello sin pigmentos, hay que extremar los cuidados en casa. Debe utilizarse un champú con pigmentos que ayude a conseguir el reflejo más beige e impedir que se torne amarillento; nutrir la melena en profundidad con mascarillas y aceites con la mayor frecuencia posible; y convertir el sérum en un básico porque además de brillo, también una nutrición intensiva a la fibra", nos cuenta Natalie. No dudamos de que Selena tuvo que ser muy paciente para conseguir este tono con el que la veremos a partir de ahora en sus apariciones y seguro que sus fans ya han tomado nota si quieren copiar su look.

Más sobre