hierbas

Superhierbas, ¿los nuevos superalimentos?

Mientras unas ayudan a combatir los problemas de acné, otras tienen fabulosas contra las ojeras... No pierdas de vista a estos cinco ingredientes

Mucho te hemos hablado de los superalimentos. Han llegado para quedarse y, si bien antes las semillas de chía, la kañiwa  o la cúrcuma no formaban parte de tu diccionario gastro, ahora puede ser que incluso formen parte de tu lista de la compra. Ahora, los expertos tienen los ojos puestos en las superhierbas. Estas cuentan con infinidad de propiedades que pueden traer muchos beneficios para el cuerpo humano, entre ellos, aliviar el estrés, ayudar a la digestión y fortificar el sistema inmunológico.

"Las hierbas aromáticas, del campo a la cocina y ¿por qué no utilizarlas en beneficio de nuestra belleza y salud?", señala la experta y colaboradora de Hola.com, Meritxell Martí. A diferencia de las especias, las hierbas aromáticas suelen usarse frescas y no necesitan ningún tipo de procesamiento. Seleccionamos el top 5 de estas hierbas para contarte cómo puedes sacar partido a estos (super) ingredientes. 

 

Una publicación compartida de Vanessa (@pursuit.of.health) el

 

1. La albahaca, el remedio natural contra el acné

Sí, la cocina italiana ha hecho de esta hierba una de las más conocidas, pero no solo, también en países como la India, donde es muy utilizada en medicina. Tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antisépticas.

-Es especialmente beneficiosa para el acné, gracias a su poder bactericida. ¿Cómo puedes sacarle partido? Usando, por ejemplo, como tónico una infusión fría de albahaca.

-También es útil para problemas de caspa: puedes hacer un licuado de las hojas en aceite de coco, con él masajeas la zona, lo dejas unos diez minutos y se lava el pelo.

-Puedes usarla en caso de picaduras de mosquito, pues puede ayudarte a evitarlas, además de calmar el picor y la inflamación. Basta con aplicar o restregar algunas hojas encima de las picaduras.

-Por último, también son una alternativa para rededucir el estrés, en este caso, masticando unas hojas de albahaca en los picos más estresantes o de mayor ansiedad.

2. El tomillo, el gran antioxidante de la despensa

Es una de las hierbas aromáticas más habituales, que usamos desde hace muchos años, de hecho, los egipcios ya la utilizaban para embalsamar las momias y los griegos en el incienso. Actualmente, parece imprescindible en algunos platos mediterráneos, pero además de usarla en la cocina tiene otras acciones beneficiosas para la salud.

-Uno de los componentes responsables de sus acciones es el timol, de propiedades desinfectantes y antiespasmódicas, además de cicatrizante y expectorante. Tiene un alto contenido en vitamina C, cobre, hierro y manganeso.

-Destacan también sus propiedades antioxidantes, gracias sus componentes fenólicos (la luteína, la zeaxantina y timonina), útiles para captar los radicales libres.

-Tal vez desconocías otro de sus usos, en enjuagues bucales, para ayudarnos a evitar los problemas de piorrea y otras infecciones bucales. Hay que preparar una infusión concentrada de tomillo.

-Y, por último, ayuda a mejorar el estado de ánimo, gracias a su alto contenido en vitamina B6.

 

Una publicación compartida de Karlie Kloss (@karliekloss) el

3. Ortiga, depurativa y diurética

Sí, huimos de ella cuando estamos en el campo para evitar la inevitable irritación por contacto con la piel, pero lo cierto es que nos encontramos ante una de las hierbas con más beneficios para nuestra salud y nuestra belleza. Usada desde la antigua Grecia, su uso es muy habitual en la cultura anglosajona, especialmente en la austriaca. Algunos de los componentes que contiene y que son beneficiosos son el ácido fórmico (es uno de los causantes de las picaduras en la piel al tocarlas), la histamina y la acetilcolina.

-Una de sus propiedades más conocidas es su capacidad antialérgica, tanto en casos de alergias locales como en los de alergia primaveral o al polen, pues bloquea los receptores histamínicos. Se suele aconsejar en homeopatía en forma de gránulos, se utilizan unas gotas de aceite esencial aplicado en muñecas, clavículas y en otros puntos específicamente activos en aromaterapia.

-Tiene una importante acción antiinflamatoria y analgésica, sobre todo en aquellos casos de problemas articulares, debido al paso de la edad, como puede ser la artrosis. 

-La ortiga tiene, además, un alto poder depurativo y diurético, pues ayuda a eliminar toxinas. Para ello, se puede tomar después de ser cocida. Al ser diurética, ayuda a disminuir la tensión arterial

 

Una publicación compartida de Rens Kroes (@renskroes) el

4. Perejil para borrar las ojeras

Esta hierba es tradicional del Mediterráneo, de hecho, Galeno e Hipócrates ya lo mencionaban en sus escritos, y se usa tanto en cocina e industria, como en medicina y belleza. “Es, tal vez, una de las mayores superhierbas”, nos cuenta Meritxell Martí. Su contenido en vitamina C le da gran capacidad antioxidante, la vitamina K mejora el problema de la coagulación de la sangre, y también destaca por su alto contenido en calcio, potasio, hierro, boro y flúor. Y además, no hay que olvidar su alto contenido en fibra y sobre todo en clorofila, la culpable del color verde intenso del perejil y responsable de sus acciones antisépticas y depurativas.

-Diurético y depurativo, se puede tomar el agua de cocción del perejil. Gracias a la vitamina K es de gran ayuda para aquellas mujeres que padecen dolores menstruales, y también es un buen regulador hormonal en la menopausia.

-Sí, el perejil puede convertirse en un buen aliado para disminuir las ojeras. ¿Cómo? Usando el agua de cocción de perejil impregnado en unas compresas y aplicándolas en los ojos.

-Otro de sus beneficios es a nivel digestivo. Se puede tomar a modo de infusión, pero además, comer o masticar las hojas de perejil ayuda a disminuir el problema de flatulencia y olor corporal, así como el mal aliento.

 

Una publicación compartida de elsa hosk (@hoskelsa) el

5. Centella asiática, la más 'antiaging' de las hierbas

Quizás la más exótica de todas las hierbas de las que te hablamos, de origen asiático y muy usada en la medicina tradicional hindú, la medicina ayurvédica y en la medicina tradicional china. Se conoce también como gotu kola.

Los componentes principales y activos de esta hierba -muy usada en cosmética- son las saponinas, pero también calcio, potasio, fósforo, betacarotenos, ácido ascórbico y riboflavina, entre otros.

-Conocemos las propiedades de esta hierba en la piel, como estimulante del riego sanguíneo, pero es que también estimula la producción de colágeno y los fibroblastos. Entre sus usos destaca su acción cicatrizante en la piel.

-Al tener gran capacidad regeneradora de la piel, no solo es beneficioso en cicatrices, sino también en quemaduras, estrías, psoriasis y dermatitis. Se suele incluir en muchas cremas y lociones.

-Se usa para mejorar la meditación en los amantes de prácticas como el yoga, y, de hecho, es considerada como una hierba espiritual, pues dicen que ayuda a mejorar el chakra que aporta la energía central en el centro de la cabeza. La medicina ayurvédica también la considera la más antiaging de las hierbas, mejorando el sistema inmune y ayudando a mejorar el sueño.

-Mejorar la memoria, las funciones cognitivas, el estado de ánimo, y es utilizada como antiestrés o antiansiedad. Meritxell nos explica que lo más sencillo es tomarla en forma de cápsulas.

Más sobre

Read more